05/11/2017 / 11:21
Opta


Imagenes

El Quabit Guadalajara también asombra en Logroño


Si el Guadalajara quería dar ese salto cualitativo en la tabla era indispensable salir victorioso de un Palacio accesible, cuestión impensable temporadas atrás, frente a un BM Logroño que ha bajado sus prestaciones hasta el punto de estar en puesto de colista después 8 jornadas. Y los de César Montes pasaron la prueba para seguir confirmándose como uno de los aspirantes a meterse en Europa. No fue un triunfo, 25-28, sencillo. Ni mucho menos. Dio igual que los visitantes fueran siempre por delante en el marcador salvo dos igualadas (a 6 y a 14) porque los franjivinos se apoyaron en lo único que pueden hacer, espíritu combativo y ver si sus mejores hombres tienen el día. Lo primero lo aplicaron, lo segundo no sucedió así, al menos con Ángel Fernández que se encontró con un Hombrados imposible de superar -más del 40% de acierto-. El veterano portero, unido a un gran Márquez, 8 goles, supieron ser suficientes para romper el encuentro merced a una doble exclusión, de 4 minutos, a Garabaya en la recta final del encuentro que resultó definitiva.
 
El Guadalajara rápidamente tomó el mando. La fluidez de su ataque y las buenas acciones de Hombrados permitían a los alcarreños unas diferencias cómodas en el arranque del encuentro. En concreto, a partir del 3-6, justo cuando Jota González cambió de portero dando entrada a Krupa, el choque se volvió como más tosco, más áspero. En esa dinámica, el BM Logroño estuvo más atento. Cierto que le costaba bastante marcar goles, Garciandia desatascó un poco a los suyos, pero el duelo se vivía en un pañuelo merced a que la defensa franjivina había mejorado sus prestaciones. 

No en vano, el marcador registró el empate a 6 a los 13 minutos. Pese a ello, los de César Montes retomaron la iniciativa con goles de Javi García, desde el centro del campo, y de Márquez. De nuevo, los visitantes tenían el mando. Las imprecisiones, en ambos bandos, se apoderaron hasta el punto de que daba la impresión de que Guadalajara no quería escaparse y que los riojanos, dándolo todo, no conseguían voltear el electrónico. Tampoco ayudaron las decisiones arbitrales, todas muy protestadas por una grada que sentía que debía apoyar a los suyos. 

Sea como fuere, el BM Logroño mantuvo la compostura e impidió que los visitantes se marcharan al descanso pensando que el choque estaba resuelto. Y eso que gozaron de un minuto para una última posesión, espesísima, como muchas, que terminó en pasivo. Con el 12-13 tocaba reflexionar y regresar a la pista con la intención de decantar la balanza, favorable para Guadalajara en la primera media hora.

No varió el escenario y el comportamiento de ambos equipos tras el paso por los vestuarios. Kukic, con dos goles seguidos, devolvía la igualdad, 14-14, segunda vez en el partido tras el 6-6. Sin embargo, Márquez cogió la manija de Guadalajara y sacó a relucir su lanzamiento. Hasta tres tantos en tres minutos que volvían a dar ventaja de dos goles, 15-17. De nuevo, apretaba las clavijas el BM Logroño con el tanto de Del Arco, 18-19. Hombrados daba luz a los suyos con buenas acciones sobre los extremos locales, mientras que Mellado y Montoya dejaban un 18-21 preocupante para los anfitriones. 

Pero el BM Logroño, aguerrido, no quiso irse. Apretó los dientes en defensa,  a la vez que sumaba en ataque para generar dudas a un Guadalajara que vivía de las individualidades, ahora de Javi García. Chiuffa colocaba el 21-22 a once minutos. Aunque fue con el 22-23 cuando se decantó el choque. Garabaya lanzó desde seis metros y Hombrados puso la puntera para sacarla. Acto seguido, el pivote fue excluido cuatro minutos por la falta sobre Márquez y por la protesta. Circunstancia que lastró a un BM Logroño que, encima, continuaba fallando desde los extremos. Hasta Hombrados se unía a la fiesta visitante marcando desde su parcela para prácticamente cerrar el partido, 22-25, minuto 55.

Los cuatro minutos de superioridad visitante impidieron que el BM Logroño combatiera por los puntos. Así lo entendió también Guadalajara que no hizo sangre, controló la situación y se llevó una victoria, 25-28, de lustre para un conjunto que quiere codearse con los gallos de la Asobal.

 

BM LOGROÑO LA RIOJA: Aginagalde (p), Muñoz (2, 1p), Garciandia (6), Kukic (5), Del Arco (4), Ángel Fernández (3) y Garabaya, siete inicial, Miguel Sánchez-Migallón, Kusan (2), Krupa (p), Chiuffa (2) y Castro (1).
QUABIT BM GUADALAJARA: Hombrados (p) (1), Moya (1), Vidal (1), Javi García (6), Bozalongo (1), Mellado (3) y Vigo (2), siete inicial, Márquez (8, 1p), Montoya (2), Vallés (1), Parra (1), Fuentes, Cándido (1).    

Árbitros: Ignacio Pascual Sánchez y Carlos Luque Cabrejas. Excluyeron a los locales Muñoz (min. 12), Miguel Sánchez-Migallón (min. 35), Garabaya (doble en el min. 52) y a Castro (min. 59) y a los visitantes Fuentes (min. 39) y Vidal (min. 50).

Incidencias: Palacio de los Deportes. 1500 espectadores.

Parciales: 1-3, 4-6, 6-7, 7-9, 9-11, 12-13 (descanso), 14-15, 17-18, 18-21, 21-23, 22-25 y 25-28 (final).


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.6999 seg., Memoria Usada: 1.25 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2018