02/10/2017 / 19:39
Jesús Fernández


Imagenes

Ya han llegado

¿Qué idea tienen de la Constitución los partidos incluida la Constitución de los partidos?


Estamos aquí sólo por el poder. Algunos políticos profesionales tienen  tanta prisa por llegar al poder que cuando llegan a la Administración ya creen que han llegado al Estado. Les parece útil introducirse en las instituciones para preparar, desde ellas, el asalto al poder del Estado, colocando a sus amigos como peones. Sin embargo, no es lo mismo. Aquí se ha confundido y mezclado la forma de Estado con la  forma de administración y gestión técnica. La izquierda de este país está muy impaciente. No aceptan el resultados de unas elecciones que no les han llevado mayoritariamente al poder. En el fondo, creen que el pueblo se ha equivocado al no haberles elegido a ellos. Al contrario de lo que se dice desde la sinceridad antropológica sobre la soledad del poder, hay que reconocer que, quien lo tiene, arrastra muchos admiradores y compañeros interesados.
    ¿Qué idea tienen de la Constitución los partidos incluida la Constitución de los partidos? Los que mandan  son contestados por aquellos que quieren reformar el orden establecido para que les permita a ellos el asalto al poder. Los que están a gusto en el poder no quieren cambiar nada. En el fondo, la palabra reforma no existe. Sólo es una postura para disimular la prisa, el ansia, la ambición de poder. Sólo quieren conquistarlo aunque sea hablando y proponiendo  una falsa reforma. No quieren reformas sino asaltos. Quieren gestionar al Estado, o sea, los recursos económicos.
    Se disponen a gestionar la administración de los recursos económicos, imponer y recaudar impuestos, disponer de fondos, asignar partidas, decidir gastos y conceder subvenciones. Los políticos no son buenos gestores de los ingresos que los ciudadanos ponen en sus manos. Reciben muchos dineros procedentes del sistema productivo capitalista, del mercado y del consumo, vía fiscal, sea  recaudatoria o confiscatoria. Reciben muchos fondos estructurales procedentes de Europa. Muchos recursos llegan a sus despachos para remediar las necesidades de la población, para la inversión o realización de grandes infraestructuras. Los recursos destinados a financiar los servicios sociales (educación y sanidad) es un refugio para la argumentación. ¿Qué hacer con tantos recursos derivados a sus manos? Favorecer a sus amigos y conmilitones, creando una red clientelar o votantes potenciales. Muchos ciudadanos son electos y selectos miembros de organismos y comisiones donde se reparten  presupuestos  públicos para remediar gastos y necesidades. ¿Por qué os gastáis tanto dinero público en vuestras vidas, en vuestras personas, en vivir bien, en el confort de vuestro servicio  y entorno, cuando hay tantas necesidades esenciales y básicas en la población? Ya han llegado a la administración. La política es, en este sentido, mucho dinero y poder para repartir.
 


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.3266 seg., Memoria Usada: 1.23 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2017