24/07/2016 / 22:29
M. M.


Imagenes

Torija revive su pasado y rinde homenaje a Cervantes en su XII Fiesta de la Historia

Torija vivió el sábado una animada Fiesta de la Historia que este año ha estado centrada en Cervantes y su obra.


Un año más, y ya van doce, Torija ha colocado los estandartes y pendones en su imponente castillo, sus vecinos se han vestido de época, los artesanos han instalado sus puestos en la calle, cual comerciantes de antaño, y juglares y bailarinas han reunido en torno a ellos a las gentes que atraídas por sus locuaces versos o sensuales movimientos, respectivamente, han quedado presas de esas ancestrales costumbres con las que nuestros antepasados se divertían y compartían cuando no existía todavía la televisión ni los videojuegos. La XVII Fiesta de la Historia que este sábado se ha celebrado en Torija ha sido todo un éxito. Así lo señalaba el alcalde de la localidad, Rubén García. A pesar de que se ha registrado algo menos de público que otros años, el primer edil mostraba su satisfacción porque “ver el pueblo lleno de gente, con muchas actividades, turísticas y culturales... es lo que más me gusta”, señalaba a este periódico.
La mañana comenzó con tranquilidad, a pesar de que había numerosas actividades preparadas. El grueso de los visitantes llegaban por la tarde, animados por  la exhibición de rapaces de las 19.30 horas. Y a partir de ahí, Torija no paraba de recibir a vecinos y turistas. Se calcula que acudieron unas 2.500 personas de fuera, algo menos de las 3.000 del año pasado.
Por la mañana, el calor no invitaba a recorrer las calles empedradas de la localidad, así fueron los vecinos los grandes protagonistas de las primeras horas de la Fiesta de la Historia. Comenzaba sobre las once de la mañana con la apertura del mercadillo en la plaza de la Villa, en el que han participado 65 artesanos de diferentes disciplinas. Media hora más tarde, el pasacalles cervantino, con don Miguel de Cervantes a la cabeza, hacía un recorrido por las principales calles acompañado por los famosos personajes que aparecen en sus libros. No podía faltar, evidentemente, el ilustre Don Quijote.
La bella y mítica Sherezade tampoco podía faltar en un acontecimiento de homenaje y reencuentro con la historia, la nuestra y la que ha formado parte de nuestro imaginario. La sensual bailarina oriental hizo las delicias de grandes y pequeños mientras que todos esperaban la llegada de otro de los acontecimientos más importantes de la jornada, la boda medieval, oficiada por la familia de Don Forúnculo de Aquitania. Abriendo la comitiva nupcial iban los cómicos cantando canciones de boda, gritando vítores a los novios y anunciando la boda a todos los habitantes y visitantes de Torija en el carro de los cómicos. Detrás, el público asistente.
Al mediodía y por la tarde, mientras en la plaza de la Villa, la bella Zherezade seguía mostrando sus habilidades, en la plazuela de la Iglesia se alternaban los cuentos para un público infantil.
Por la tarde, después de un merecido paréntesis para comer y refugiarse del calor en los bares y restaurantes de la localidad, hacía su aparición Don Quijote, acompañado por su inseparable Sancho y por los reyes de la Barataria y músicos de la corte, que, recorriendo el pueblo, hacían gala de sus disparatadas aventuras.
    La gran exhibición de aves rapaces que siguió después fue una de las actividades que, según valora el alcalde de Torija, más gustó al público.
Pasadas las ocho de la tarde, cuando la temperatura ya dejaba disfrutar ampliamente de todos los actos, un nuevo pasacalles, en este caso musical y no literario, recorría las calles animando a la fiesta y la diversión.
    Esta edición de la Fiesta de la Historia ha estado impregnada de Cervantes. No ha sido casual. Dado que cada año se centra en algún acontecimiento o periodo histórico, en esta ocasión se ha volcado con el insigne escritor coincidiendo con el cuarto centenario de su muerte y en el Siglo de Oro. Es lógico, por tanto, que se representase una de sus obras: El retablo de las maravillas.
También en la plazuela de la Iglesia, durante todo el día, los niños y niñas tuvieron la oportunidad de acercarse a la figura y obra de Don Miguel de Cervantes a través de diferentes juegos y actividades incluidas en las Jornadas Infantiles que a tal fin organiza el Gobierno de Castilla-La Mancha.
En anteriores ocasiones, la Fiesta de la Historia ha estado dedicada a recordar la Guerra de la Independencia y su vinculación con Torija, o los templarios, muy vinculados también a la villa.
Y es que, aunque la promoción turística y el componente cultural es lo que prima en es cita, conocer nuestro pasado es también uno de sus objetivos. Sobre todo, al cobijo de su castillo, la Edad Media, pero sin renunciar a episodios más recientes pero importantes para Torija, como el libro de Camilo José Cela, Viaje a la Alcarria.
Rozando las 22.30 de la noche, comenzaba la última de las actuaciones programadas y también de las que más han llamado la atención. Se trata del espectáculo de fuego, con zancudos, música, baile y pirotecnia, en el que se representaron los diferentes mitos de la creación del universo. Una metáfora en la que del caos inicial iba surgiendo poco a poco la materia, de la cual surgía poco después del ser humano, hombre y mujer.
Los bares y restaurantes también participaron de la Fiesta de la Historia ofreciendo menús medievales, tapas y refrigerios de la época. 


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.3879 seg., Memoria Usada: 1.25 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2018