02/02/2014 / 17:36
Juanjo Ortega


Imagenes

Tablas en medio del caos


El Balonmano Guadalajara y el Juanfersa Grupo Fegar firmaron un empate en el regreso de la Liga Asobal tras el parón por el Europeo de Dinamarca. Un resultado justo y a la vez inesperado en un partido que vivió un sinfín de vaivenes y que se podría resumir en los gestos de alegría o tristeza de Adam Savic, el meta visitante, triunfal y derrotado sucesivamente durante el choque.

Y es que tanto alcarreños como asturianos acusaron sobremanera los dos meses de parón por la cita continental de selecciones. Un parón que el cuadro de Mateo Garralda alargó unos minutos más para desesperación del cuerpo técnico. Concretamente 12 minutos y diez segundos que fue el tiempo que hubo que esperar para celebrar el primer tanto local. Antes de que el lanzamiento del internacional portugués Jorge Silva besase las redes; el Balonmano Guadalajara había desaprovechado 15 ataques, muchos de ellos, repelidos por un soberbio Adam Savic, exultante por su recital, con paradas de todos los colores, incluído un siete metros de Edu Reig.

El Juanfersa tampoco era una máquina perfectamente engrasada (su primer gol llegó en el minuto 4.32), pero en el país de los ciegos el tuerto es el Rey y los asturianos amenazaban con romper el choque a pesar del tiempo muerto de Mateo Garralda (0-5, minuto 9). Todo cambio cuando, para sorpresa de muchos, el entrenador gijonés, Alberto Suárez, solicitó su primer tiempo muerto. Cierto es que sus pupilos se estaban atascando en ataque, pero el 1-5 y las pésimas sensaciones que ofrecían los locales, planteaban dudas sobre el acierto de parar el choque en ese instante.

Dudas que se resolvieron en favor del Balonmano Guadalajara y en contra el Grupo Fegar. Con Iago Muiña como revulsivo sobre la pista (la tradición marca que el gallego entra en los segundos tiempos), y con las nuevas instrucciones de Garralda, los morados lograron un parcial de 8-3 en 13 minutos y 30 segundos que dio la vuelta al marcador (9-8) poco antes de llegar a tiempo de descanso. De ahí, al bocinazo que marcaba el descanso, un gol por cada bando dejaba las espadas en todo lo alto, circunstancia impensable para los locales apenas 15 minutos antes.

Tras el mismo, ya nada parecía el igual. El Balonmano Guadalajara se había soltado el pelo y funcionaba en ataque y en defensa. Por su parte, el Juanfersa Grupo Fegar no parecía capaz de presentar oposición. Así, justo después de un tiempo muerto solicitado por el técnico asturiano, los locales alcanzaron su máxima ventaja, 16-12, tras un gol de José María Bozalongo. Apenas un par de minutos más tarde, Guillherme Valadao anotaba uno de los goles de la jornada con una preciosa vaselina frente a Savic. Un gol que afectó sobremanera al meta visitante.

Savic aparecía hundido y con él, todos sus compañeros; pero la cita deparaba otro giro brusco. Esta vez condicionado por los colegiados y por un invitado sorpresa: Maxi Cancio. El dúo arbitral excluyó por tercera oportunidad a Alexandro Pozzer dejando cojos a un ya de por sí mermado Balonmano Guadalajara (recordar que Mateo Garralda no pudo contar ni con los lesionados Ales Silva y Kike Plaza). Mientras, el jugador universal del Juanfersa, Maxi Cancio, inédito hasta entonces anotó tres goles prácticamente consecutivos que dieron la vuelta al marcador (20-22, minuto 27).

Edu Reig y Jorge Silva devolvieron las tablas al electrónico y se entró en el último minuto. Tras un ataque eterno de los asturianos, César Almeida aseguró el empate con su parada a siete segundos del final. Llegó el turno de los locales, pero apenas quedaban segundos y el ataque no fue fluido. A falta de un segundo el esférico llegó a Jorge Silva que no se lo pensó y lanzó a portería mientras la bocina tronaba en el polideportivo David Santamaría. Savic no lo pudo detener y la afición empezó a celebrar un triunfo épico. Sin embargo, inmediatamente uno de los colegiados indicó que el lanzamiento había sido fuera de tiempo y anuló la acción.

Decisión que pasó a ser definitiva tras una breve charla entre la pareja arbitral. Fue el final loco para un partido rarísimo. Un partido con mil lecturas aunque sólo una es matemática como subrayaba un conocido periodista de la provincia. Y es que, tras la disputa de la primera jornada de la segunda vuelta, el Balonmano Guadalajara mejora los guarismos de la primera mitad del curso. Un punto que mantiene a los alcarreños en la sexta plaza.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.8542 seg., Memoria Usada: 1.23 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2018