30/07/2017 / 16:46
Diana Pizarro


Imagenes

Roban 100 litros de aceite de oliva del almacén de Cáritas de Humanes


Hace unos días se produjo un robo en el almacén en el que se guardan los alimentos que Cáritas reparte a las familias necesitadas de la comarca de Humanes. Los ladrones se llevaron el aceite de oliva que habían recibido del Banco de Alimentos, cerca de 100 litros, pero no tocaron el resto de productos de alimentación. Gracias a la solidaridad de la gente, parte de lo sustraído ha sido repuesto.

Las cuatro voluntarias de Cáritas en Humanes se afanan por cubrir parte de las necesidades de 30 familias de la zona con especial vulnerabilidad. Sin embargo, hace unos días vivieron uno de los momentos más complicados en esta tarea desinteresada: el robo de más de un centenar de litros de aceite de oliva que iban a repartir a esas familias en riesgo de exclusión.

Soledad Hernández, una de las voluntarias, se muestra “muy afectada” por lo acaecido. “No entiendo cómo alguien puede robar en nuestro almacén, más aún sabiendo, como seguro que sabían, que eran botellas para entregar a esas familias”. Esa remesa de aceite la recibieron el pasado 4 de julio de manos del Banco de Alimentos de Guadalajara. “Nos entregaron esa cantidad para que tuviéramos suficiente para los próximos tres  meses”. Por ello, han tenido que ingeniárselas para reparar el daño. “Hemos recibido mucho aceite de girasol de vecinos solidarios, tanto de Humanes como de sus pedanías”. También han utilizado parte de los fondos propios para adquirir más producto. Gracias a ello, asegura que el reparto del próximo mes está “solucionado”.

En Humanes, Cáritas utiliza como almacén el antiguo matadero, pues cuenta con cámaras frigoríficas. Este espacio también es aprovechado por el Ayuntamiento para guardar material propio. Fueron, de hecho, trabajadores municipales los que se percataron de que la puerta y la cerradura habían sido forzadas. “Recibí una llamada y enseguida me presenté para ver qué se habían llevado”, cuenta Soledad Hernández. Sin embargo, se sorprendió de que únicamente hubieran desaparecido las botellas de aceite. “Teníamos otros productos, como arroz, galletas, legumbres, tomate frito, fruta en almíbar... “El motivo, según apunta Hernández, es que el aceite es “más fácil” de vender, además de que su precio “se ha incrementado” recientemente.
Aparte de estos productos, Cáritas Humanes también reparte harina y azúcar. “Aunque no nos llega por parte del Banco de Alimentos, porque casi nunca tienen, nos lo entregan varios establecimientos de la zona”, señala.


La voluntaria de Cáritas lamenta este hecho. “En la zona no hay guardias civiles fijos en el cuartel, solamente viene una pareja de vez en cuando de Guadalajara, por lo que la vigilancia no es continua”, explica. Para expresar su malestar, Cáritas colocó un cartel en el que relataba lo sucedido y apelaba a la solidaridad de los vecinos.


Por su parte, el párroco de Humanes, Germán Muñoz, agradece la “gran responsabilidad” de los vecinos que han colaborado en la reposición del aceite. “En mis pueblos pequeños, como Cerezo o Razbona, hemos recogido más de 20 botellas en cada uno”. En cuanto a las voluntarias de Cáritas, Muñoz subraya la “estupenda labor social” que realizan. “Son sólo cuatro y se están moviendo mucho para ayudar a los más necesitados”. De hecho, además del reparto de alimentos, les ayudan en la búsqueda de empleo.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.8642 seg., Memoria Usada: 1.23 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2018