21/09/2018 / 12:01
Redaccion


Imagenes

APAG pide celeridad a las administraciones para paliar los daños de las tormentas que arrasaron los campos de la Alcarria


La tormenta de la noche del lunes al martes de esta semana en los pueblos de la Alcarria Baja, ha causado graves destrozos no sólo en infraestructuras, sino también en el campo.

APAG ha visitado algunas parcelas y ha hablado con los agricultores de la zona para conocer de primera mano qué cultivos y de qué manera se han visto afectados.

El paso de la tormenta fue muy largo y abarcó a bastantes municipios de la Alcarria Baja: Entro por Sacedón, Alcocer, Anguix, Alhóndiga, Fuentelencina, Loranca de Tajuña, Escariche y bajó hasta Almoguera, Yebra, Albares, Pozo de Almoguera, y Driebes.

Uno de los términos peor parados ha sido el de Fuentelencina donde se registraron primero 50 l/m2 en apenas media hora y tras un rato de parada, otros 60 l/m2 en una hora. Allí, además de los daños en el casco urbano, los caminos agrícolas han sufrido enormes daños y están intransitables. Los agricultores no pueden acceder con la maquinaria a las explotaciones. Es el caso por ejemplo de Angel Heras, que en dos semanas tiene que tratar sus olivos y no tiene acceso al olivar debido al estado del camino.

En cuanto a daños en cultivos, el más afectado es el girasol, que presentaba muy buen aspecto. El cultivo iba algo retrasado el cultivo y ha pillado a la torta verde y con humedad, por lo que al tener más peso la lluvia y el viento han tumbado mucha planta que ya no se podrá recoger o terminará pudriéndose.

También se ha dado parte al seguro por alguna parcela de cártamo que quedaba sin cosechar e Alhondiga y que ha tenido siniestro.

La viña es otro de los cultivos afectados, sobre todo en el término de Sacedón, donde cayeron uno 80l/m2. La intensidad de la lluvia afectó tanto a la viña en bajo como en emparrado, arrancando la planta y destrozando las infraestructura de la espaldera, en el momento en que iba a comenzar la vendimia.

También algunos olivares han sufrido daños, la fuerza del agua bajando ha arrancado incluso hileras de olivos, y ha horadado tanto el terreno que las raíces de estos árboles han quedado al descubierto.

En cuanto a los huertos, han sido arrasados literalmente.

Una explotación ganadera de Fuentelencina ha tenido la desgracia de perder unos 100 corderos por ahogamiento y asfixia, al estar ubicada en la zona baja del pueblo, en un barranco.

Sobre las pérdidas de producción, APAG ya está en conversaciones con Agroseguro para que los peritos se acerquen cuanto antes a cuantificar los daños.

Sin embargo hay que destacar los graves daños en infraestructuras, como las espalderas y riego en las viñas, los caminos agrícolas, los enormes desniveles en los suelos, o la limpieza de los arroyos y regueras.

Por este motivo APAG va a solicitar una reunión con todas las administraciones- Diputación Provincial, Delegación de la Junta y Subdelegación del Gobierno- para pedir, entre otras cosas, que se actúe con celeridad en la reparación de las infraestructuras dañadas, no sólo dentro de los cascos urbanos, sino también en lo que afecta al sector agrario para pode volver a la normalidad cuanto antes.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.4518 seg., Memoria Usada: 1.23 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2018