24/05/2015 / 15:06
Optasport


Unas tablas para cerrar el curso


Villa de Aranda y Guadalajara se repartieron los puntos para finalizar la temporada en un partido con muy poco en juego. A Guadalajara, ya con los deberes hechos, le supo bien este último punto en una temporada en el que su objetivo pasaba por mantener la categoría. Los locales, por su parte, consiguieron finalizar octavos, en la que es su mejor clasificación histórica en la máxima categoría.

Empezó muy bien el Villa de Aranda, con un parcial de 6-4 en los primeros diez minutos en un encuentro en el que la relajación y la falta de intensidad dieron lugar a defensas algo permisivas por ambos equipos. En el minuto 12, César Montes tuvo que pedir tiempo cuando su distancia se iba al 9-4. Víctor Megías hacía mucho daño, bien apoyado por los lanzamientos exteriores del lateral zurdo Oswaldo. Además, el conjunto alcarreño se topaba con la mala suerte pues, hasta ese minuto había lanzado 12 veces al poste.

No obstante, el Villa de Aranda siguió manteniendo el rumbo del partido, bien dirigido por Diego Camino, hasta llegar a la máxima renta del encuentro, que llegó a ser de siete goles (17-10) en el minuto 25. Sin embargo, aparecieron entonces el brazo de Bozalongo y las paradas de Barbero, sumados a varios errores locales, por lo que se llegaba al descanso con un parcial de 1-5 a favor de los visitantes, dejando el marcador en el 18-15 al paso por los vestuarios de los dos equipos.

En la segunda parte, la igualdad fue la tónica. Guadalajara ajustó su defensa y se metió en el partido gracias al buen hacer de Nico López en la dirección del equipo. Precisamente, un gol suyo llevó el marcador al 23-22, que obligó a pedir tiempo muerto a Jacobo Cuétara en el minuto 42. A partir de ahí, el partido fue un toma y daca y un vaivén de errores por los nervios del final ajustado.

El Villa de Aranda se mantenía gracias a las paradas de Javi Díaz ante un Guadalajara cada vez más enchufado. La efectividad de Reig desde los siete metros y los lanzamientos exteriores de Bozalongo servían para que en el minuto 50 llegase el primer empate con un gol de Moyano, poniendo el 26-26. A partir de ahí, el partido pudo caer de cualquier lado.

La descalificación del local Pazin por tres exclusiones hizo mucho daño al conjunto arandino, perdiendo los suyos a una de sus piezas más sólidas en defensa y consiguiendo los visitantes más facilidades para hacer gol a partir de ese momento. Oswaldo ponía uno por delante a Villa de Aranda, pero un penalti marcado por Reig, con exclusión de Diego Camino, ponía el partido en tablas. Villa de Aranda lo intentó hasta el final, pero no pudo, con un jugador menos, transformar su posesión en gol. Oswaldo tendría aún un lanzamiento de falta directa que paró Barbero. Finalizaba así el encuentro entre dos equipos que continuarán un año más en la Liga Asobal, cumpliendo así su objetivo de la temporada.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.312 seg., Memoria Usada: 1.22 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2018