01/06/2018 / 18:02
Emilio Fernández Galiano


Imagenes

Del Río y la alameda a la riada

Los que apoyen la moción estarán condonando un tipo de corrupción para castigar otra, siendo las dos las mismas.


Supongo que es como intentar controlar tu coche en medio de una riada. Y por más que te esfuerzas girando el volante para que las ruedas encuentren una referencia, intuyes que empieza la tragedia, lo inevitable. Y en una fugaz lucidez retornas al origen ¿cómo intenté cruzar el puto arroyo? Tengo un buen coche, tengo trabajo, mis padres tienen una buena pensión y mi suegra recibe un eficaz tratamiento en la sanidad pública. La vida me sonríe, me sonreía, porque vuelvo a la realidad  y aquí estoy, con mi coche fuera de control y dejado de la mano de Dios al borde del abismo... ¿Por qué me empeñé en cruzar el puto arroyo? ¡Al carajo!
    La secuencia es un buen ejemplo para poder imaginar lo que sentimos muchos españoles cuando en los actuales avatares políticos pensamos que “esto” se va al carajo. Resulta que somos uno de los países de la Unión Europea que más crece, que más puestos de trabajo genera, en el que más empresas se crean, las exportaciones aumentan y por fin las pensiones se incrementan. Gozamos de la mejor sanidad pública del mundo y nuestras infraestructuras son la envidia de muchos de nuestros vecinos. Y además nuestros deportistas triunfan y son admirados. No es una pintura idílica de ningún cuadro abstracto, es de un realismo contrastable.
    Pienso que muchos nos identificamos con el conductor del coche que se le lleva la riada. Nos cuesta entender cómo hemos llegado hasta aquí cuando circulábamos tan ricamente con nuestro confortable vehículo. Cuando escribo estas líneas todavía no se sabe si va a triunfar o no la moción de censura presentada por el PSOE. El argumento principal se basa en la corrupción bochornosa del PP tras la sentencia del caso Gürtel. Que Pedro Sánchez apele a la honradez como base suena a broma, con la que les está cayendo a los socialistas sin que todavía se conozca la sentencia de los ERES. Pero es que por razones económicas no la puede plantear después de que se aprobaran recientemente los presupuestos generales. Escuchar a los dos principales líderes cómo se arrojaban la basura de sus propias organizaciones resulta lamentable.
    Los que apoyen la moción estarán condonando un tipo de corrupción para castigar otra, siendo las dos las mismas. Otra broma. Lo que apoyan es desalojar a Rajoy sin pasar por las urnas, y eso, aun siendo legal, es inmoral. Soy partidario que gobierne el que gana. Y si  no lo hace bien que ganen otros. Pero, en este caso, no me gustan los atajos.  Tampoco me gustan que decidan sobre España los que no quieren a España. Y tampoco me gusta que el conductor del coche cruzara el puto arroyo. Tenía que haber cedido el volante hace tiempo.
    María Dolores Pradera cantaba la flor de la canela,  los españoles podíamos estar escuchándola en nuestros coches dando un paseo, pero asistimos frente a la tele cómo es posible que del río y la alameda nos encontremos en plena riada.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.3755 seg., Memoria Usada: 1.26 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2018