06/10/2018 / 09:21
Redaccion


Imagenes

Aproximadamente 4.500 escolares participan en “Infancine” y “Juvencine” del Fescigu


El FESCIGU vuelve a incrementar el número de visitantes que se acercan al Auditorio Buero Vallejo de Guadalajara para asistir a las proyecciones programadas en las diferentes secciones que componen el festival. Este aumento de público se ha dejado notar especialmente en “Infancine” y “Juvencine”, secciones a las que, en la presente edición, han asistido alrededor de 4.500 escolares provenientes de centros de enseñanza primaria y secundaria deGuadalajara y provincia.


Tal y como afirma Luis Moreno, director del festival, estas secciones son “una actividad muy interesante que ayuda mucho educar en valores a los más pequeños porque les hace reflexionar sobre temas que les interesan. Este año han acudido unos 1.000 escolares más que el año pasado. Está funcionando de maravilla”. No obstante, “nos gustaría poder llegar a más colegios porque hay centros que se han tenido que quedar fuera por falta de plazas”, se lamenta el director del festival. 

Durante la mañana del viernes, alumnos de los colegios guadalajareños El Doncel, Maristas, Ocejón y Pedro Sanz Vázquez así como un grupo de usuarios del Centro Ocupacional Nuestra Señora de La Salud, acudieron al FESCIGU. También lo hicieron otros escolares provenientes del Colegio Virgen de la Soledad (Fontanar),  Colegio Nuestra Señora de la Peña(Brihuega) y Colegio La Encina (Cogolludo). A las proyecciones de “Juvencine” llegaron alumnos de los institutos Buero Vallejo,Aguas Vivas y Ana María Matute, todos ellos de Guadalajara y del IES Alovera I (Alovera). En total, unos 1.700 niños y jóvenes asistieron a las sesiones matinales del viernes.

El agua como protagonista

La sesión de la tarde comenzó a las 19:00 horas con la segunda entrega de la sección “Oro azul”, dedicada al tema principal de este año en el FESCIGU. En ella se proyectó en primer lugar “La paciencia del agua”, de Guillem Almirall. Algunos de los cortometrajes exhibidos tuvieron un marcado acento reivindicativo que se puso de manifiesto en obras como “Water Changes everything”, de Jonathan Jarvis, que denuncia la crisis del agua en algunas zonas de nuestro planeta, “Cunple tus compromisos: el derecho humano al agua y el saneamiento”, de la organizaciónEnd Water Poverty, que pone de manifiesto que el acceso universal al agua potable es un objetivo que aún está muy lejos de lograrse, o “Apocalipsis USA”, de Santiago Acera, que describe la progresiva desertización de los Estados Unidos. También la denuncia de la injusticia que se comente con el agua en entornos que nos resultan geográficamente más cercanos estuvo presente en el FESCIGU gracias al cortometraje de Greenpeace “El negocio del agua en la cuenca del Segura”.

Otros temas más amables y también relacionados con los recursos hídricos tuvieron cabida en “Oro azul” el viernes por la tarde, como el expuesto por National Geografic en el documental “Rehabilitación del río Elwha”, que narra el éxito que para el medio ambiente ha supuesto la demolición de Elwha Dam, presa fluvial situada en el estadounidense estado de Washington. La llamada a colaborar cotidianamente con el consumo responsable de agua vino desde el cortometraje “Campaña de concienciación ahorro de agua”, realizado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Además, los asistentes a las proyecciones pudieron realizar un bucólico recorrido a lo largo del río Sorbegracias al cortometraje “Viaje del Sorbe”, de Carlos Calvo González, que ha sido el ganador del Primer Premio del Concurso Nacional de Mini Documentales con Dron "Cortos de agua", convocado por la Mancomunidad de Aguas del Sorbe.

Tras "Oro Azul" dio comienzo la "Sección Oficial de Cortometrajes" con la proyección de "Caronte", de  Luis Tinoco Pineda, una historia de ciencia ficción que llega al FESCIGUavalada por la gran cantidad de premios nacionales e internacionales que hasta el momento ha conseguido cosechar. A continuación,"Mohcine", de Juan Gautier, nos retrató un día normal en la vida de un “rider” a través de las calles de Madrid. "Matria", de Álvaro Gago, cortometraje rodado en gallego que obtuvo el galardón del jurado del mítico Festival de Sundance, nos mostró los desafíos de Ramona en su vida diaria y el cobijo que trata de encontrar en la relación que le une a su hija y a su nieta, y "Background" de Toni Bestard, nos describió el peculiar universo de Rubén y la enigmática Alba, con las surrealistas normas que lo rigen.

La proyección de la sección continuó con "Ferides", un cortometraje de Joan Paüls Vergés que describe cómo una pareja de ciegos encuentra de repente alterada su rutina. En "Guadalajara: encierros por el campo" Jaime Alekos puso en contexto el maltrato que sufren los toros en los aproximadamente 100 encierros que se celebran cada año en la provincia de Guadalajaray "For the good times" de Andrés Daniel Sainz nos mostró en clave de ficción la reacción de una familia cuando uno de sus miembros decide declarar su homosexualidad. La sección finalizó con la proyección de "Zero", de David Macián, la historia de un pueblo que lleva tres semanas sin consumir Coca-cola. 

Las proyecciones correspondientes al viernes finalizaban con la sección “Cine que entiende”, dedicada a las diferentes opciones sexuales algunas de las cuales son visibilizadas desde títulos como “Tarde para el recreo”, de Pablo Malo, que narra una inesperada historia surgida en un entrenamiento deportivo, “Nomeolvides”, deFerrán Navarro-Beltrán, que demuestra que la atracción puede surgir a cualquier edad y en cualquier circunstancia, y “El alquiler”, de Pablo Gómez Castro, la historia de una pareja que durante un viaje descubre que no está tan unida como creía.

“Cine que entiende” se completaba con los cortometrajes “Flamenca”, de Alejandro de Vega y Álvaro Moriano, la narración de lo que le acontece a Laura cuando se despierta de resaca en casa de Lucía, “Renovarse o morir”, de Antonio Hernández Centeno, ambientada en una fiesta de chemsex, y “Bella”, de Miguel Furnier, en el que una mujer comienza a desnudarse ante el espejo, tanto por fuera como por dentro.


Directores por la igualdad de género

Durante la tarde del viernes, el FESCIGU volvió a recibir la visita de diferentes directores que aprovecharon la asistencia al festival para presentar sus trabajos desde el estrado. Ferrán Navarro-Beltrán, director de “Nomeolvides”, Alejandro de Vega, máximo responsable del cortometraje “Flamenca”, Antonio Hernández Centeno, director de “Renovarse o morir” y Miguel Furnier, autor de “Bella”, hablaron al público sobre sus películas y asistieron a la proyección de las mismas.

El FESCIGU también recibió la visita de la diseñadora gráficaRaquel Lozano, responsable de la exposición “La huella hídrica” que este año se puede contemplar en el vestíbulo del Auditorio Buero Vallejo. “La huella hídrica” describe de un modo muy gráfico y fácilmente comprensible el consumo medio diario de agua por persona, que en España es de unos 150 litros. Raquel Lozano, colaboradora habitual del FESCIGU, es también la autora de los carteles que han anunciado este evento durante los últimos años.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.2657 seg., Memoria Usada: 1.27 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2018