30/09/2018 / 11:09
Redacción


Imagenes

Hiendelaencina reivindica su patrimonio minero con unas jornadas familiares


El Centro de Interpretación País de la Plata no ha querido dejar a nadie fuera en la organización de sus IX Jornadas de la Minería de la Plata con las que se pretende dar visibilidad al enorme patrimonio minero que tiene Hiendelaencina y recaudar fondos para mantener el museo y para rescatar y poner en valor los muchos vestigios que aún quedan en el municipio. Casi 100 niños y más de 70 adultos entre vecinos y visitantes, han participado en las gymkanas, los talleres de búsqueda de minerales, la visita guiada a la mina de la Catalina y la ruta para conocer el pueblo y su museo. Las jornadas han terminado con un sentido acto de homenaje a los más mayores empadronados, esos “mineros de superficie” que tanto han tenido que trabajar en el pueblo para salir adelante.  

La Asociación Amigos del Museo se ha volcado este año en la organización de sus  Jornadas anuales de la Minería de la Plata logrando un récord de participación tanto de niños como de adultos y la implicación de una gran parte del pueblo. Para ello, se ha contado con la colaboración del Ayuntamiento y de la Asociación Jóvenes Hiendelaencina y con el patrocinio de todos los hosteleros y comercios del pueblo, consiguiendo que niños, jóvenes, adultos y mayores pasaran un día lúdico y divertido, en el que no faltó una sabrosa comida popular a base de caldereta de carrillera de cerdo. 

El evento ha contado con la presencia de Pilar Cuevas, Viceconsejera de Administración Local de la Junta; Julio Calle, Director Provincial de Fomento; Ángel Canales, Subdelegado del Gobierno en Guadalajara; Ana González, senadora; José Carlos Moratilla, Presidente del Parque Natural Sierra Norte; y varios diputados provinciales. Todos ellos han podido comprobar personalmente la implicación de un pueblo pequeño en una iniciativa que reúne a distintas generaciones, que busca recuperar del olvido un patrimonio que vivió mejores tiempos, y que ayuda a luchar contra el abandono y la despoblación del pueblo. Y a todos ellos, como administración, se les ha pedido que apoyen el museo y no se olviden de sus promesas, y que apuesten por Hiendelaencina, y por el impulso y el esfuerzo que están poniendo voluntariamente sus vecinos para rescatar su patrimonio minero. 

Este año, la Asociación de Amigos del Museo ha querido que los niños sean los grandes protagonistas porque enseñándoles a ellos la importancia que tuvo el pueblo y su riqueza geológica se mantiene viva su historia. Durante la mañana han participado en una divertida gymkana con pruebas en seis emplazamientos de relevancia en el pueblo y han buscado minerales en las antiguas escombreras de la mina “La Catalina”. Por la tarde tres expertos geólogos les han explicado los minerales que han recogido y su formación. Y, para los adultos, se ha organizado una ruta por el pueblo y una visita guiada al museo y a la última mina en estuvo en activo, “La Catalina”. Y, todo gracias al trabajo y la dedicación de los voluntarios del pueblo que lo han hecho posible. 

El broche de oro a estas jornadas familiares lo ha puesto el sencillo y emotivo acto de homenaje a Gregoria Villarreal (94 años) y a Enrique Isaías Cristóbal (94 años), las dos personas de mayor edad empadronadas desde siempre en el pueblo, en su calidad de buenos vecinos no necesariamente dedicados a la minería. Porque, como explicaba el alcalde, Mariano Escribano, “no habiendo formado parte de la minería bajo la tierra, son nuestros mineros y mineras de superficie, extrayendo con esfuerzo el poco fruto que da este campo pedregoso y haciendo que suene la mañana a cencerro y balido”.

Una intensa jornada con la que se ha conseguido una buena recaudación para seguir luchando para que le patrimonio minero de Hiendelaencina no caiga en el olvido, para que el visitante pueda viajar en el tiempo por un distrito que antaño fue rico y para que todos los vecinos de esta comarca recuperen su pasado.

Sobre el Centro de Interpretación País de la Plata

El País de la Plata es un espacio para recordar y comprender la historia de Hiendelaencina, una pequeña aldea de no más de "200 almas", sacudida por el descubrimiento en 1844 de su rico subsuelo por D. Pedro Esteban Górriz. Agrimensor y aficionado a la geología convenció a sus amigos para crear y explotar la primera sociedad minera "Santa Cecilia" y cuyos magníficos resultados dieron lugar a una "fiebre de la plata", con la denuncia de más de 200 sociedades y la apertura de un sin número de pozos de nombres tan evocadores como la "Mala Noche", la "Fuerza", "la Verdad de los Artistas", "Nochebuena"... 

Fue el inicio de una transformación tanto económica como humana y urbanística. Sin embargo, las esperanzas de bonanza se vieron mermadas por la falta de planificación y por la irregularidad del yacimiento. 

Después de varios altibajos en la producción durante un siglo y tras unos pocos años de aprovechamiento de las escombreras ya en los años 1980, las minas de Hiendelaencina cerraron definitivamente. De las entrañas de la tierra a un pueblo nuevo, del mineral al lingote, sin olvidar a los hombres que lo arriesgaron todo, desde su capital hasta su vida, el Centro de Interpretación recupera este patrimonio, esta memoria.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.5288 seg., Memoria Usada: 1.26 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2018