26/07/2016 / 10:24
D. Pizarro


Imagenes

Pedro del Olmo: “Me deprime ver la cantidad de gente y la edad de los que acuden al 1º de Mayo”

Un sindicalista nato. Pedro del Olmo Rebollo (Irueste, 1958), acaba de tomar las riendas de UGT en Guadalajara. Es afiliado desde 1981 y todo lo que sabe de lucha sindical lo ha aprendido en la “mejor escuela posible”, la ya extinguida Bressel. En esta empresa recaló después de hacer el servicio militar, se afilió a UGT y pasó a integrar el comité de empresa. “Mi cultura me decía que había que estar organizados para defender nuestros intereses frente a la patronal”.


      La suya fue la única candidatura que se presentó para sustituir a Laura Íñigo. ¿Tocaba renovar los mandos del sindicato en Guadalajara o el motivo fue la marcha de Íñigo a UGT-CLM?

      Tocaba porque en el anterior congreso se acordó que se iba a cambiar la estructura del sindicato. Está previsto una fusión de federaciones, pasarán de ocho a tres. Así, se decidió que el último mandato sería únicamente de tres años, cuando normalmente son cuatro.

      ¿En qué ha consistido esa fusión de federaciones?

      Con el fin de aprovechar más los recursos que tenemos, se decidió fusionar las federaciones que más o menos se dedican a lo mismo. De esta forma se concentran más los recursos con los que contamos en beneficio de los trabajadores. Por ejemplo, se ha fusionado la FSP –Federación de Servicios Públicos– y la Federación de Enseñanza, que son bastante semejantes. También se han fusionado ya la Federación de Transportes y Servicios a la ciudadanía con Hostelería, Comercio y Juego, y se van a juntar a su vez con la de Servicios. Y la de Construcción y Afines con la de Industria y trabajadores de la tierra.

      Ha de ser una labor complicada.

      Es un trabajo bastante arduo y requiere la paciencia y comprensión de todos. Porque aunque uno, en un determinado sitio, está acostumbrado a llevar solo unos temas, ahora va a tener que ocuparse de otros diferentes. También se van a crear sectores, es decir, dentro de una  misma federación habrá diferentes ramas porque es imposible que una persona lo controle todo.

      ¿Qué ha motivado estas modificaciones en la estructura del sindicato?

      Se supone que la reducción de costes y el querer ser más eficientes. Lógicamente, la financiación del sindicato está cambiando y eso también repercute en el día a día. Al final de quienes más se nutren los sindicatos son de las personas que tienen en las empresas y de esas no se  va a prescindir, porque, entre otras cosas, no tiene ningún coste para el sindicato.

      ¿Esta reestructuración ha supuesto o va a suponer alguna reducción de trabajadores?

      En principio no está previsto. Probablemente se hable de una adecuación para que determinados trabajos se reconviertan en otros.

      ¿Quién decidió que había que poner en marcha estos cambios?

      Es una orden que viene del  último Congreso Confederal del sindicato.

      ¿Y se ha comenzado a implantar en este mandato recién inaugurado o en el anterior?

      Era algo que venía programado del mandato anterior, pero es ahora cuando nos hemos determinado a hacerlo. Esto puede suponer un antes y un después de la reestructuración del sindicato.

      La suya fue la única candidatura a la secretaría provincial de UGT, ¿por qué tomó la decisión de presentarse?

      Tomé la decisión un poco motivada por las circunstancias. Fue la única candidatura porque no había muchos compañeros dispuestos a asumir el reto. La situación del sindicato no es fácil y cuando la gente está trabajando y tiene una rutina, es más fácil de llevar que la responsabilidad de un sindicato. La compañera Laura, nuestra anterior secretaria, fue la que me pidió que me presentase. Entonces lo comenté con algunos compañeros, porque presentarse es una cuestión y luego tener los apoyos para salir es otra. Hablé con el resto de las federaciones sobre qué les parecía y estoy muy contento de los apoyos recibidos.

      ¿Fue un respaldo mayoritario?

      Recibí prácticamente el 86 por ciento de los votos.

      Anteriormente era responsable de Elecciones Sindicales a nivel regional y provincial. ¿Qué hacía exactamente?

