14/04/2017 / 15:57
Antonio Yagüe


Imagenes

Política y pandereta

El Ayuntamiento de Guadalajara se ha volcado, ha rebautizado dos plazas con molestos nombres franquistas y ha propuesto vías idóneas para el desfile.


La última semana de mayo, además de florida, se avecina musical y movida. Puede ser histórica para Cuenca y Guadalajara, las dos provincias tan minusvaloradas en las clases de geografía de nuestra infancia que se citaban como coletilla de Castilla la Nueva. Hoy también figuran como apéndice de la comunidad. Salvo cuando se acerca la búsqueda del “disputado voto”, como magistralmente narró Delibes. O los líderes quieren echar un pulso.
     Los  cada vez menos pobladores y los ‘findesemaneros’ de la comarca van a tener una difícil elección: acudir al encuentro de bandas de música en Cuenca, que organiza García-Page con motivo del Día de la Región, o al desfile del Día de las Fuerzas Armadas que traerá Cospedal a Guadalajara. Una coincidencia que recuerda a las contraprogramaciones televisivas.
     El primer gran evento, anunciado a bombo y platillo en diciembre por el vicepresidente Martínez Guijarro, se celebrará los días previos al acto institucional central del día 31. Pretende atraer hasta 200 bandas y grupos folclóricos de la comunidad con el doble y noble objetivo de “llenar de música nuestras calles y plazas” y “visibilizar nuestras raíces y tradiciones”. El segundo, presidido por Rey y la nueva cúpula nombrada por la ex presidenta, contará con el despliegue militar propio de estos actos.
    El ayuntamiento se ha volcado, ha rebautizado dos plazas con molestos nombres franquistas y ha propuesto vías idóneas. Ironías de la vida, puso en cabeza la dedicada a Camilo José Cela, el más fanfarrón de todos los Nobeles y el más nuestro por haber puesto la Alcarria en el mapa mundial. También se habló de la Avenida del Ejército. Los más viejos recuerdan que ya fue escenario de una parada militar el 14 de abril de 1937, todavía fresca la derrota de los italianos, presidido por los generales de la República Miaja y Sánchez, más conocido como ‘El Campesino’.
    Dicen que la competencia siempre es buena para el consumidor/ciudadano. Unos de mi pueblo coincidieron una vez en un restaurante de Calatayud con otros vecinos con los que tenían cierto pique por aquello de ‘a ver quién es más’. Cuentan que al oír que los primeros pidieron pollo, los segundos no lo dudaron: repollo. En las dos celebraciones estará garantizado el ‘chin’ (de los platillos) y el ‘pun’ (del tambor).


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.2186 seg., Memoria Usada: 1.23 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2017