03/10/2010 / 00:00
M.T.A


Una jornada de anillamiento para celebrar el Día de las Aves


 La finca de Castillejos ha acogido una particular forma de celebrar el Día Mundial de las Aves. Durante toda la mañana, tres miembros de la Asociación Alcarreña para la defensa de la Naturaleza (Dalma) en colaboración con la Sociedad Española de Ornitología ( SEO-Birdlife), mostraron a las familias cómo se realiza el anillamiento científico de las aves, un proceso sencillo, pero esencial para seguir con el estudio de sus pecualiaridades.
Consiguieron identificar a unos 80 pájaros de 10 especies diferentes como el zorzal o el mirlo, y colocarles la correspondiente anilla en la que se recoge el número de serie y un remite, en este caso, el del Ministerio de Medio Ambiente-Icona Madrid, para que cuando en otro lugar hagan otro anillamiento puedan ver su procedencia. Así, los anilladores de Castillejos consiguieron ayer encontrar a un ave anillada por ellos en 2007, aunque, según recordaba uno de los protagonistas, José María Gómez, su “récord” ha sido encontrar un ejemplar con seis años de vida después de haber viajado más allá del Sáhara. Medio centenar de personas se acercaron hasta esta finca para participar en esta actividad a partir de las 10.00 de la mañana, aunque los anilladores estaban allí desde las 06.00 para poder coger las aves. El hecho de que el día estuviera nublado favoreció la captura, ya que la red se hacía más invisible. Cada uno de los pájaros se analizó al detalle siguiendo unos parámetros que después servirán para incluirlos en las guías y libros. Entre otros, se controló la edad, el peso, la especie, el estado de salud y la cantidad de grasa, éste último determinante para saber si está preparado para migrar, ya que convierten el alimento en grasa, que se acumula entre la piel y la carne, para tenerla como reserva en la migración. Así una vez inspeccionados se les colocó la anilla y volvieron a volar a su cuarteles de invernada tras las migraciones postnupciales después de su reproducción en el Norte de Europa. Ahora, los anilladores de Dalma tendrán que enviar al remite que han encontrado en las patas de las aves la información recopilada, así como a la Sociedad de Ornitología. Una tarea que continuarán todos los domingos del mes de octubre, como llevan haciendo desde finales de agosto en la estación de anillamiento Ribera del Zaire (Arroyo de Dueñas) situada en la Finca Municipal de Castillejos, donde durante este periodo las aves descansan y se alimentan.

En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.2682 seg., Memoria Usada: 1.21 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2018