27/06/2018 / 18:45
B. Pariente


Imagenes

El Ayuntamiento se compromete a disminuir un 40% su emisión de gases de efecto invernadero


Desde hace años Guadalajara ha procurado subirse al carro de las ciudades inteligentes y mejorar en términos de eficiencia energética y protección medioambiental. Estas acciones, tales como nuevos autobuses de gas comprimido o alumbrado público de tecnología LED, forman parte ya de la Estrategia de Adaptación al Cambio Climático, un documento que incluye los objetivos a corto y largo plazo de la ciudad en esta materia, resume lo ya ejecutado, cuantifica qué más se puede hacer y ordena su revisión bianual, entre otras cuestiones.
    Antonio Román, alcalde de Guadalajara, Francisco Úbeda, concejal de Medio Ambiente, así como dos técnicos, Beatriz Riesco y Pablo Hyam, del Centro de Innovación de Infraestructuras Inteligentes, fundación sin ánimo de lucro cuyos patronos a la Universidad de Alcalá, la Junta de Castilla la Mancha y la empresa Ferrovial, fueron los encargados de presentar las principales líneas de esta estrategia que empezó a desarrollarse el pasado mes de septiembre y que ha terminado ahora su redacción.
    Tal y como indica al propia estrategia, “el cambio climático está atribuido directa o indirectamente a la actividad humana, que altera la composición de la atmósfera mundial y que se suma a la variabilidad natural del clima”.
    En este sentido, para poder efectuar todo lo que estuviera en su mano, la ciudad de Guadalajara firmó el Pacto de los Alcaldes sobre el Clima y la Energía comprometiéndose a dos cuestiones principales. La primera, reducir  las  emisiones  de  CO2 en su territorio en un 40 % como mínimo hasta 2030, en particular a través de la mejora de la eficiencia energética y un mayor uso de fuentes de energía renovables. El segundo compromiso es el de aumentar su resiliencia mediante la adaptación a las repercusiones del cambio climático.
    La estrategia, que puede consultarse íntegramente en la web del Ayuntamiento de Guadalajara, cuenta con un inventario de emisiones, riesgos y vulnerabilidades de  la ciudad; un Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible y, en tercer lugar, un informe de situación que deberá renovarse cada dos años para evaluar, realizar seguimiento y controlar las acciones.  Por el momento ya se ha ejecutado la primera de las fases.  

Huella de carbono
Se ha calculado la Huella de Carbono a través de una herramienta del Ministerio de Agricultura,  Alimentación y Medio Ambiente. Esta calculadora permite estimar de manera sencilla las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) asociadas a las actividades de una organización, contemplando tanto las emisiones directas, como las indirectas procedentes del consumo de electricidad. Así, se ha estimado la huella de carbono del Ayuntamiento de Guadalajara en ambos ejercicios, siendo en 2013 de  6.931,7 toneladas de  CO2 y en 2017, de 5.663 toneladas.  Esta disminución, de1.268,57 toneladas, se atribuye principalmente a las dos medidas tomadas desde 2013: la renovación de la flota de vehículos de transporte urbano, brigadas del ayuntamiento, policía, etc.  y el cambio de la mayoría de la iluminación pública a LED. Se trata de una reducción del 18 por ciento que tendrá que convertirse en un 40 por ciento en el horizonte de 2030, según el compromiso adquirido por el Ayuntamiento en el Pacto de los Alcaldes sobre el Clima.

A corto plazo
Entre 2018 y 2019 se van a ejecutar diferentes actuaciones municipales para luchar contra el cambio climático. Entre otras acciones, se procederá al cambio a LED del alumbrado de todas las instalaciones deportivas municipales, el cambio de calderas ineficientes en diferentes edificios municipales por otras más eficientes y menos contaminante, o el cambio a iluminación LED en el interior de los edificios municipales.
La Estrategia de cambio climático es un proyecto del Ayuntamiento de Guadalajara con el apoyo del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la Fundación Biodiversidad y el Plan de Impulso al Medio Ambiente para la Adaptación al Cambio Climático en España (PIMA Adapta) y la colaboración del Centro de Innovación de Infraestructuras Inteligentes.

A largo plazo
Hasta 2030 podría haber un horizonte de mejora del 8 por ciento en la gestión del alumbrado para hacerlo más sostenible con respecto al cambio climático. lo mismo sucede con los edificios municipales y residenciales, que aún tienen un 35 por ciento de margen de mejora; la recogida de residuos sólidos urbanos y la limpieza, con un 6 por ciento y el transporte público y privado, con un 56 por ciento. En este último caso ese elevado porcentaje se debe fundamentalmente al parque móvil privado ya que se estima que los vehículos más contaminantes de hoy en día, como los diesel, vayan a sustituir su energía por otras como la electricidad o similares.

Término municipal verde
Francisco Úbeda quiso resaltar una cuestión poco conocida para muchas personas: la gran cantidad de hectáreas de bosque con las que cuenta el término municipal de Guadalajara. Se estima que éste se extiende por un total de 23.000 hectáreas, de las cuales 300 son zonas verdes en el casco urbano y otras 7.000 más hectáreas de bosques, con pinos y encinas principalmente. El 31 por ciento restante son zonas de cultivos herbáceos.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.7396 seg., Memoria Usada: 1.32 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2018