      Me encargaba de coordinar las elecciones sindicales en empresas de toda la región. Esto suponía buscar candidaturas, coordinar los comités electorales que se hacen en las diferentes provincias...

      ¿Durante cuánto tiempo ejerció ese cargo?

      Estuve como secretario de Elecciones Sindicales tres años en Toledo y luego en Guadalajara otro par de años.

      ¿Ha cambiado mucho la situación en las empresas a la hora de presentar candidaturas?

      Muchísimo, principalmente por la crisis. La reforma laboral ha influido mucho en las elecciones sindicales, pues ha dado muchas atribuciones a los empresarios, aunque unos lo han utilizado de una manera y otros de otra. El hecho de tener una representación sindical no se debe entender como algo pernicioso para los intereses de la empresa. Todo lo contrario, pues al final es una persona con la que hablar, negociar... Lamentablemente, estos tiempos de crisis se han traducido en todo lo contrario. Por ello, ha habido casos en los que el presentarse a las elecciones sindicales ha sido motivo de despido, incluso el mero hecho de que alguien insinuara que quería presentarse lo ha sido.

      ¿Cuál es la principal causa de esta creencia, según denuncia, equivocada?

      La crisis, el que haya tanto paro, el miedo... todo ha hecho que la gente se retraiga mucho a la hora de presentarse. Hablo de empresas pequeñas y medianas. En las grandes empresas no tiene ninguna incidencia.

      En estos momentos existe una gran desafección ciudadana hacia las instituciones, los partidos políticos... ¿sentís los sindicatos que también os ven como culpables de la situación del país?

      Esa desafección está motivada por una campaña de desprestigio que se ha hecho por parte de algunos medios de comunicación hacia los sindicatos. Dejaban caer la idea de que todos los sindicatos eran una banda de corruptos por el tema de los ERE y la formación. Esto ha hecho mucho daño a la afiliación. Y luego está el desempleo, lo que ha provocado que mucha gente no tuviera para comer y mucho menos para pagar una afiliación. Estas situaciones han contribuido un poco a restar credibilidad a los sindicatos. El concepto que había, y que todavía sigue habiendo, del sindicato era poco menos que no están más que para calcular un finiquito. Pero los sindicatos están para mucho más, están luchando diariamente en todas las empresas y presentando batallas para conseguir, incluso con la lucha en la calle, recuperar los derechos que han sido quitados a los trabajadores con la reforma laboral. También está la negociación colectiva, que ha sido otro instrumento que nos han quitado, pues han dejado que primaran los convenios colectivos de empresa sobre los sectoriales, provinciales, regionales y nacionales. Se han hecho muchas cosas que no se deberían haber hecho.

      ¿Pero entenderá que la corrupción que ha salpicado a su sindicato haya afectado a esa desafección?

      Todo afecta. Yo no creo que un sindicalista se lleve dinero del sindicato, aunque tampoco se puede poner la mano en el fuego porque en todos los sitios hay sinvergüenzas. Es una pena, pero la inmensa mayoría de la gente que lucha y está en el sindicato no es corrupta. Son personas honradas, honestas y solidarias.

      En el congreso en el que fue nombrado secretario provincial habló de “la necesidad de trabajar juntos en defensa de los intereses de los trabajadores”. También hizo referencia a poner fin a las “luchas internas”, ¿las hay?

      Más que luchas intensas, esto significa que cada uno tenemos una particular visión de cómo se pueden hacer las cosas. Sólo a base de dialogar y de ver las carencias que tenemos se puede hacer autocrítica. Y eso se ve en los congresos y otros encuentros internos. Por tanto, lo que hay que hacer es recomponerse de esta situación que vivimos y centrarnos en la defensa de los trabajadores.

      El paro del mes de junio ha dejado 16.629 parados en Guadalajara, un dato bastante bueno.

      Más que bastante bueno, yo diría que ha sido muy bueno. Si ésta fuera la tendencia habitual, en un año estaríamos con unos índices de paro minúsculos. Lo que pasa es que no hay que olvidar cómo son esos contratos. Hay que analizar un poquito más en profundidad y en contratos indefinidos estamos en torno a un 6 o 7 por ciento. Hay un porcentaje altísimo de contratos a tiempo parcial que se hacen indefinidos, pero no por voluntad del empleador, sino porque son impuestos. El resto es temporal, contratos de un día, de horas, de una semana… eso es maquillar los datos del paro. Tampoco se puede olvidar que en la estación de verano hay mucha suplencia por vacaciones, además de que se juntan los datos de los planes de empleo. Pero octubre y noviembre serán cruciales para ver si realmente estos contratos se mantienen en el tiempo o son efímeros.

