01/10/2010 / 09:45
Hemeroteca


De Cospedal elige un público rural para poner sobre la mesa siete propuestas del PP


María Dolores de Cospedal, secretaria general del Partido Popular y presidenta regional de esta formación política, puso ayer sobre la mesa siete propuestas en materia de violencia de género durante la inauguración de una jornada de la Asociación de Familias y Mujeres del Medio Rural celebrada en Guadalajara. Entre ellas, De Cospedal abundó en la necesidad de crear más juzgados específicos para tratar esta lacra, más efectivos policiales o una modificación del Código Penal para endurecer las condenas a los maltratadores.
De Cospedal tiene tirón, cada vez más, y eso se notó ayer en el edificio Multidepartamental de la Universidad. Enfrente, agudizando la oreja para atender su discurso, la secretaria nacional del Partido Popular tenía una audiencia repleta, sin un asiento libre, y copada en su totalidad por mujeres. Los pocos varones de la sala, y de pie, o bien eran compañeros de partido, periodistas o los propios escoltas de De Cospedal.
La líder popular fue la elegida por la Asociación de Familias y Mujeres del Medio Rural (Afammer) para cortar la cinta inaugural a la jornada que bajo el título de La violencia de género: un problema de todos organizó ayer este colectivo a nivel nacional en Guadalajara, con cerca de 300 mujeres como partícipes y una serie de mesas redondas durante toda la mañana. Y María Dolores de Cospedal lo aprovechó para orar con un ataque frontal al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, intentando sacarle los colores con cifras de maltrato de género y, también, proponiendo hasta siete actuaciones concretas para luchar contra esta lacra.
De Cospedal considera “insuficiente” la legislación puesta en marcha por Zapatero para luchar contra la violencia de género, y para ello argumentó que continúa en ascenso la cifra de mujeres maltratadas en España –327 víctimas desde 2004–, aunque reconoció que también son más las féminas que se atreven a denunciar esta situación. “Hacen falta medidas urgentes y rápidas”. Fue entonces cuando la presidenta regional sacó la chistera y propuso siete. Entre ellas, De Cospedal citó la necesidad de crear más juzgados específicos contra la violencia de género –recordó que hoy en día solamente existe uno en toda la región, en Albacete–; un incremento de los efectivos de los Cuerpos y Seguridad del Estado destinados a este fin, como puede ser la protección a mujeres; un plan efectivo y ambicioso para reducir las altas tasas de paro femenino, de tal forma que ellas puedan independizarse económicamente del hombre; una reforma legislativa para que los que quebrante las órdenes de protección y alejamiento sean puestos de forma inmediata ante la Justicia; otra del Código Penal que no contemple como atenuante el consumo de alcohol o drogas del agresor; un plan específico para aquellas mujeres más vulnerables –con pocos recursos, discapacitadas o inmigrantes–; y una labor educativa temprana para los niños.
Posteriormente se celebraron las ponencias previstas antes de que el alcalde, Antonio Román, clausurara la jornada.


Román dio lectura a un manifiesto en el Ayuntamiento
En un acto institucional celebrado en la tarde de ayer en el salón de plenos, el Ayuntamiento capitalino quiso hacer su particular aportación a la cita de dando lectura a un manifiesto que leyó el propio alcalde, Antonio Román, ante representantes de asociaciones de mujeres y juveniles de la ciudad. El contenido del documento fue el siguiente: “1.- Que ningún ser humano debe ser objeto de violencia alguna. 2.- Que las diferencias entre hombres y mujeres no pueden generar violencia. Forman parte de la riqueza del ser humano. 3.- Que no hay excusa, ni motivo, ni justificación para un acto violento. Las bofetadas no tienen nunca un porqué: son un acto de cobardía e indignidad que tan sólo merecen el desprecio de la sociedad mediante su castigo. 4.- Que la violencia de género no es solamente un problema de las mujeres que lo sufren. Es un problema de toda la sociedad. Entre todos y todas debemos solucionarlo. Todos debemos hacer nuestro el desafío de erradicar la violencia de género. Todos podemos ayudar, con la denuncia, con el apoyo, con el respaldo, a las víctimas de violencia de género. Todos tenemos que ser contundentes con una forma de violencia que, en el fondo, es un atentado contra la sociedad, contra los derechos de la persona, contra la vida, la libertad y, sobre todo, contra la dignidad de la mujer. El Ayuntamiento de Guadalajara se reitera e insiste, una vez más, en la condena contundente de la violencia hacia las mujeres y en nuestro firme compromiso de seguir trabajando para su erradicación. Finalizamos este Manifiesto haciendo nuestras, las palabras de una excepcional mujer como fue Concepción Arenal: ‘El llanto es a veces el modo de expresar las cosas que no pueden decirse con palabras’”.


Tiempo: 0.1771 seg., Memoria Usada: 1.21 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2016
En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información