23/11/2017 / 09:41
A.G.H./Opta


Imagenes

El Quabit Guadalajara no se baja de las estrellas

Tercero en la Asobal, empatado a puntos con el segundo. Así termina el Quabit Guadalajara la jornada undécima de la Liga tras el trunfo ante el Cuenca en el derbi regional (31-28).


Ambientazo en el David Santamaría durante el derbi regional de Liga Asobal que enfrentaba al Quabit Guadalajara con el Liberbank Ciudad Encantada. El cuadro morado, con un Márquez exultante al anotar 13 goles, se llevó el gato al agua para auparse a la tercera plaza de la clasificación.

La primera parte comenzó con ambos conjuntos muy entonados. Vidal abría la fiesta para los locales, pero Sergio López contestaba el tanto morado con otro en una contra. A partir de ahí, los alcarreños fueron haciéndose fuertes en defensa y no perdonando en ataque. Así los de César Montes consiguieron sus primeras rentas en el marcador, gracias también a las tres exclusiones que recibieron los visitantes (Nolasco y, en dos ocasiones, Mendoza) y al excelente hacer de Márquez. De los 12 goles que acumulaba su equipo al cuarto de hora, el internacional sumaba media docena. Pero no solo era Márquez el que estaba ofreciendo un verdadero recital de tiros, Vigo y Vidal acompañaban a la estrella local. De hecho, el propio Vidal sirvió un fly a Moya para poner el 9-6 en el marcador.

Una renta que aumentaría el ya mencionado Marquez y el propio Vidal hasta los cinco tantos (13-8), momento en el que Lidio Jiménez se vio obligado a solicitar tiempo muerto. Su defensa era un auténtico coladero, a pesar de que bajo palos había sustituido a Maciel por Ramírez. Y es que, sus pupilos adolecían de la intensidad que sus rivales sí que estaban teniendo. Pero tras la bronca del entrenador visitante a sus hombres, el partido cambió por completo. La muralla defensiva conquense desconectó el ataque guadalajareño, interruptor a interruptor logrando un escandaloso parcial de 1-8 en los últimos 12 minutos de la primera parte. A lomos del argentino Vaintein, como acicate, y de Castro, como realizador, ayudados por un magistral Ponciano, el Ciudad Encantada se fue dos arriba al descanso (14-16). Castro había igualado el registro goleador de Márquez con seis dianas. Para más desgracia local, Javi García se lesionaba en un lance con Vainstein en el tobillo izquierdo.
La segunda mitad comenzó con gol de Castro lo que auguraba un mal futuro para los de César Montes. Sin embargo, Márquez volvió a echarse el equipo a la espalda con tres goles en cinco minutos empatando el derbi desde los siete metros (18-18). Sin embargo, en el Santamaría no solo competían Guadalajara y Cuenca, también Márquez y Castro. El lateral izquierdo visitante volvió a poner las cosas en su sitio con otras dos dianas (18-20). De ahí que el Quabit Guadalajara tomara medidas drásticas, Mellado actuaría a partir de ese momento como avanzado sobre Castro. Montes quería cerrar la hemorragia de goles. Por su parte, el Liberbank también había encontrado la forma de parar a Márquez. De ahí que recogiesen sus testigos tanto Ariel como Vidal, respectivamente, para mantener el partido apretado. 

El duelo estaba tan igualado que cualquier cosa podría ser clave, como la segunda exclusión de Mellado en el minuto 18 con 24-25. Contra pronóstico fueron los locales los que sacaron partido de su inferioridad. De hecho, en el minuto 21 volvían a recuperar el dominio del marcador con sendos goles de Parra y Márquez, 26-25. Un minuto después y tras un error de Ponciano en la circulación de balón, Vidal sumaba uno más para los morados (27-25). La cosa se ponía aún mejor para los locales después de la exclusión de Ariel que aprovecharían para hacer un parcial de 2-0 con Márquez y Parra nuevamente como protagonistas (29-26).

Sin embargo, el Ciudad Encantada no iba a vender barata su piel. Los conquenses ajustaron la defensa y aprovecharon la falta de indecisión morada para hacer el 29-27 en una contra materializada por Sergio López. Quedaban dos minutos, pero los de Montes se dedicaron a dormir el partido en ataque y perder el máximo tiempo posible. El gol de Lucas desde el extremo a falta de un minuto fue definitivo, 30-27. A partir de ahí, apenas hubo tiempo para un tanto más de Ponciano y para que Márquez cerrase el derbi con una jugada individual, 31-28.

 

QUABIT BM GUADALAJARA: Hombrados, Mellado (1), Márquez (13), Vidal (8), Vigo (3), Moya (1) y Javi García -equipo titular- Bozalongo, Parra (3), Lucas (1), Fuentes (1), Valles, Montoya.


LIBERBANK C. ENCANTADA: Maciel, Vainstein (5), Mendoza, Ponciano (5), Nolasco, Sergio López (2) y Perovic -equipo titular- Dutra, Ariel (6), Castro (9), Ramírez (PS), Hugo López (1), Rafa López, Canyigueral.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 1.1244 seg., Memoria Usada: 1.24 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2018