19/07/2013 / 13:04
Redacción


Imagenes

Los evaluadores del Geoparque conocieron ayer el entorno de Checa y Chequilla


El Geoparque de la Comarca de Molina de Aragón y el Alto Tajo fue ayer, más que nunca, un gran laboratorio de la naturaleza a disposición de los científicos más prestigiosos . Juan Carlos Gutiérrez-Marco (CSIC) e Isabel Rábano (Instituto Geominero-IGME) se desplazaron a la zona para apoyar la candidatura de la comarca de Molina de Aragón y el Alto Tajo, que a lo largo de está semana ha sido examinada por dos evaluadores de la  Red Europea de Geoparques (EGN), Malanie Border y John Galloway, que volvían a sus respectivos países esta misma mañana.
“La visita de los evaluadores de la Red Europea de Geoparques ha sido un auténtico éxito”, afirma Juan Manuel Monasterio, coordinador del proyecto del  Geoparque de la comarca de Molina de Aragón y el Alto Tajo. Los responsables del proyecto han hecho balance positivo de la misión evaluativa que ha tenido lugar a lo largo de esta semana. Melanie Border y John Galloway han valorado el esfuerzo y el intenso trabajo realizado por el equipo de trabajo del Geoparque molinés, así como la implicación de los vecinos y los voluntarios de la comarca de Molina. “Tras la última reunión hemos salido con muy buenas sensaciones”, explica Monasterio. En este sentido, el coordinador del proyecto relata que los evaluadores han incrementado en un 30 por ciento la nota que el propio Geoparque se puso en el apartado de autoevaluación del proyecto, que se presentó para optar a la candidatura. “Esto quiere decir que el Geoparque de la comarca de Molina parte con muchos más puntos de base para obtener la declaración definitiva”, aclara.
El aspecto más científico del Geoparque centró la última jornada de la evaluación, primero con la presentación oficial del nuevo radiospectrómetro solar de la red internacional e-Callisto desarrollado por el Grupo de Investigación del Espacio de la Universidad de Alcalá y el Parque Científico y Tecnológico de Guadalajara, en colaboración con el Ayuntamiento de Peralejos de las Truchas. que alberga el primer radiotelescopio solar dentro del proyecto internacional e-Callisto, y después con la visita a Checa, uno de los lugares que mejor ha sabido aprovechar los recursos geológicos y científicos del Geoparque.
El proyecto universitario causó una buena impresión en los evaluadores, que valoraron el interés científico y económico del mismo, así como la posibilidad de desarrollar programas de manera conjunta con la comunidad educativa. Por su parte, el Parque Científico y Tecnológico de Guadalajara reafirmó su apoyo al Geoparque de la Comarca de Molina de Aragón y el Alto Tajo y manifestó su intención de seguir emprendiendo proyectos de interés científico en la provincia de Guadalajara.
Una vez conocido el trabajo desarrollado como consecuencia de la declaración del Parque Natural del Alto Tajo en el año 2000; los logros de la candidatura a Geoparque en la Sierra de Caldereros y el trabajo pendiente en emplazamientos de un gran valor geológico y científico, como es el caso del Bosque Fósil de Aragoncillo, Checa se configura como un ejemplo de la puesta en valor y la dinamización turística de los recursos geológicos y la implicación municipal en su conservación, a partir del Área Experimental de “La Tajera”, una antigua escombrera recuperada por el Ayuntamiento con fondos del Parque Natural para servir de  laboratorio de la geología del Alto Tajo y antesala a los dos grandes tesoros geológicos de la localidad -el Dropstone y el yacimiento de graptolitos- y el entorno de la “Aguaspeña”. El alcalde de la localiad, Jesús Alba, insistió en los proyectos que se abordan desde el Ayuntamiento para la conservación, potenciación y divulgación de estos recursos geológicos. A iniciativa del Consistorio se construyó una pasarela para hacer visitable el contorno de la Aguaspeña, edificio tobáceo donde se observa in situ la formación de la roca por el nacimiento del río Genitórix, que cruza longitudinalmente la localidad. Asimismo, presentó el proyecto virtual que se está desarrollando en el yacimiento celtíbero de Castilgriegos, con el que el visitante, con un dispositivo móvil o tablet, puede asistir a una reconstrucción del antiguo castro y disfrutar de un sinfín de aplicaciones.
Por otra parte, Juan Carlos Gutiérrez-Marco, geólogo del CSIC, e Isabel Rábano explicaron a los evaluadores las particularidad e importancia científica del Dropstone, una piedra arenisca con más de 400 años de antigüedad  que viajó en un iceberg desde los casquetes polares. Al tomar contacto con temperaturas más calidas se fundió, dejando caer esta piedra  al mar, donde se mezcló con sedimentos propios del fondo marino. Esta particular piedra envuelta en pizarras tiene un gran valor científico a la hora de estudiar los materiales que se encontraban en la tierra hace más de 400 millones de años.
Gutiérrez-Marcos y Rábano destacaron también la importancia del yacimiento de graptolitos, organismos marinos grabados en las rocas de pizarra con más de 400 millones de años de antigüedad. El yacimiento de Checa ofrece una sucesión continua de sedimentos depositados sin interrupción, en la que se han identificado los cambios sufridos en sus rasgos por estos animales durante varias decenas de millones de años. Por ello, han sido estudiados desde hace décadas y la calidad de este yacimiento ha permitido caracterizar hasta 60 especies de estos seres ahora extintos pertenecientes a la familia de los cordados y establecer su distribución temporal, lo que permite utilizarlos como "fósiles guía", es decir hacer dataciones cronológicas precisas de rocas halladas en cualquier lugar del planeta, a partir de su contenido en estos fósiles.
Posteriormente, la expedición se desplazó hasta las escuelas del municipio, donde los alumnos de la escuela de verano obsequiaron a los evaluadores con un libro elaborado por ellos mismos sobre los valores geológicos de la localidad.
Por todo ello, la localidad de Checa marca la hoja de ruta de los objetivos futuros del Geoparque de la Comarca de Molina de Aragón y el Alto Tajo.
A lo largo del día los evaluadores tuvieron la oportunidad de conocer un ejemplo de aprovechamiento de los recursos geológicos en las Minas de Armallá y el entorno de Chequilla.
La visita llegaba ayer a su fin y Galloway y Border han regresado hoy a sus respectivos países. Aunque todo parece indicar que el resultado será positivo, el informe que han elaborado durante su visita no se conocerá hasta la XIII Conferencia de la Red Europea de Geoparques que se celebrará entre el 3 y el 6 de septiembre en el Geoparque de Cilento e Vallo di Tiano (Italia).

En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.2761 seg., Memoria Usada: 1.24 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2018