07/03/2018 / 19:30
D. Pizarro


Más de mil personas viven en directo la entrega de los Populares Nueva Alcarria. Galería fotográfica

Las autoridades agradecen y reconocen la labor de este medio y recuerdan los méritos de los 16 premiados.


Humor, mucho humor, fue lo que llenó el miércoles el teatro auditorio Buero Vallejo. Y es que la trigésima edición de los Premios Populares Nueva Alcarria estuvo plagada de de risas, tanto por parte de la actuación del chanante Joaquín Reyes, como por parte de la conductora del programa, Mónica Chaparro. Pero también hubo momentos para la emoción, el recuerdo de los que ya no están y el reconocimiento de cada uno de los 16 premiados en la gala. La gala se pudo seguir en las redes sociales con la etiqueta #PopularesNuevaAlcarria, con numerosos comentarios tanto de los protagonistas como del público, que quisieron dejar constancia de diversos momentos de la gala. 
    El acto contó con la presencia de la ministra de Defensa, María Dolores Cospedal, que recogió personalmente el premio concedido al Desfile de las Fuerzas Armadas del pasado mes de mayo. La ministra agradeció a la capital que se “volcase” con este evento, el primero que se celebraba fuera de Madrid después de la crisis. Fue el primero de los 16 galardones que presentaron los compañeros de Nueva Alcarria Miriam Pérez y Alberto Moreno. 
    El académico y escritor seguntino, Javier Sanz Serrulla, fue galardonado por su trayectoria profesional. Y precisamente otro seguntino, el alcalde de la Ciudad del Doncel José Manuel Latre, le entregó con orgullo el premio.
   La molinesa Aurora Egido, primera mujer en ocupar la secretaría de la Real Academia Española de la Lengua (RAE), también subió al escenario reconocida por su trayectoria profesional. Se acordó Egido de sus padres, así como de los otros tres académicos que salieron de la provincia de Guadalajara: Francisco Antonio González, Emilio Fernández Galiano y Antonio Buero Vallejo. “La lengua es la marca mayor de la dignidad del hombre”, dijo Egido. 
    
Las gracias de un médico
Muy emocionante fue la intervención de Manuel Millán, médico rural que fue reconocido por la labor social que realiza, desde que se jubiló, en países más necesitados. Millán recordó a los profesionales de la sanidad que desempeñan su trabajo en los pueblos, así como a los que “atienden a las personas necesitadas, fundamentalmente mujeres. Su labor es tan importante como la que pueda hacer yo, aunque no tan llamativa como la que pueda hacer yo en África o India”. Y como lo que mejor se le da, además de la medicina,e sl a música, Millán cogió su guitarra y entonó un ‘Gracias a la vida’ que dejó con los ojos llenos de lágrimas a más de uno. 
    Tras este paréntesis musical, toco ponerse serios para recibir a los representantes de los pueblos que hace 25 años celebraron la recuperación 12.000 hectáreas de los Pinares del Ducado de Medinaceli. El teniente alcalde de Olmeda de Cobeta, Andrés Mena, que en aquel entonces era alcalde de su pueblo, reconoció que de aquella “explosión de alegría” queda “menos que nada”, pues actualmente los pinares no son fuente de trabajo. 
    El gerente de Alcarria Flora, Juan José de Lope, recogió personalmente el premio concedido a esta empresa comercializadora de lavandines. Recordó la iniciativa de su padre a la hora de poner en marcha la compañía, e invitó a los presentes a visitar los campos en su apogeo, “en pleno agosto”. 
    En la categoría de Empresa  destacó este año CEOE-Cepyme Guadalajara, que celebrará su 40 aniversario el próximo mes de abril. El presidente, Agustín de Grandes; el vicepresidente, Pedro Hernández Berbería; y el secretario general, Javier Arriola, subieron al escenario para agradecer este reconocimiento al “tejido empresarial de Guadalajara”. Porque, según De Grandes, “los pequeños y medianos empresarios, y sobre todo los autónomos, son los verdaderos héroes”. 
    
