09/08/2018 / 12:13
Redacción


Imagenes

AstroYebes organiza dos ‘quedadas’ este sábado y domingo para seguir las Perseidas desde Valdenazar


Este fin de semana se produce el momento de máxima actividad de la lluvia de estrellas más popular del año, aunque no es ni mucho menos la de mayor intensidad. Las Perseidas tienen su origen en la estela dejada por el cometa Swift-Tuttle, que en 1992 realizó su última aproximación al Sol. En esta época del año, la Tierra atraviesa ese rastro en forma de nube de residuos, que está compuesta por partículas de polvo de distinto tamaño que, al penetrar en la atmósfera a altísima velocidad, entran en combustión como consecuencia de la elevada temperatura que alcanzan por el rozamiento con la capa que rodea nuestro planeta. Para contemplar este fascinante espectáculo, el Ayuntamiento de Yebes y AstroYebes organizan una ‘quedada’ doble. La primera cita será la noche del sábado 11 al domingo 12, mientras que la segunda acontecerá del domingo 12 al lunes 13, ambas a partir de las diez de la noche.

 

“Hemos decidido ampliar la convocatoria a dos días para evitar la aglomeración que se produjo el año pasado, cuando más de 600 personas decidieron seguir las Perseidas en nuestra compañía”, explican desde AstroYebes. De esta forma, las personas interesadas podrán elegir a conveniente de acuerdo a sus intereses. Es verdad que el pico máximo de precipitaciones tendrá lugar la noche del domingo 12 al lunes 13 de agosto, cuando la frecuencia será de unos 50-70 meteoros a la hora. Es de suponer que ese día mucha gente no podrá acudir por motivos laborales, por lo que podrán optar por la cita sabatina. Como siempre que organiza este tipo de observaciones al aire libre, el Aula Municipal de Astronomía de Yebes recomienda a los participantes que acudan con ropa de abrigo por si refresca, algo de snacks o viandas por aquello de matar el gusanillo, linternas que emitan luz roja para orientarse y, sobre todo y lo más importante, hamacas, esterillas o mantas para desplegarlas en el suelo y tumbarse sobre ellas, que es la mejor posición para contemplar las ‘lágrimas de San Lorenzo’ de forma cómoda.

 

La previsión meteorológica para esas dos noches anuncia la presencia de nubes en la zona centro de España, lo que es posible que dificulte la visibilidad de los meteoros. “Pero llevamos tanto tiempo esperando estas dos jornadas que a estas alturas nada ni nadie nos va a amilanar, aunque tengamos que perseguir a las Perseidas entre los claros”, defienden en AstroYebes. A cambio, será una noche perfecta para observar estas estrellas fugaces ya que el brillo de la Luna no entorpecerá la visión pues nuestro satélite natural se encuentra en fase nueva. Con el fin de amenizar la espera, aquellos que lo deseen podrán descubrir los objetos celestes más característicos de los cielos de verano a través de los telescopios que se dispondrán en la plataforma de observación. Y es que a lo largo de este verano Venus, Júpiter, Saturno y Marte se están haciendo visibles a simples vista en un alineamiento perfecto.

 

Las partículas de polvo que provocan esta lluvia de estrellas penetran en la atmósfera a una velocidad estimada de 210.000 km/h, que equivale a cruzar España de norte a sur en menos de veinte segundos. Esa desintegración se produce a gran altura, normalmente a entre ochenta y 100 kilómetros sobre el nivel del suelo. Hay que tener en cuenta que el tamaño medio de los corpúsculos que dejó el cometa Swift-Tuttle se asemeja a un grano de arena o la cabeza de un alfiler. Aunque algunos pueden alcanzar unas dimensiones mayores, semejantes a un guisante o aún más, lo que producen estrellas fugaces más brillantes y prolongadas que reciben el nombre de bólidos. Mirar hacia una región concreta del cielo no garantiza ver aparecer las Perseidas, que pueden hacer acto de presencia en cualquier punto de la bóveda celeste. Sin embargo, la zona de la que parecen manar estas estrellas fugaces se localiza en la constelación de Perseo, de ahí el nombre, que se localiza en el horizonte norte junto a Casiopea.

 

El Ayuntamiento de Yebes y AstroYebes iniciaron las observaciones nocturnas desde el bosque de Valdenazar en el verano de 2016 con motivo de la inauguración del Punto de Observación Astronómica  que se ubica en este escenario, que está situado a 920 metros de altitud sobre el nivel del mar. Desde entonces, más de 2.500 personas han contemplado los cielos en diferentes épocas del año en las citas que una vez al mes se organizan entre febrero y agosto. Sin duda, la más multitudinaria tuvo lugar el pasado 27 de julio con ocasión del eclipse total de Luna más largo del último siglo, que congregó a cerca de un millar de personas.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.4548 seg., Memoria Usada: 1.23 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2018