12/03/2017 / 12:58
Antonio Yagüe


Imagenes

Ministra del sexo

El nombramiento persigue aumentar la baja natalidad que amenaza al país ante un envejecimiento y una despoblación del mundo rural acelerados.


Quienes de vez en cuando echamos un vistazo a tabloides ingleses nos hemos enterado de que España tiene una ‘ministra del Sexo’. Los británicos, tan dados a ir al grano, sin rodeos ni complejos, se refieren así a Edelmira Barreira, Comisionada del Gobierno frente al Reto Demográfico. Amiga personalísima de la ‘vicetodo’ Soraya, ostenta un cargo a  medida, como dicen en mi pueblo que han de hacérsele las cortinas al santo.
    El nombramiento, publicado en el BOE y rubricado por Felipe R.,  persigue aumentar la baja natalidad que amenaza al país ante un envejecimiento y una despoblación del mundo rural acelerados. Los británicos aseguran con su famosa flema que Edelmira será la encargada de que los españoles se esmeren “bajo las sábanas”, de ordenar algo los problemas de horarios y largas jornadas de trabajo y, en definitiva, “ayudar a la gente a quedarse embarazada”. Solo falta que su despacho tenga forma de cama.
    Por tan ardua y encomiable labor, Barreira pasará de cobrar 70.000 euros anuales como senadora a 100.000, más coche oficial y otros chollos. Quizá para que se sienta protegida, la Cámara Alta ha creado una comisión especial y puesto al frente al exdirector general de Policía, Ignacio Cosidó. El senador salmantino sumará como nuevo ‘ministro del sexo’ 1.800 euros mensuales al sueldo de 4.245.
    Para no ser menos y abordar un problema que afecta sobremanera a nuestra comarca colegas castellano-manchegos proponen que la Junta y las Cortes designen sus ‘ministros’ en la materia. Por ejemplo, a la doble diputada y molinesa adoptiva Ana Guarinos. O repesquen a José Bono. Aunque mi amigo Sebastián Moreno, que lo conoce desde que militaba en la Guardia de Franco, advierte de que “anda muy atareado con polipisos y poliamores”.
    Edelmira, como buena gallega, no se ha pronunciado aún, pero Cosidó ha diagnosticado: “La tendencia demográfica es la que es y va a ser muy difícil invertirla a corto plazo. No hay recetas mágicas, ni soluciones fáciles, ni medidas a corto plazo”. La explicación me recuerda cuando de niño se congregaron impotentes en torno a un tractor averiado los agricultores de mi pueblo. Un entendido de Molina, que pasaba por la carretera, se acercó a examinarlo. Y sentenció: “Pues algo tiene que ser o algo, porque otra cosa no creo que sea”.
 


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.4305 seg., Memoria Usada: 1.23 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2017