29/11/2017 / 12:33
EP


La rápida intervención de un Agente de Policía Nacional pudo salvar la vida de un detenido en los calabozos de los Juzgados

El mismo agente ya salvó la vida en 2012 de otra persona en estado semiinsconsciente a la que sacó del mar.


Un Agente de Policía Nacional, destinado en la Comisaría Provincial de Ciudad Real, encontrándose de servicio en los calabozos de los Juzgados, se percató como uno de los penados, de los trasladados desde la prisión de Herrera de la Mancha para asistir a juicio,  se quedo semiinconsciente al no responder a las preguntas que le hacía, por lo que decidió intervenir dada su aparente gravedad.

 

Los hechos sucedieron de la siguiente manera:

Sobre las 09,45 horas llegó una conducción de personas procedente del Centro Penitenciario de Herrera de la Mancha, con 3 internos, percatándose como uno de ellos, al bajarse del autobús para su ingreso en los calabozos, estaba un poco mareado y ausente.

 

El Agente de Policía, al percatarse de su situación inicial al ingreso, ha estado pendiente de esta persona, realizando pasadas periódicas a los calabozos para saber su estado y si necesitaba algún tipo de asistencia, manifestando el interno que estaba cansado y no quería nada, solo dormir.

 

Una hora más tarde, no fiándose de lo manifestado por el interno, fue a revisar de nuevo el estado de éste, viendo como se encontraba en el banco, reclinado hacia atrás, con la tez pálida y sin responder a las llamadas del agente, indicándole su compañero de celda que llevaba así un rato.

 

En vista de la gravedad aparente y siempre adoptando las medidas oportunas de seguridad y autoprotección, ha intentado que respondiese a los estímulos mediante voces, palmadas en los brazos y cara, actuando de forma omisa a los impulsos, por lo que procedió a  tumbarlo en el suelo, realizándole la valoración pulso-respiración, observando que era muy débil, prácticamente nula y que cada vez se le notaba menos, con el cuerpo muy frio y pálido por lo que ha activado el protocolo de asistencia sanitaria, solicitando a la mayor brevedad posible la presencia de una UVI-MOVIL.

 

Mientras las asistencias han llegado, el Agente de Policía ha estado, de forma continua, valorando sus constantes vitales: pulso y respiración, entrando el mismo en fase cardiorrespiratoria, por lo que se le ha comenzado a realizar la reanimación cardiopulmonar.

 

 A la llegada de los servicios sanitarios, el Agente de Policía, les ha informado  a los sanitarios del tiempo que llevaba inconsciente y de las maniobras de reanimación efectuadas, momento en el que, éstos, se han hecho cargo de la situación, no sin antes afirmar que la labor del agente ha sido crucial para la recuperación de las constantes vitales y mantenerlo con vida.

 

 El Médico, ante el estado en el que se encuentra este interno, ordena el traslado al servicio de Urgencias del Hospital General de Ciudad Real, para su observación.

  

 Es de destacar que, este mismo Agente de Policía, en el año 2012, cuando se encontraba destinado en Santa Cruz de Tenerife, saco del mar a otra persona en estado semininconsciente y al que tuvo que realizarle también reanimación, consiguiendo estabilizarlo hasta recuperar las constantes vitales.

 


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.2962 seg., Memoria Usada: 1.24 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2017