08/08/2016 / 13:08
Rebeca Pérez


Imagenes

María Hernández, alumna del IES José Luis Sampedro, premiada por el programa ‘Becas Europa’

La joven estudiante cuenta su experiencia en conferencias, grupos de discusión, talleres prácticos y encuentros con destacadas personalidades. Fue recibida por los Reyes en La Zarzuela.


El programa de Becas Europa es una iniciativa promovida por la Universidad Francisco de Vitoria y el Banco Santander para impulsar el talento, premiar la excelencia y apoyar la creación de redes de liderazgo. Gracias a él, medio centenar de estudiantes han recorrido las más prestigiosas universidades europeas para participar en un intenso  programa de conferencias, grupos de discusión, talleres prácticos y encuentros con destacadas personalidades de los ámbitos universitario, político, cultural, mediático y empresarial. De entre ellos, fue seleccionada la única estudiante guadalajareña, María Hernández Martínez, que acaba de terminar 2º de Bachiller en el instituto José Luis Sampedro de Guadalajara.  
    ¿Qué nota media ha tenido este último curso?
    Mi nota media ha sido un 10, pero a lo largo de mi trayectoria siempre he tenido buenas notas, más que nada por el esfuerzo.
    ¿Cómo definiría su método de estudio?
    Sobre todo mucha dedicación y  constancia. La verdad es que no tengo una gran facilidad para quedarme con algo simplemente con leerlo, si no que necesito tiempo, repetirlo varias veces, hacer resúmenes, decirlo en voz alta, …  
    ¿Qué quiere estudiar?
    Periodismo y Relaciones Internacionales.
    Tras participar en el programa ¿Cómo ha sido la experiencia?
    En el proceso comenzamos 3.000 personas y fuimos disminuyendo después de diferentes cribas. Cada una de ellas tenía un carácter diferente: Había una entrevista presencial, un video para promocionarte cuyo lema era “Esta soy yo”,… Por ello, primeramente, tienes que conocerte a ti mismo para saber respondery preguntarte  por el mundo que te rodea. Cuando vas llegando a las últimas pruebas, encuentras el sentido a lo anterior y te das cuenta del mensaje, del objetivo que tienen las becas y el programa en sí. A medida que entendí el propósito, me cambió la vida completamente. Nos han dado la oportunidad de tener encuentros con personas muy importantes, muy válidas, que tienen una amplitud de miras muy grandes. Ha sido una experiencia increíble.
    De las personas que ha conocido a lo largo de la experiencia, ¿quién o quienes son  las que más le han impresionado?
    Hemos tenido encuentros con muchísimos ponentes, desde Lord Brennan a Stefano Zamagni, que es un economista entendido. Pero la verdad, es que los que más me han impresionado, han sido los directores del programa, Rafael Monjo y José Luis Parada. Nos han dividido a los cincuenta que estabamos en el viaje en cinco grupos y cada uno tenía un monitor y un formador. El formador, era una persona muy cultivada cuyo objetivo era orientarnos y ayudarnos a guiar las conversaciones, los debates, y las conferencias que íbamos teniendo durante el programa, y eran personas muy preparadas. Quizás, el mayor tesoro estaba ahí. Ha sido una gozada poder estar con ellos.
    Háblenos sobre la recepción de los Reyes en La Zarzuela. ¿Cómo fue?
     Pasamos el control y tras unas indicaciones protocolarias, les dimos la mano a los dos, nos hicimos la foto delante de los periodistas y luego tuvimos un encuentro, ya privado, para conversar y poder hacerles preguntas. La verdad es que tuvimos que aligerar el encuentro debido a los atentados del día anterior –en Niza–, ya que querían hacer un minuto de silencio a las 12.00 del que nos hicieron partícipes y fue un poco atropellado. Pero aun así, nos preguntaron por el viaje, sobre cómo concebíamos nuestra vocación tras él, y fueron muy amables y cercanos, incluso nos preguntaron por el juego de Pokemon Go. También estuvimos tratando el tema del terrorismo, que al ser tan reciente, todos estábamos muy conmocionados.
    Para finalizar, ¿Qué consejo mandaría a los estudiantes para su futuro?
    Personalmente, he tenido mucha suerte de encontrarme en algún momento del camino a alguien que me explicara el objetivo para encontrar el sentido de las horas de estudio. Desde el principio nos enseñaron los cuatro pilares de la universidad que son: Síntesis de saberes, búsqueda de la verdad, formación integral y servicio a la sociedad. En la conferencia final, nos hablaron de este último pilar, el servicio a la sociedad, que muchas veces lo concebimos solo con hacer un tipo de voluntariado, pero no. Por ejemplo para un estudiante de medicina, las horas que esta estudiando e invirtiendo en anatomía, son horas que van a ser un regalo para un paciente el día de mañana.         
 Por ello, aconsejo una abundante formación porque lo importante no es que lleguemos lejos el día de mañana, si no que podamos darnos a los demás.                      

 


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 1.64 seg., Memoria Usada: 1.24 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2018