29/04/2017 / 13:02
Jaime Mesalles de Zunzunegui


De vergüenza ajena a peligro público

Las Salinas de Imón son un patrimonio de la arquitectura preindustrial único en la provincia.


De todos es sabido, no sólo por los responsables de la administración, que las históricas Salinas de Imón fueron declaradas B.I.C. (Bien de Interés Cultural) en 1992, con categoría de Monumento.
    De todos es sabido que desde entonces, nadie ha hecho nada por su conservación: la propiedad, abandonándolas a su suerte y la administración -lo políticos- mirando para otro lado...
    Esta situación de vergüenza, ahora, ya es de peligro.
    Las naves situadas entre la carretera CM-110 y que distan escasos 4 metros de la calzada están en serio e inminente riesgo de desprenderse sobre la carretera. ¿Necesitaríamos un muerto o dos, para que alguien tome cartas en el asunto?
    ¿Es qué los responsables son incapaces de obligar a la propiedad a que cumpla con la conservación a la que por ley está obligada?
    Las Salinas de Imón son un patrimonio de la arquitectura preindustrial único en la provincia. Su situación a nadie parece importar.
Tal vez, la seguridad de los ciudadanos si que sea importante... ¿o no


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.7411 seg., Memoria Usada: 1.21 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2018