17/06/2017 / 12:11
Javier Urra


Imagenes

Quieren quererse

“Padres e hijos, mucho más que sangre de mi sangre o hijos del corazón. Un lazo que debe desbordar todo tipo de necesidad mutua y de heredad”


    1.“Cuando un recién nacido aprieta con su pequeño puño, por primera vez, el dedo de su padre, lo tiene atrapado para siempre” (Gabriel García Márquez).
    Los padres darían la vida por sus hijos. No por sus parejas.
    Los hijos quieren mucho a sus padres, si bien, no siempre se lo hacen saber.
    2. Amar no es igual a saber trasmitir el vínculo, el apego.
    Amar es muy distinto a querer, y opuesto a poseer.
    Amar a quienes nos han dado la vida o nos han proporcionado el futuro, desborda el impulso de la naturaleza.
    Los hijos siempre serán severos juzgando a sus padres.
    3. Sí, los padres también son hijos. Bueno será que analicen su coherencia.
    Exigir de un padre que sea perfecto, es un acto de estúpida soberbia.
    Quizás sea cierto que no se conoce el amor de un padre hasta que se convierte en padre.
    4. Tener hijos es fácil, tener verdaderos padres, no. Y es que como dijo Michael Levine “tener hijos no lo convierte a uno en padre, del mismo modo en que tener un piano no lo vuelve pianista”.
    Un hijo, o un interrogante formulado al destino, arropado día a día.
    Dice un proverbio inglés. – “Los hijos, cuando son pequeños, entontecen a sus padres, cuando son mayores, los enloquecen”.
Padres e hijos, o el grito contra la nada.
    5. “Ser madre o padre es el mayor acto de coraje que alguien puede tener porque es exponerse a todo tipo de dolor, principalmente de la incertidumbre de estar actuando correctamente y del miedo a perder algo tan amado” (José Saramago).     
    Hijos, o un curso intensivo de cómo amarles más que a nosotros mismos.
    Amar es, olvidarse del “Yo”.
    6. Quieren Quererse. Sí, nos lo dicen las lágrimas de padres y de hijos.
    Las palabras no pueden reflejar el sufrimiento de padres e hijos, cuando entre ellos se interpone el desamor, anida el rencor o incluso se recrea el odio.
    Querer Quererse es darte un lugar en mi corazón, para que te quedes como padre, madre, hijo y saber que en el tuyo hay un lugar para mí.
    7. Educar, o templar el alma para afrontar la vida y llenar la existencia de una razón. Importante desarrollar la mente de los hijos, esencial la conciencia.
    En alguna medida, el porvenir de los hijos es obra de los padres.        8. No, no es fácil ser niño, adolescente, joven, en este mundo de prisas, de adultos ocupados y cansados.
    Los hijos tienen derecho a una verdadera familia, esa que comparte cálidos abrazos.
    A los hijos no se les pierde en la calle, se los pierde dentro de casa.
Los niños no son “un error”, no descarguen sobre ellos su propia culpa.
    9. “El niño no aprende lo que los mayores dicen, sino lo que ellos hacen”. (Baden Powell).Los padres han de ser maduros, educar a sus hijos y quererse como pareja o al menos como progenitores.
Supervisada, pero hay que dar a los hijos libertad y autonomía para que se acrediten.
    No hay que evitar las dificultades de la vida a los hijos, sino enseñarles a afrontarlas.
Obvio. Los niños están más dispuestos a escuchar después de haber sido escuchados.
    10. Trasmitamos a los hijos dos legados perdurables. -  Raíces recias, profundas y generosas ramas que busquen el cielo desde la libertad del viento.
    Es bueno preguntar a los hijos cómo se ven de padres.
    Hay algo de insana satisfacción en ver a nuestros hijos criar a sus hijos adolescentes.
    11. Con-vivir desde el optimismo, la esperanza, sabedores de que el conflicto es parte de toda relación, incluso con uno mismo.
    Gracias a Dios, nunca se tiene el hijo que se sueña.
    Construir castillos en la arena. Celebrar la vida. Intentar de nuevo.
    12. Padres e hijos, mucho más que sangre de mi sangre o hijos del corazón. Un lazo que debe desbordar todo tipo de necesidad mutua y de heredad.
    Los abuelos, y en gran medida ven en sus nietos a sus hijos.
    El querer lo es todo en la vida. No existe voluntad más fuerte que el amor que se entrega.
    Mafalda le dice a su hermano Guille: “Pensá que esta buena gente antes de educarnos a nosotros no educó nunca a nadie”.
    13. Actualidad. - “Los jóvenes hoy en día son unos tiranos. Contradicen a sus padres, devoran su comida, y les faltan el respeto a sus maestros”. Fue Sócrates quien lo dijo.
    14. Hablando de amor, dice Woody Allen. – “Y mis padres por fin se dan cuenta de que he sido secuestrado y se ponen en acción rápidamente, alquilan mi habitación”.  
 


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.2986 seg., Memoria Usada: 1.24 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2017