      Desde UGT han denunciado la “precarización” de la logística, un sector muy implantado en la provincia de Guadalajara.

      El tema de regular el mercado de trabajo y el empleo hasta el infinito tiene unas consecuencias que se van a ver a corto y medio plazo. En la provincia, no obstante, tenemos la suerte de que la presencia de la logística hace que esto no afecte tanto al desempleo como en otras provincias. Estamos, por tanto, agradecidos de que éste el sector esté presente aquí y cree empleo, por supuesto que sí, pero una provincia o una comunidad autónoma no pueden basar todo su empleo en la logística o los servicios, hay que buscar el desarrollo de la industria. En este sentido, nos hemos encontrado con que la competencia entre las propias empresas solamente pasa por los salarios de los trabajadores. Si una empresa aplica el convenio de la logística, que es lo que se debiera aplicar en todos los sitios, pues para eso está, lo único que hacen para salvar el escollo es la externalización de los trabajos. Se lo dan a otra empresa que ya no depende de la logística, aunque emplea a sus trabajadores para lo mismo, y les ponen unos salarios bastante inferiores que la logística. De esta manera se le quitan los clientes a otra empresa logística que sí que aplica su convenio. Es una competencia desleal que no beneficia en nada ni a las propias empresas ni al conjunto de los trabajadores.

      Un ‘falso autónomo’ de XPO se puso hace unos meses en huelga de hambre precisamente para denunciar su precaria situación. ¿Cómo se pueden frenar estos abusos?

      Contra eso sólo se puede hacer una cosa: aumentar las inspecciones de trabajo. Aunque tienen una serie de gente, últimamente han estado más dedicados a vigilar los casos de posible fraude de los trabajadores que están cobrando el desempleo o el subsidio, que también hay que vigilarlo y es una ilegalidad. Pero hay que actuar de la misma forma contra las empresas que contratan a un trabajador autónomo que hace un trabajo continuo en esa compañía.

      ¿Esa situación del ‘falso autónomo’ es legal?

      Digamos que es alegal, porque al final un trabajador que se cotiza él es autónomo. Si la empresa lo hace por mí soy un trabajador por cuenta ajena, pero en lugar de contratarlo de una manera, les obligan a hacerse autónomos. Y si les echan a la calle no hay indemnización, ni paro, ni nada.

      Heliocolor está a punto de cerrar y dejar en la calle a más de 200 trabajadores. ¿No ha acabado aún la etapa de ERE y clausuras de históricas empresas de la provincia?

      Para que veas que no se termina. Heliocolor estaba funcionando bastante bien y era de las empresas más importantes de la provincia. Se vendió a un grupo de capital de riesgo. Parece que no tenía los resultados que querían, la volvieron a vender y al final se dejó en otras manos. Se lo vendieron a una persona por un precio prácticamente irrisorio. Se vio como un negocio bastante importante, pero luego el mercado es el mercado, los precios son los precios, los salarios son los salarios, y lo que en principio era un negocio boyante, empieza a generar pérdidas, se empiezan a acumular y se entra en una dinámica de proceso concursal. Es lo que decía sobre el tema del empleo. Si ahora mismo se lleva a término extinguir los 230 puestos de trabajo, al mes que viene nos encontraremos con 230 parados más. Y sacarán los datos y dirán que baja, pero no se pueden medir con la misma vara los empleos de Heliocolor con lo que se está generando por ahí. El empleo de calidad y estable que tenía Heliocolor no tiene nada que ver con otros. Estuve con los trabajadores en una reunión y parece ser que el administrador concursal se quedó encargado de que la empresa y los representantes de los trabajdores fuesen concretando las cantidades que les adeudan. Llevan cuatro nóminas de retraso, por lo que hay que certificar la deuda y que sea efectivo por parte del Fogasa lo antes posible. Y por otro lado habían planteado la liquidación de la empresa con la extinción de los contratos. Se podría vender por unidades de producción, pues parece que había un par de empresas dispuestas, aunque no hay nada tangible. Eran propuestas que se tienen que poner por escrito, por lo que no pinta bien.

