13/08/2018 / 18:27
Redacción


Imagenes

Medio millar de personas eligieron AstroYebes este fin de semana para ver las Perseidas desde Valdenazar

Para entretener a la multitud, que fueron más de trescientos el sábado y otros dos centenares en la jornada de ayer domingo, la organización dispuso varios telescopios para contemplar el baile de los planetas.


Cada vez que una surcaba el cielo para desintegrarse a más de 80 kilómetros de altura y una velocidad de 210.000 km/h, el auditorio prorrumpía en espontáneos aplausos y exclamaciones de admiración y sorpresa. No fueron muchas las Perseidas que se pudieron ver por culpa de las adversas condiciones meteorológicas, pero las que hicieron acto de presencia dejaron un excelente sabor de boca a los asistentes. Más de medio millar de personas eligieron este sábado y domingo la propuesta del Ayuntamiento de Yebes y el Aula Municipal de Astronomía para seguir la lluvia de estrellas más popular del año. “Ni el riesgo de lluvia ni los cielos cubiertos que por momentos fueron encapotados amilanó a las decenas de personas que quisieron asistir con nosotros a este espectáculo”, valoran desde AstroYebes, que realizó el llamamiento desde las redes sociales y medios de comunicación.

 

De Madrid, Alcalá de Henares, Alcorcón, San Sebastián de los Reyes, Torrejón de Ardoz o Meco en la vecina Comunidad de Madrid. Pero también de Guadalajara, Azuqueca de Henares, Alovera, Horche, Marchamalo o Villanueva de la Torre. Eran los lugares de procedencia de muchos de los participantes en la doble ‘quedada’ que AstroYebes había convocado para disfrutar de las Perseidas este fin de semana, coincidiendo con los dos días de mayor intensidad de estas estrellas fugaces. Un público que siguió al pie de la letra las recomendaciones que en los días previos había hecho la organización para contemplar las llamadas ‘lágrimas de San Lorenzo’ con comodidad y de forma divertida. Que acudió provisto de ropa de abrigo para hacer frente a la anunciada bajada de temperaturas, algún tentempié para amenizar la espera entre fugaz y fugaz, linternas y frontales que emitían luz roja y, sobre todo, con mantas, esterillas, hamacas y colchonetas de playa que extendieron en el suelo.

 

Porque la mejor posición para ver las Perseidas es en horizontal. Así que los asistentes se desplegaron con sus aparejos por la explanada del Punto de Observación Astronómica del bosque de Valdenazar. “Fue complicado encontrar un hueco libre donde disponer los útiles para tener la mejor perspectiva y, al mismo tiempo, degustar las viandas que muchos trajeron de casa”, explican de AstroYebes. Y es que si por algo se caracterizan estas observaciones nocturnas es, sobre todo, por el excelente ambiente que reina entre los espectadores, que demuestran inquietud, curiosidad e ilusión por el universo que nos rodea, además de gratitud y satisfacción. “Sin ningún género de duda, esa es la mejor recompensa y un aliciente añadido para seguir en la brecha, en la divulgación y el conocimiento de ese mundo mágico y fascinante que está ahí arriba, tan cerca o tan lejos como uno quiera”, aseguran.

 

Para entretener a la multitud, que fueron más de trescientos el sábado y otros dos centenares en la jornada de ayer domingo, AstroYebes dispuso varios telescopios para contemplar el baile de planetas que desfilaba por el horizonte sur. Con el Lucero del Alba en fase y comandando la comitiva, seguido del gigante gaseoso y sus lunas galileanas, que daban paso al Señor de los Anillos y que cerraba el misterioso planeta rojo. Porque Venus, Júpiter, Saturno y Marte nunca defraudan y anoche tampoco. “No eran los protagonistas de la noche, pero contribuyeron a que la espera fuera más llevadera y, sobre todo, a entusiasmar a los más pequeños, que mostraban su asombro al verlos a través de los oculares de los telescopios”, afirman en AstroYebes. Y como no se podía estar al plato y a las tajadas, hubo que elegir entre recrearse con la observación de los astros o la caída de las estrellas fugaces. Muchos consiguieron disfrutar de ambas posibilidades.

 

Con el chirriante sonido de fondo de las cigarras y grillos, la noche fue tocando a su fin. Poco a poco, los participantes en estas Perseidas 2018 iban abandonando el bosque de Valdenazar. Muchos con la decepción por no haber visto satisfechas sus expectativas. Pero la mayoría con la sensación de que habían asistido a una noche de emociones, deseos y sueños. Con esta doble ‘quedada’, AstroYebes pone el punto y final a la temporada 2018 de observaciones al aire libre. Que ha terminado mucho mejor de lo que empezó, pues las malas condiciones atmosféricas impidieron la celebración de las convocatorias de marzo, abril y mayo. Y que alcanzó su punto culminante con el eclipse total de Luna del pasado 27 de julio, que congregó a casi un millar de personas en este espléndido escenario que es Valdenazar, “que se ha convertido para muchos en un lugar de ensueño y encuentro con las estrellas”.

 

El Ayuntamiento de Yebes y AstroYebes ya trabajan en la organización de la próxima temporada, que va a deparar muchas sorpresas para los aficionados a la astronomía, curiosos y público en general. 


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.6349 seg., Memoria Usada: 1.25 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2018