21/09/2010 / 13:12
Redacción


Los galardonados con el Premio Don Quijote invitan a sentir el español como patrimonio de todos


Juan Goytisolo e Ignacio Bosque, éste último en representación de la Nueva Gramática de la Lengua Española, recibieron este martes el Premio Don Quijote de manos de su Majestad el Rey don Juan Carlos.

Al acto también asistió el ex presidente de Colombia, Belisario Betancur
Los galardonados con el Premio Internacional Don Quijote de La Mancha, el escritor Juan Goytisolo y el lingüista Ignacio Bosque, éste último en representación de la Real Academia Española y de las veintidós Academias Nacionales de la Lengua que elaboraron la Nueva Gramática de la Lengua, reivindicaron hoy su filiación cervantina y apostaron por un “español de todos”, una lengua que, dijeron, ha de sentirse como patrimonio común de los hispanohablantes.

El Museo de Santa Cruz de Toledo fue el escenario elegido para la celebración de este acto que reunió a más de 300 personas y contó con numerosas personalidades, como la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, todas ellas encabezadas por Su Majestad el Rey Don Juan Carlos, junto al presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda.

Autores, académicos, lingüistas y periodistas se congregaron en la capital castellano-manchega para asistir a la entrega de la tercera edición de estos premios que convocan el Gobierno de Castilla-La mancha y la Fundación Santillana con el objetivo de reconocer la obra de los candidatos de cualquier nacionalidad que mejor haya contribuido a la difusión y al conocimiento de la cultura y de la lengua española.

El escritor Juan Goytisolo, que recibió el premio por el conjunto de una obra literaria “que ha renovado la novela española, prolongado el vigor del pensamiento crítico y sostenido, con su influyente presencia internacional, el diálogo cultural con el mundo árabe”, habló en su alocución del “territorio de La Mancha”, un territorio que cruzó el canal que lleva su nombre y “fertilizó la mejor novela europea”.

Goytisolo mencionó a grandes escritores hispanohablantes como Carlos Fuentes, el Nobel Vargas Llosa y a otros muchos novelistas “de las dos orillas” que reivindican con orgullo “nuestra auténtica filiación cervantina, una filiación por encima de las fronteras que separan lo que la lengua une: una lengua preciosamente diversa y rica en matices”.

Goytisolo rememoró a Miguel de Cervantes, recordó que su vida fue “una sucesión de paradojas” y proclamó la modernidad atemporal de su obra que, dijo, “no cabe en ningún esquema”.

Para el autor, el Territorio de La Mancha es el de la Duda. “Todo resulta incierto en él, todo contradice y pone en tela de juicio lo ya escrito y leído”, y esta incertidumbre, añadió, constituye el germen de su universalidad creadora.

La riqueza de la lengua

También el lingüista albaceteño Ignacio Bosque, coordinador de la Nueva Gramática de la Lengua Española, coincidió con Goytisolo en resaltar la riqueza del español, una lengua que, dijo, hay que sentir como patrimonio de todos.

“La Nueva Gramática es una invitación a descubrir las sutilezas del idioma, a usar el español disfrutando de sus matices y de su variedad, a mejorar en su conocimiento y en su uso, a sentir la lengua como patrimonio”, señaló durante su intervención.

Bosque recordó los once años de intenso trabajo que han sido necesarios para elaborar la Nueva Gramática y agradeció el reconocimiento que este premio supone a la intensa labor realizada por las Academias de la Lengua, al espíritu de colaboración, a la búsqueda del acuerdo y al afán por unificar la norma culta del español de hoy.

Para el prestigioso lingüista hoy se ha premiado, en definitiva, la tarea colectiva “de analizar la lengua que compartimos y amamos, la demostración palpable de que su riqueza y su variedad son plenamente compatibles con su cohesión y con su unidad”.

Según explicó Ignacio Bosque, la Nueva Gramática, cuyo texto básico fue aprobado por el Pleno de las veintidós Academias en el XIII Congreso de la Asociación de Academias el 24 de marzo de 2007 en Medellín, y presentado en Salamanca el 10 de diciembre de 2009, no constituiría una descripción del español de España a la que se agregaran unas pinceladas de español americano.

Sería, por el contrario, “un panorama general del español de todos completado con las variantes correspondientes a cada área lingüística allá donde fuera necesario”. En este sentido consideró obvio que esta gramática es un tratado, pero, insistió, para las Academias es “algo más”, un “signo de identidad, un texto elaborado y consensuado por todos con la intención de representarnos a todos”.

Por otro lado es también, según dijo, una llamada a la sociedad, “una flecha que apunta a la palabra, que pretende dirigir la atención de todos los hispanohablantes hacia la lengua, el bien que, añadió, probablemente constituye nuestra mayor riqueza personal y colectiva”.

También estuvo presente en el acto Belisario Betancur, ex presidente de Colombia, que fue el encargado de leer la laudatio en nombre del Gobierno regional y la Fundación Santillana para hacer entrega del Premio Internacional Don Quijote a la Real Academia Española y a las veintidós Academias Nacionales de la Lengua por la elaboración de la Nueva Gramática.


últimas notícias
{loadposition noticia_news}


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.7199 seg., Memoria Usada: 1.23 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2018