11/10/2010 / 00:00
Rafael Villa


¡Castilla-La Mancha no puede más!


 

 

Vivo en Alovera, el tercer municipio más grande de toda la provincia de Guadalajara (después de Guadalajara y Azuqueca). Como casi todos saben Alovera es un municipio de la zona del Corredor de Henares y colindante a las vías del tren; eso sí, sin estación de tren, ya que el señor Barreda amen de ni siquiera saber donde esta Alovera en el mapa es cómplice directo del Ministerio de Fomento del gobierno de Zapatero el cual no deja de decir que no nos establece la parada de Cercanías que tantas y tantas veces han solicitado los gobiernos populares que han pasado por mi municipio.

Hago esta presentación para decir que como joven tengo una enorme suerte al tener un empleo, aunque no gracias a las políticas de mi diputación, gobierno regional y gobierno nacional.

Como una gran parte de los jóvenes guadalajareños hace no mucho me vi en la necesidad de buscar empleo, y descubrí que en mi provincia no era posible encontrarlo, y es por ello que me vi obligado a ir buscarlo a Madrid, comunidad que no destruye empleos como nuestro presidente regional, sino que los crea, pese a las numerosas trabas que les establece el gobierno central.

Hasta aquí uno puede achacar que qué deba buscar el trabajo fuera de mi provincia e incluso de mi comunidad autónoma es debido a la crisis y a que la situación empresarial y la economía está en declive, pero investigas, por eso de no conformarte con aquello que te dicen, (recuerdo cuando mi abuela me decía hasta que no lo veas no lo creas) y ves tras cerca de 30 años de gobierno socialista (incluyendo también los años buenos) que en ningún momento la situación de los habitantes de la provincia de Guadalajara ha experimentado un solo cambio para mejor y solo alcanzan a ver algo de política social (aquella con la que a Zapatero y a Barreda se les llena tanto la boca de defender y practicar) cuando se aproximan las elecciones. Por el contrario nos encontramos una Guadalajara y en general una Castilla-La Mancha hundida y endeuda debido a que Barreda y sus amigos se han aprovechado de la buena fe de la gente de estas tierras para especular con sus sueños y enriquecerse a base del trabajo de los demás.

Sin ser muy listos a todos se nos ocurren un millón de soluciones y un millón de propuestas para atajar cuanto antes esta fatídica situación en la que nos han sumido nuestro gobierno regional y nacional, y solo queda una pregunta en el aire, ¿porque a mí se me ocurren soluciones y a Barreda y a Zapatero que cobran por ello siguen esperando un milagro? Personalmente pienso que han metido tanto la pata que ya no saben cómo arreglarlo y solo les queda probar suerte con el bote del "Euromillones" para tapar tantas incoherencias a lo largo de estos casi 30 años en Castilla-La Mancha y de estos últimos casi 7 a nivel nacional.

Pienso que por el bien común de los guadalajareños y en general de todos los castellanos-manchegos (por supuesto yo aquí puedo incluirme, el señor Barreda no lo sé, ya que hay que tener en cuenta que su domicilio hoy por hoy, está en Madrid), ha llegado el momento del cambio y de decir basta a un gobierno provincial, regional y nacional acabado e ineficaz y de dar paso a un nuevo gobierno regional, el gobierno encabezado por Maria Dolores de Cospedal, que traerá la prosperidad a nuestra tierra, que después de 30 años grises no solo lo necesitamos sino que nos lo hemos ganado.

 

 

 

 

 

 

 

 


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 1.2077 seg., Memoria Usada: 1.22 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2018