05/01/2017 / 11:29
Redacción


Imagenes

'El Barbero de Sevilla' inaugura el año de ópera en Sigüenza

Se va a proyectar este próximo sábado, día 7 de enero, a partir de las 19 horas, en el Auditorio de El Pósito.

 


La iniciativa Vive la Opera en Sigüenza estrena el año 2017 con la proyección de 'El Barbero de Sevilla', una ópera bufa en dos actos, de Gioacchino Rossini, con libreto de Cesare Sterbini (titulado originalmente Il conte d’Almaviva, ossia L’inutile precauzione) y basado en 'Le barbier de Séville' de Pierre Augustin Caron de Baeumarchais (1775). Se estrenó en Roma, en el Teatro di Torre Argentina, el 20 de febrero de 1816.

 

La versión que se va a proyectar en el Auditorio de El Pósito, este próximo sábado, a partir de las 19:00 horas,  se grabó en el Festival de Schwentzingen, en 1988, con el Coro de la Ópera de Colonia y la  Orquesta Sinfónica de la Radio de Stuttgart, dirigidos musicalmente por  Gabriele Ferro. El reparto lo integran cantantes de la talla de Cecilia Bartoli (Rosina), David Kuebler (Almaviva), Gino Quilico (Fígaro), Carlos Feller (Bartolo), Robert Lloyd (Basilio) y Edith Kertész-Gabry (Berta).

 

Como en cada una de las anteriores ocasiones, será la aficionada a la lírica Zoila Paradela quien prologue y epilogue la proyección para contextualizar tanto la propia obra como la versión que van a visualizar los seguntinos. Además, en el entreacto, los asistentes que lo deseen brindarán con una copita de cava, por cortesía de la Asociación de Empresarios de Sigüenza. La iniciativa cuenta con la colaboración y patrocinio del Ayuntamiento de Sigüenza.

 

La ópera está basada en los intentos del conde de Almaviva (tenor) para lograr expresar su amor a la joven Rosina (mezzo-soprano), medio prisionera de su tutor, el médico Dr. Bartolo (bajo bufo). Éste aspira a casarse con ella para agenciarse su dote, para lo que cuenta con la ayuda, por supuesto interesada, del viejo sacerdote y profesor de música de la muchacha, don Basilio (bajo bufo).

 

Aspectos musicales

La ópera de Rossini, basada en la obra de Beaumarchais, tiene una continuidad argumental en 'Le nozze di Figaro', de Mozart. Pocas obras tienen un contenido musical tan feliz y afortunado como ésta. Ya la obertura (que en realidad procede de Aureliano in Palmira y de Elisabetta, con algún retoque) es una pieza maestra de la escritura rossiniana; luego hay que mencionar, en el nivel más alto, las serenatas de Almaviva “Ecco ridente in cielo” y “Se il mio nome saper voi brámate”, la airosa cavatina de Figaro “Largo al factótum”, así como el gracioso dúo de éste con Almaviva, con su magnífica cabaletta (en la que Rossini obligó a Figaro a cantar más de setenta veces la misma nota). Rosina se presenta con la bellísima aria “Una voce poco fa”, cuya popularidad sigue siendo inmensa, y tiene después un magnífico dúo con Figaro “Dunqu’io son”. El aria del Dr. Bartolo “A un dottor della mia sorte” está modelada a la antigua, pero es una pieza muy popular, como lo es, en el repertorio de bajos, el aria de “la calumnia” de don Basilio. El concertante que se organiza a partir de la entrada de Almaviva en la casa, disfrazado de soldado, hace que el primer acto termine de un modo trepidante; aunque el modelo es mozartiano (final del pimer acto de Le nozze di Figaro), el resultado es mucho más dinámico.

En el segundo acto, el conde de Almaviva se presenta con la ridícula cantinela “Pace e gioga” que es un motivo cómico de muy buena ley; merece especial relieve la “Lección de música” que canta Rosina, “Contro un cor”, con el imaginario acompañamiento del falso sacerdote. La llegada del verdadero pone a todos en movimiento y, finalmente, obligan a don Basilio a que se marche por su “enfermedad” (quinteto “Buona será”). El aria de la criada Berta “Il vecchiotto cerca moglie” y la tempestad son otros momentos felices de esta partitura, así como el gracioso trío “Zito, zito, piano, piano” de Figaro, Almaviva y Rosina. Almaviva tiene otra aria antes de acabar “Cessa di più resistere”, pero se omite casi siempre. El final, en forma de vaudeville, es sumamente gracioso y cierra bien la obra.

 

Algunas curiosidades

La mezzosoprano que estrenó el papel de Rosina, Righetti – Giorgi escribió una detallada relación de lo que ocurrió la noche del estreno, empezando por la ruptura de una cuerda de la guitarra del tenor, Manuel del P. Vicente García, sevillano, que debía cantar una serenata de temas andaluces que había compuesto para la ocasión; el público se rió del percance y no apreció la serenata; justo entonces aparecía Rosina en el balcón diciéndole al tenor: “Sigue, sigue así”, lo que provocó una nueva hilaridad; un gato negro cruzó el escenario dando la sensación de que se preparaba algún desastre.

 

El bajo Zenobio Vitarelli tropezó accidentalmente por detrás del escenario y fue a dar de bruces contra el suelo, por lo que tuvo que cantar su aria de “La calumnia” con la nariz sangrando y un pañuelo para contener la hemorragia.

 

El aria de Rosina gustó, pero después, en el concertante del final del primer acto, cuando la música se torna seria y solemne un gracioso que estaba en los pisos altos dijo, aludiendo al empresario recientemente fallecido “Esto es el funeral de don Coglione” (las iniciales del Duque Cesarini).

 

El público no escuchó, sino que se sumó al escándalo, y el segundo acto transcurrió en medio de una tempestad general de silbidos, gritos, bromas y risotadas. Rossini, impasible, estaba sentado al cémbalo y soportó impertérrito la tempestad. Se marchó dignamente al final y se fue a dormir. Cuando la mezzosoprano y varios amigos fueron a consolarlo a su casa lo hallaron profundamente dormido; aparentemente el fracaso no le había afectado.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.3695 seg., Memoria Usada: 1.24 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2017