El paloteo de Valdenuño
Un nuevo espectáculo se apoderó del auditorio gracias a la fuerza de la botarda, el tamborilero y, principalmente, los danzantes de Valdenuño Fernández. Con su paloteo saltaron numerosas astillas por los aires dado el énfasis con el que cruzaban los palos. Fueron unos intensos minutos en los que el público tuvo que contener la respiración. El botarga, Jesús Ángeles Díaz, recordó que trabajan para convertir el Santo Niño Perdido en Fiesta de Interés Turístico Regional. Y agradecieron al pueblo que les de “esa fuerza que a veces nos falta para darle al palo más fuerte”. 
    Por su parte, el alcalde de Yebes, Miguel Cócera, y el teniente de alcalde, Vidal Gaitán, recogieron un premio por la promoción económica y turística que realiza el municipio, principalmente con dos recursos: Astroyebes y el bosque de Valdenazar. “Hemos sido capaces de convertir un páramo lleno de fantasmas en un municipio estrella”, dijo el primer edil. 
    La Fundación Siglo Futuro subió al escenario al ser reconocida como actividad divulgativa.  Su presidente, Juan Garrido, realizó un resumido recorrido por los 26 años que llevan en pie “promocionando la cultura en el estado puro que le confiere la libertad, la conciencia y, sobre todo, el respeto”.
    La Tertulia Cocido Taurino fue destacada en categoría de Toros, pues desde 1989 se reúnen una vez al mes con personalidades de la tauromaquia. Manuel López Rodrigo tomó la palabra para agradecer la difusión de la actualidad taurina que realiza Nueva Alcarria semanalmente. “Gracias por este reconocimiento en esta época de tanto anti-taurinismo”, dijo.
    A continuación, el teatro volvió nuevamente a su estado natural gracias a las dos actuaciones que realizaron los miembros del Orfeón Joaquín Turina de su espectáculo Score II. Ochenta coralistas de todas las edades, la orquesta, la pianista y el director, Sergio Cano, interpretaron dos piezas, una de la película ‘Harry Potter’ y otra, más teatralizada, de ‘Moulin Rouge’. Cano se refirió “al tesón, alegría y sacrifició” de los miembros y sus familiares. “Es la historia de un loco proyecto donde todas las artes se fusionan en un único espectáculo”. 
    
La Policía, presente
Uno de los premios más aplaudidos fue al mejor deportista elegido por los lectores. El campeón del mundo Kenpo, Emilio Mínguez, agradeció a la Policía Nacional el permitirle viajar para participar en las diferentes competiciones. Ahora, su próximo reto es dar el “100 por cien” para representar a España en próximas pruebas. Sin salir del mundo del deporte, el Quabit Balonmano fue premiado pero no pudo asistir a recoger el galardón porque estaban en Pontevedra jugando la Copa del Rey. Pero estuvieron bien representados por buena parte de la cantera, por el presidente, Alejandro Ortiz; y Alberto Quemada, miembro de la directiva.
    Y no pudo faltar la atleta guadalajareña Ana Lozano, que tantos éxitos está celebrando últimamente. “Este periódico y Alberto Moreno tienen parte de culpa de la popularidad que tiene el atletismo en Guadalajara”. Y dirigiéndose a las mujeres, les dijo que “el deporte es un gran compañero de vida”. 
    Para terminar, el premio especial fue para Joaquín Notario, actor de teatro, cine y televisión natural de Yunquera de Henares. Notario, que tuvo palabras de agradecimiento para Luis Monje, profesor suyo durante su juventud, recordó a su spadres, Juliana y Joaquín, “que tenían la buena costumbre de comprar siempre Nueva Alcarria”. El actor mostró su sorpresa por el premio. “Cuando me llamaron creí que era para que entregase uno, no para recibirlo”. 


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.5202 seg., Memoria Usada: 1.30 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2018