16/03/2017 / 09:47
Opta


Imagenes

La eliminatoria de Copa se decidirá en Guadalajara

El David Santamaría dictará sentencia y decidirá el nombre del equipo que pase a la Final a Ocho. En la ida, el Huesca ganó por 28-26, un resultado que se puede remontar este sábado.


La final a ocho de la Copa del Rey resulta un caramelo más que apetecible y las ganas de dejar encaminada una eliminatoria a 120 minutos consiguieron imponerse al buen balonmano en el Palacio de los Deportes de Huesca. Mucha tensión llevaron los focos a la pareja arbitral, que no convenció a unos ni a otros, aunque fue el Guadalajara el peor parado, ya que la crispación llevó a la grada a su entrenador, cuando todavía no se había pasado el ecuador del segundo acto. Todo esto sacó del encuentro a los alcarreños, haciéndoles desandar todo lo que habían avanzado tras la reanudación, cuando lograron ponerse por delante después de haberse ido cinco abajo en el descanso. No obstante, el 28-26 final deja mucha emoción para el duelo del próximo sábado en territorio alcarreño. 
 
Hasta ocho minutos tardó el Guadalajara en estrenar su marcador en el Palacio de los Deportes. Cada internada de los de César Montes se encontraba con el muro levantado por Gómez Lite en la meta del Bada Huesca, que contaba por aciertos todos sus ataques, para ponerse con un 6-0 en el luminoso antes de los diez primeros minutos de juego.
 
La buena actuación del guardameta oscense marcó la primera parte, ya que aunque la reacción del Guadalajara llegó, gracias al brazo de Márquez, que fue el primero en cogerle la medida a Gómez Lite. La brecha que habían abierto los de Nolasco, con Teixeira como principal artillero, permitió al conjunto de Huesca irse al descanso cinco arriba en el luminoso, con un 16-11. 
 
De manera totalmente opuesta al arranque de la primera parte, el inicio de la segunda fue morada. Un inspirado Lucas Benedito secundó a Márquez para batir a Gómez Lite y poner por delante a su equipo por primera vez, con un 18-19 en el siete de la segunda. El nuevo panorama elevó la tensión del choque, y una jugada de ataque del Guadalajara desembocó en una tangana que se resolvió con Márquez y el local Mira como excluidos. 
 
Una descoordinación en el banquillo alcarreño hizo que no se respetara la inferioridad, manteniendo a siete jugadores en la pista, obligando a parar el juego y llevando el pabellón a minutos de desconcierto con un 20-20 en el marcador.
 
Pese a que no se sancionó esta circunstancia, el Guadalajara perdió la enorme concentración que estaba demostrando, y minutos después Márquez era nuevamente excluido y César Montes se iba a la grada. Aprovechó la circunstancia para ponerse tres arriba de nuevo, con una renta que mantuvieron para entrar en el último parcial 27-24.
 
Los cinco minutos finales se tornaron cruciales de cara a encauzar el segundo asalto de la eliminatoria, pero aunque ambos banquillos pidieron un tiempo muerto, solo surtió efecto en el caso de los alcarreños, ya que la bocina dejó el 28-26 que ambos defenderán este sábado.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.4258 seg., Memoria Usada: 1.24 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2017