26/09/2016 / 12:47
Redacción


Imagenes

La Policía Nacional detiene a dos personas como autoras del timo del tocomocho

Los dos detenidos se desplazaron desde Madrid a Guadalajara para efectuar el timo.


La Policía Nacional de Guadalajara ha procedido a la detención de dos varones como presuntos autores de un delito de estafa, mediante el timo del “tocomocho”, ambos con domicilio en Madrid.

En la mañana del día 21/09/2016, se recibe una llamada en el teléfono de emergencias policiales 091, en el que una persona manifiesta que al parecer se está produciendo el timo del tocomocho en la calle Ferial, aportando en la misma, tanto la descripción física de los presuntos autores, como el vehículo en el que se encontraban.

Una dotación policial acude al lugar entrevistándose con el requirente, quien les comunica que momentos antes a un familiar suyo se le ha acercado un hombre con la escusa que tenía 5 billetes de  la once premiados, mostrándole la lista en la que se podía verificar que así era.

Instantes más tarde, se acerca otro varón quien dice haber trabajado en una entidad bancaria, revisa la mencionada lista, realiza ciertas comprobaciones y afirma que sí están premiados. En ese momento, la persona que lleva los cupones ofrece regalarles un cupón tanto al denunciante, como al ex trabajador del banco, quien a su vez, se ofrece a llevarles en coche, sugiriendo a la víctima acercarle a su domicilio para recoger la cartilla del banco e ingresar el cupón premiado.

Los tres varones se desplazan en vehículo hasta la casa de la víctima, una vez en el domicilio es cuando el denunciante pone en conocimiento de la Policía Nacional este hecho, mientras que los presuntos autores esperan dentro del coche en las inmediaciones.

Una vez en el lugar, los agentes de Policía Nacional observan que 100 metros más adelante se encuentran las personas descritas, las cuales en un gesto muy rápido, se introducen dentro del vehículo, mientras arrojan unos papeles al suelo, por lo que los actuantes se dirigen hacia ellos, comprobando que los papeles que habían tirado eran diversos cupones de la once, procediendo en ese momento a la identificación y al cacheo de estas personas, encontrando entre sus pertenencias 20 billetes de 500€ falsos, un folio con listados de la once, un número de lotería nacional, entre otras efectos, siendo detenidos in situ por un presunto delito de estafa.

Los dos detenidos, que poseen varios antecedentes policiales por hechos similares, se desplazaron desde Madrid a nuestra ciudad con el objetivo de realizar estos hechos delictivos.

El timo conocido como “tocomocho”, una práctica muy antigua y que consiste en:

Una persona (el desvalido) simula haber sido premiado en un sorteo reciente de lotería, pero por diferentes razones (analfabetismo, situación ilegal en el país, desconocer dónde cobrarlo, etc...), no puede cobrarlo.

En ese momento aparece en escena otro individuo (el gancho), quien con el pretexto de colaborar en el cobro del importe del premio, pacta con la víctima la entrega al "desvalido" de una cantidad de dinero o joyas a cambio del boleto premiado o como fianza para participar en el cobro del mismo. Este gancho ejerce un papel fundamental ya que es quien hace confiar al incauto, alegando trabajar en una administración de lotería, en un banco o en una empresa de reconocido prestigio, amén de tener una apariencia física cuidada, consiguiendo poco a poco que el perjudicado vaya haciendo aportaciones de dinero en metálico o joyas, haciendo él mismo también aportaciones de forma que el perjudicado piense en todo momento en él como en otra persona que a cambio de la ayuda prestada al desvalido va a recibir una pequeña contraprestación económica.

Una vez la víctima ha aportado su parte del dinero o las joyas requeridas, se deshacen de ella entregándole en ocasiones el boleto premiado, o en otras ocasiones, con la excusa de que sea la víctima la que ejerza de depositaria para el cobro, le es entregado un sobre, calcetín u otro tipo de bolsa, conteniendo recortes de papel simulando billetes, o baratijas simulando las joyas que previamente la víctima había entregado.

La habilidad de los delincuentes especializados en dicha práctica imposibilita generalmente su detención in fraganti, así como la obtención de imágenes de las entidades bancarias en las que queden registrados dado que evitan acceder a la entidad financiera, si bien en ocasiones otros partícipes del hecho son los que acceden a la entidad para comprobar que a esta persona se le entrega el dinero, además de controlar las inmediaciones de la oficina bancaria por si se personasen patrullas de policía, dado que en ocasiones los propios trabajadores se percatan de la anormalidad del reintegro y ante la sospecha dan aviso a las fuerzas policiales.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.3916 seg., Memoria Usada: 1.24 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2017