30/10/2010 / 00:00
M. Perez


La organización del Tenoro decidió suspender la primera sesión por la lluvia


La lluvia pudo con el Tenorio Mendocino y obligó a suspender la representación. Tras la entrega de los ducados de oro y plata, un tremendo aguacero comenzó a caer sobre la capital y deslució la salida del cortejo desde la iglesia de los Remedios hacia el Infantado, donde tenía que celebrarse la recreación del retablo renacentista y la boda de Felipe II con Isabel de Valois. La comitiva decidió esperar en el Liceo Caracense hasta que a las 20.30 horas se convocó una reunión de urgencia y se decidió suspender la representación hasta el domingo.

En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.2934 seg., Memoria Usada: 1.21 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2018