06/03/2017 / 13:44
J.P.


Imagenes

Tres yacimientos de Guadalajara reescriben la historia de los Neandertales


El proyecto europeo Marie Curie, coordinado desde el Neanderthal Museum (Alemania), la Universidad de Colonia (Alemania) y la Universidad de Alcalá de Henares, finalizó su fase de trabajos de campo y laboratorio el pasado diciembre de 2016. Buena parte de los resultados están ya disponibles y el amplio equipo investigador se encuentra ahora analizando y discutiendo los datos, que pronto serán publicados en revistas científicas internacionales.

 

El proyecto se ha basado en el estudio del poblamiento humano durante el Paleolítico Medio (época de los Neandertales) y el Paleolítico Superior (época de los Humanos modernos) en el centro de la Península Ibérica. En concreto, se estudian las dinámicas de poblaciones y las relaciones entre los grupos humanos y la variabilidad climática y ambiental durante el Pleistoceno Superior (entre 120.000 y 11.000 años antes del presente). Para ello se han excavado tres yacimientos: la cueva de Los Casares, el abrigo de Peña Cabra y el abrigo de Peña Capón.

 

Recientemente, los responsables de esta excavación ofrecieron una conferencia en la que ofrecieron algunos de los primeros resultados obtenidos, además de presentar los objetivos generales del proyecto y discutir sobre los problemas y debates actuales del poblamiento paleolítico en Guadalajara.

 

Entre los resultados expuestos destacan los referidos al análisis de los instrumentos de piedra utilizados tanto por Neandertales como por Humanos modernos; las dataciones cronométricas, que permiten conocer el momento de las ocupaciones en fechas bastante aproximadas; o las analíticas paleoambientales, que informan sobre el ambiente en el que se produjeron las ocupaciones humanas.

 

Aunque se está investigando en tres asentamiento, en Los Casares ya están reunidos prácticamente todos los resultados disponibles, mientras que en Peña Capón la investigación está aún en un fase incipiente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LOS CASARES

 

PERIODO DE OCUPACIÓN 

La cueva fue ocupada por grupos neandertales durante un momento relativamente templado de finales del Paleolítico Medio y probablemente también en un período más frío inmediatamente posterior.

VIVIR EN UNA CAVERNA

Los neandertales aprovecharon los recursos líticos y faunísticos y establecieron su residencia en el vestíbulo de la cueva. El interior cavernario fue utilizado de forma esporádica para el desarrollo de actividades especializadas.

 

RELEVANCIA

La ocupación neandertal de Los Casares es de las más tardías del interior peninsular y se sitúa muy cerca del momento crítico en el que  desaparece esta especie y aparecen en Europa los Humanos modernos. Los pormenores de este proceso de cambio aún se discuten.

 

 

 

PEÑA CABRA

 

TRES ASENTAMIENTOS 

En Peña Cabra se han documentado al menos tres asentamientos neandertales entre 80.000 y 50.000 años antes del presente. Estos asentamientos estuvieron relacionados con actividades cinegéticas y de despiece de las presas cazadas.

TAREAS DE ALTA PRECISIÓN

Se ha documentado una estrategia tecnológica inédita en el Paleolítico Medio del interior peninsular basada en la fabricación de instrumentos de piedra de pequeño tamaño, muy probablemente destinados a tareas de alta precisión.

 

PERIODOS DE OCUPACIÓN

Estos asentamientos se desarrollaron tanto durante épocas frías y secas como durante otras más cálidas y de ambiente mediterráneo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PEÑA CAPÓN

 

UN YACIMIENTO DE ENORME POTENCIAL 

En Peña Capón se documenta una secuencia de ocupación correspondiente al Paleolítico Superior, desarrollada por Humanos Modernos. Según los investigadores, este yacimiento encierra un enorme potencial científico, ya que se trata de un yacimiento clave para cuestionar las teorías clásicas sobre el poblamiento humano en la Meseta durante las fases más frías de la última glaciación, pues indica la existencia de un poblamiento más estable que el asumido tradicionalmente.

SIN PARANGÓN

Los trabajos han documentado una larga secuencia de ocupación que actualmente no tiene parangón en las dos Mesetas. En ella se documentan las culturas Solutrense, Proto-Solutrense y Gravetiense. La existencia de ésta última tiene gran relevancia, ya que no se había documentado ninguna en toda la Meseta.

 

ESPERANDO FINANCIACIÓN

Se trata de un yacimiento de grandes dimensiones y con una gran riqueza arqueológica, incluyendo una industria espectacular, así como abundantes restos de fauna en muy buen estado de conservación. Los investigadores esperan poder obtener financiación a través de nuevos proyectos en el futuro inmediato para continuar su investigación.

 

 


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.6151 seg., Memoria Usada: 1.24 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2019