19/06/2018 / 22:15
Pedro Villaverde


Una misa solemne en la catedral de Sigüenza da inicio al Año Jubilar

El obispo de la Diócesis ha presidido la multitudinaria eucaristía que ha contado con la asistencia de numerosas autoridades civiles y militares. El Año Jubilar se extendrerá hasta el 19 de junio de 2019 con numerosos actos y en sus transcurso se puede ganar la Indulgencia Plenaria.

GALERÍA DE FOTOS


La catedral de Sigüenza ha celebrado en la tarde de este martes el 850 aniversario de su consagración y apertura al público como templo de culto dando comienzo el Año Jubilar que se extenderá desde este mismo 19 de junio hasta igual día de 2019. La solemne ceremonia comenzó con la lectura de la carta de solicitud de dicho privilegio remitida por el obispo diocesano al Penitenciario Mayor y de aceptación desde la Ciudad del Vaticano en nombre del Papa Francisco. Atilano Rodríguez, acompañado del deán de la catedral, Jesús de las Heras, el vicario general, Agustín Bugeda y un centenar de sacerdotes de la diócesis, presidieron la eucaristía de inicio de este tiempo jubilar en el que los fieles podrán ganar la indulgencia plenaria.

  Los primeros asientos fueron ocupados por autoridades políticas y militares, entre ellas el alcalde de la ciudad y presidente de la Diputación, José Manuel Latre; el delegado provincial del Gobierno regional, Alberto Rojo; el subdelegado de Gobierno, Juan Pablo Sánchez; el alcalde de Guadalajara, Antonio Román; el subdelegado de Defensa, Antonio Pastor o el teniente coronel de la Guardia Civil, Pascual Luis Segura. Entre el público, miembros de movimientos apostólicos, cofradías y distintas fundaciones, muchos de ellos llegados en autobuses desde Guadalajara y personalidades como el presidente de Unidad Editorial, Antonio Fernández Galiano, el periodista Luis Monje Ciruelo o el profesor emérito de la Universidad Complutense, Javier Davara.

  El obispo, Atilano Rodríguez, transmitió en primer lugar las disculpas del anterior prelado José Sánchez y del arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, cuya presencia, anunciada, finalmente no pudo hacerse realidad y  dijo, durante su homilía, que “al cumplirse ahora el 850 aniversario de este hecho tan importante en la iglesia diocesana volvemos a reunirnos en este edificio sagrado, transformado y remodelado con el paso de los siglos, para dar gracias a Dios por el pasado, vivir con alegría el momento presente y proyectar con esperanza el futuro”, “Gracias a las nuevas construcciones y sucesivas remodelaciones podemos admirar este templo y a todos nos compete la responsabilidad de mantenerlo y mejorarlo en la medida de nuestras posibilidades. Es pues justo y necesario que en esta tarde recordemos con gratitud a los obispos, canónigos, beneficiados, sacerdotes, trabajadores, miembros de instituciones religiosas y civiles que con el paso de los siglos nos han dejado testimonio de su fe en Jesús. Pedimos para ellos el descanso eterno”. 

“Para conmemorar los 850 aniversario he solicitado un año jubilar y la concesión de este jubileo nos llena de alegría y nos mueve a la gratitud y oración por su persona y su ministerio. El Año Jubilar es tiempo de acción de gracias y acogida de las gracias especiales tiene que ayudarnos a experimentar el amor de Dios reconociendo nuestra condición de pecadores”, añadió el prelado que concluyó con un recuerdo a los pobres y marginados, señalando que terminada la misa tendría lugar la inauguración de las obras realizadas en El Posito, como nueva sede de Caritas, “para su atención y cuidado”.

  La ceremonia tuvo varios momentos emotivos como el rezo del credo de 1169, en latín, portando cada asistente una vela encendida del cirio y la lectura final de la oración del Año Jubilar. Igualmente se dio lectura al decreto episcopal que fija las condiciones para lograr la indulgencia plenaria que únicamente se puede conseguir en la propia Catedral a la que se puede peregrinar de manera individual o en grupo, con exclusión de cualquier afecto hacia el pecado, incluso venial, recibiendo los sacramentos de la Confesión y la Eucaristía, rezando el Credo y el Padrenuestro y finalmente orando por las intenciones del Papa.

  Numerosos actos se celebrarán hasta el próximo 19 de junio, el primero, este mismo viernes, una conferencia en Sigüenza del deán de la Catedral, Jesús de las Heras.

   


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.935 seg., Memoria Usada: 1.24 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2018