      El Gobierno regional ha dado los primeros pasos para impulsar un plan de reindustrialización del Corredor. Imagino que han participado en esas reuniones.

      Hemos tenido diferentes reuniones con PSOE  y Unidos Podemos. Y las peticiones que les hicimos a los compañeros iban encaminados por ahí, a la reindustrialización de los polígonos de Guadalajara, no sólo del Henares, que está bastante abandonado, sino el proyecto del Ruiseñor, que está aparcado. Si ahora llegara a Guadalajara una empresa de unas características importantes, no tendríamos ni suelo. Y en la situación que estamos es un planteamiento que hay que tener presente. Hay que tener una oficina de captación, hacer un estudio de mercado y otras cosas que beneficien que a Guadalajara vengan empresas de industria que, además  de ofrecer puestos directos, creen trabajo indirectamente. Queda todo por hacer, porque el plan del polígono del Ruiseñor está aparcado e incluso olvidado.

      ¿Cómo es la relación de UGT con CCOO?

      Hacemos frente común pero somos rivales sindicales. Esto no significa que seamos enemigos. La relación es un poco lo mismo que ha sido siempre. Tenemos nuestras diferencias internas, pero a la hora de afrontar una situación complicada o difícil, en los sindicatos de clase siempre priman los intereses de los trabajadores. Algunas veces nos cuesta, pero terminamos poniéndonos de acuerdo.

      ¿Y con CEOE-Cepyme y el Gobierno regional?

      Yo estoy aterrizando, pero hace poco tuvimos una reunión con el delegado de Empleo en la que estaba también el representante de la patronal. Y no es mala la relación, aunque lo que ocurre es que si se dotan de unas armas y una reforma laboral para que puedan hacer lo que quieran, ¿para qué se van a sentar a negociar? Eso es lo primero que tiene que cambiar.

      ¿Es viable la recuperación de los derechos perdidos?

      No lo olvidamos y estaremos para dar la batalla siempre que sea necesario para recuperar por la vía impositiva a través de la lucha en la calle lo que nos han arrebatado mediante un decreto. Aquí los derechos tardan en quitarse lo que tarda en publicarse el BOE, pero si alguien se piensa que, igual que nos lo han quitado, mañana se pueden volver a restituir con la misma facilidad, están muy equivocados. La vida misma nos ha enseñado a los que ya tenemos cierta edad que no es así. Los derechos te los quitan, pero para recuperarlos te los tienes que ganar, no te los da nadie.

      ¿Cree que un gobierno en minoría favorecería la negociación y la recuperación de esos derechos?

      Si alguien quiere gobernar tendrá que negociar con otras fuerzas políticas. Es obvio que la oposición no dirá exactamente lo mismo que dirá, por ejemplo, Rajoy, por lo que, posiblemente, se podrán plantear otras opciones de gobierno. Eso lo único que puede hacer es suavizar un poco las relaciones laborales, pero no nos van a regalar nada.

      En las manifestaciones sindicales, como la del Primero de Mayo, no se ven grandes cantidades de gente en Guadalajara.

      Me preocupa bastante esa situación, porque en el 1º de Mayo se celebra la Fiesta del Trabajo y una reivindicación. Primero, ver la cantidad de gente que acude y la edad que tienen, deprime un poco. Me resulta prácticamente incomprensible ver cómo gana el Real Madrid la Copa de Europa y que se concentre un número ingente de persona para recibirlos sólo porque han hecho su trabajo. Y en un día en el que se reivindican los derechos de los trabajadores, nos encontremos en Guadalajara con 500. Seguro que si pasara el Deportivo Guadalajara a Segunda División habría 6.000 personas en la plaza Mayor.

      ¿Cuántos afiliados tiene UGT en la provincia en estos momentos?

      Estamos en algo más de 6.000. Hemos bajado bastante, pues hemos llegado a tener 7.000 y pico. Pero hace tres o cuatro años, la gente venía para borrarse porque no tenía para comer.

      ¿Cuál es la cuota a pagar?

      Está en algo más de 11 euros al mes. Pero si cobras por debajo del salario mínimo interprofesional son tres euros.

 


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.7317 seg., Memoria Usada: 1.34 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2018