15/03/2018 / 13:17
Javier Ezquerra


El Azuqueca pesca tres puntos en el derbi

Un cabezazo de Felipe dio el triunfo a los rojinegros en un partido muy condicionado por la lluvia.


El miércoles se disputó en La Solana el derbi entre Marchamalo y Azuqueca que se aplazó por las nevadas caídas en la provincia el pasado mes de enero, y a punto estuvo de aplazarse de nuevo. Esta vez la protagonista fue la lluvia, que cayó de forma insistente y que convirtió el césped de La Solana en un sinfín de charcos y en un barrizal impracticable.

 

Decisión de jugar

Pese a estas complicadas situaciones y la incredulidad de los valientes que presenciaban el panorama, el partido se jugó. El principal interesado en jugar fue el Marchamalo, ya que según Fran García “nosotros creíamos que no se tenía que aplazar otra vez, Azuqueca venía con bajas y nos podía interesar, aunque luego no ha sido así”. Por su parte, Antonio Acosta si se mostró a favor del aplazamiento del partido ya que “somos dos clubs a cinco kilómetros de distancia”.

 

Terreno de juego impracticable

Un partido que por la situación de ambos equipos en la clasificación podría haber sido muy interesante, se convirtió en una pelea continua de los jugadores por mantenerse en pie y en una batalla campal sin juego alguno por el impracticable estado del terreno de juego. Ambos equipos necesitaban ganar.

El partido empezó frio, contagiado por el ambiente y las condiciones climatológicas, y aunque los dos equipos intentaban proponer y tocar el balón, era imposible, ya que el esférico no rodaba ni apenas botaba.

En el Azuqueca sorprendió que Mario actuase de delantero y que Candelo empezase el partido en banda izquierda, pero la idea de Acosta salió bien ya que las dos primeras llegadas del partido fueron para el propio Mario. Mientras, en el Marchamalo, extrañó la suplencia de Borja Cabanillas, un habitual en los esquemas de Fran García.

Durante la primera parte fue el Azuqueca quien entendió y se acopló antes y mejor al complicado estado del césped, pero el partido llegó al descanso con el marcador inicial.

 

Gol del Azuqueca

La segunda mitad empezó dominada por el Marchamalo, pero fue el Azuqueca quien se adelantó en el marcador, como no, con una jugada a balón parado. Un cabezazo de Felipe a la salida de un córner sirvió para batir a Juli y poner por delante a los suyos en el marcador.

A partir de ese momento, el partido fue un quiero y no puedo por parte de los gallardos, que una y otra vez se chocaban con la defensa visitante o con los múltiples charcos existentes en el césped. El mal estado del terreno de juego impedía a los jugadores incluso golpear bien al balón, provocando muchos errores.

Las mejores ocasiones para el Marchamalo llegaron en el último cuarto de hora de partido. La más clara fue para Lucas, que tras una gran jugada sacó un gran disparo con su pierna izquierda pero el balón se estrelló contra el larguero cuando Javi Alonso estaba superado.

Ya en el descuento, y tras muchas llegadas pero sin verdadero peligro, el árbitro anuló un gol que habría supuesto el empate a Gorka por fuera de juego. Con el pitido final, volaron hacia el San Miguel tres puntos importantísimos tras un partido en el que ambos equipos derrocharon hasta el último gramo de fuerzas en el campo.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.5672 seg., Memoria Usada: 1.24 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2018