01/12/2017 / 16:40
Jesús Ortega/Exvicepresidente de Diputación


Imagenes

Sr Domínguez, a vender botellínes

 Es conocedor que mi propuesta de aumentar el número de Grupos para la provincia  ha supuesto que Guadalajara haya conseguido 4.200.000 euros de subvenciones.


El diputado provincial de Promoción Económica de Guadalajara, Alberto Domínguez, detallaba en la carta remitida a su medio el catálogo de servicios y programas de la Diputación Provincial, similar a la del resto de instituciones provinciales de España. Eludía profundizar su apoyo al mundo rural a través de las ayudas a autónomos y pequeños comercios y por qué ha reducido, a más de la mitad, la cuantía que reciben de la Diputación. En 2012, hasta 1.269 euros anuales; y este año, 557 euros. Cuando un bar, cierra; cuando una panadería, cierra; cuando el comercio echa el cierre, nuestros pueblos se vacían. Y lo sabe, señor Domínguez.
     Incluye en el catálogo de servicios de la Diputación Provincial la prevención y extinción de incendios. Como alcalde de Jadraque sabe que su Ayuntamiento tiene que abonar las tasas por este servicio, y fueron esas tasas las que llevaron a su actual presidenta y secretario general del partido a votar en contra de la constitución del mismo. Qué oportunidad se ha perdido desde 2011, bajo gestión del Partido Popular, de eliminar esa tasa. Seguro que como alcalde de Jadraque lo agradecería.
     Usted, además, es miembro de uno de los Grupos de Desarrollo Rural de la provincia y conoce, de modo directo, que la Diputación Provincial se ha negado a continuar con los convenios que han funcionado hasta ahora perfectamente. Cierto es que parte de esos convenios se destinaron a sufragar el funcionamiento de los grupos, evidentemente no puede confesar, públicamente, que fue la consecuencia del cambio de criterio, a mitad del programa, del entonces Gobierno regional popular. Pero como bien sabe, lo que se ahorra en funcionamiento se invierte en estrategia.
     El artículo, que usted firma, elude referencia alguna al control político que desde la presidencia del Partido Popular se ha querido ejercer sobre los Grupos de Desarrollo Rural. Desconozco en qué medida usted es ajeno a ese propósito de la autora o ha eludido, a conciencia, evitar la explicación.
     La provincia de Guadalajara es la mayor con zonificación rural de las que componen Castilla-La Mancha. Es conocedor que mi propuesta de aumentar el número de Grupos para la provincia, además de aproximarnos al resto de territorios, ha supuesto que Guadalajara haya conseguido 4.200.000 euros de subvenciones más para incentivar inversiones en el mundo rural.
     Hace referencia usted a la ayuda de la Diputación a la conservación del Patrimonio, pero no dice toda la verdad. En los mandatos de D. Francisco Tomey como presidente de la Diputación, por cierto el mejor presidente que ha tenido la Diputación de Guadalajara en los 204 años de historia de la misma, ya se ayudaba al Obispado con 300.000 euros anuales para rehabilitación y conservación de las iglesias de la provincia. ¿Cuánto conceden ahora? 100.000 euros. ¿Esa es la ayuda al patrimonio de la provincia?
     Desde la época de la UCD (algo que le sonará, aunque sólo sea por antecedentes  familiares) recorrí la provincia, pueblo a pueblo, durante muchísimos años de la mano de D. José María Bris, gran político, viendo las necesidades de nuestros municipios, asesorando, ayudando a todos los alcaldes, concejales y vecinos de los mismos. La mayoría de las veces durante la semana, y no como otros que solo visitan los municipios, si acaso, el día de la fiesta para que les vean, y luego desaparecen el año entero. Señor Domínguez, los vecinos de nuestros pueblos necesitan que les visiten asiduamente para conocer sus necesidades, les oigan, les asesoren, les aconsejen. Por cierto, durante mis responsabilidades como diputado y vicepresidente de la Diputación, los diputados liberados (los que cobran) éramos un tercio de los que hay ahora, a la inversa que las ayudas al Patrimonio. Ni que decir tiene el importante número de asesores que poseen ustedes ahora, sólo cinco veces superior a aquella época.
    Detallaba, señor Domínguez, en su artículo, el catálogo de servicios de la Diputación  a los pueblos. En nuestro afán por ayudar a nuestros municipios y pedanías, y usted como diputado de Promoción Económica, le emplazó a que estudie cómo no gravar con tasas por desatascar, por recoger los residuos urbanos, por prestar el servicio de incendios o por recaudar sus impuestos; por cierto, tasa poco solidaria. Los ayuntamientos que menos recaudan, mayor porcentaje se les cobra. Todo un ejercicio solidario y de apoyo a nuestros ayuntamientos y pueblos pequeños.
    Disculpe si estas medidas no son de su competencia, pero son en favor de la sostenibilidad, o quizás sólo se ocupa de la Promoción Económica de los pueblos de la provincia de Guadalajara.
    Le ruego, le pido, que trabaje porque cada día se vendan más botellines en nuestros pueblos, será sinónimo de más vecinos en ellos, de más autónomos, de mayor riqueza, en definitiva, de progreso.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.3354 seg., Memoria Usada: 1.24 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2017