30/03/2019 / 21:57
P.M.S.


Desesperación ante la irregularidad

El Quabit Guadalajara no estuvo al nivel, perdiendo ante el Cangas Frigoríficos del Morrazo (26-29) en un encuentro en el que siempre fue a remolque.


Un día malo en la vida cotidiana, en el  trabajo, en el quehacer diario... lo tiene cualquiera. Y el Quabit Guadalajara tuvo su día malo, su tarde aciaga y su partido de infortunios y desaciertos en el duelo frente al conjunto pontevedrés del Frigoríficos del Morrazo Cangas. Los de César Montes cayeron derrotados por 26-29 en un partido muy pobre en el que muy pocos -por no decir ninguno- de los jugadores estuvieron a su nivel habitual.

Lo cierto es que el resultado no fue el tan abultado de la temporada pasada de 22-34 entre estos mismos equipos, pero las sensaciones no fueron buenas en los morados antes de acudir a la fase final de la Copa del Rey en Alicante y del parón de las semanas posteriores con motivo de los compromisos internacionales de la selección en la que, por cierto, estará el jugador del Quabit, Pablo Paredes.

Superados en intensidad
Era un choque de más importancia del que algunos podrían pensar. El Cangas se encuentra en el antepenúltimo lugar de la clasificación, intentando que el otro equipo de la provincia de Pontevedra, el Teucro, no le meta en descenso. El Quabit, por su parte, buscaba enjugar una discreta segunda vuelta peleando por la octava plaza, pero... el equipo de César Montes no está fino y lo volvió a demostrar en la cita con su afición en el David Santamaría.

Decepcionaron los morados, que pueden ir olvidándose de la octava plaza -ya está a cinco puntos, con seis partidos por jugar-, y que solo la notable primera vuelta que firmaron -15 puntos- les impide no estar sufriendo por no descender tal y como le está sucediendo a su rival de este fin de semana, el Frigoríficos del Morrazo Cangas. Porque el balance de la segunda vuelta del Quabit es de equipo de descenso -un victoria ante el colista, un empate y siete derrotas en los nueve partidos disputados-. Quedan seis y el Quabit Guadalajara no pasará apuros, pero no transmite buenas sensaciones.

Y quizá por eso, porque el Cangas se jugaba más, los de Pontevedra saltaron a la pista más motivados y con mucha más intensidad tanto en defensa como en el juego de ataque ante un Quabit que no estuvo fino ni en defensa, ni en la portería, donde Jota Hombrados hizo un paupérrimo 11,8 % de efectividad y ni Adrián Eceolaza o Carlos Donderis tuvieron la continuidad necesaria para impulsar a sus compañeros desde atrás.

Y superados en el juego
Lo cierto es que la envergadura de la ‘torre’ de Muratovic fue muy difícil de salvar para los morados ante un Cangas que supo jugar las situaciones de uno contra uno y aprovecharse de la sangría que hizo Cerqueira en el pivote.

Al Quabit no se salió nada y estuvo siempre a merced de la escuadra pontevedresa desde el 0-2 inicial, insalvable ya para un Guadalajara que fue remolque durante la primera parte, con desventajas que rondaron los cuatro y cinco goles hasta el 12-16 del descanso (con un gol encajado  de golpe franco con el tiempo a cero y ante la barrera).

Después, en la segunda parte, no hubo atisbo de remotada. Ni siquiera los morados supieron aprovechar las situaciones de superioridad numérica por las exclusiones visitantes, y la desventaja fue en aumento hasta los siete goles (17-24, a 12 minutos para el final, o 19-26, a ocho minutos).

Una ligera reacción a la que suele acostumbrar este equipo dejó al Quabit con algún chance de poder soñar con la remontada (22-26 a cuatro minutos), pero el intento se quedó en vano porque en ningún momento el conjunto morado se mostró regular ni en defensa ni en ataque, donde la mala suerte también hizo de las suyas con varios lanzamientos claros a los postes, paradas de mucho mérito del portero visitante o pérdidas de balón en contraataques claros, que terminaron por desesperar a la parroquia morada. El 26-29 es un ‘maquillaje’ de resultado para un Quabit que, en Liga, no anda fino.

QUABIT GUADALAJARA, 26; FRIGORÍFICOS MORRAZO CANGAS, 29
QUABIT GUADALAJARA:
Jota Hombrados (11,8 %), Javi Parra (1), Antonio Serradilla, Chema Márquez (2), Víctor Vigo (1), Nacho Moya (1 -1 de 7m.-), Javi García (4) -equipo inicial-, Adrián Eceolaza (25 %), Carlos Donderis (16,7 %), Chema Celada, Sergio Mellado (4), Víctor Montoya, Pedro Fuentes (1), Pawel Niewrzawa (5), Jaime Gallardo (3) y Pablo Paredes (4).
CANGAS FRIGORÍFICOS MORRAZO: Díaz (20 %), Simes (2), Gavidia (1), Cerqueira (5), Menduiña (5 -2 de 7m.-), Muratovic (2), Castro -equipo inicial-, Vujovic (3), Rubén Soliño (2), Jesús Soliño (2) Chapela (1), Cancio, Iglesias (1), Mitic (5).
ÁRBITROS: Muro San José e Iniesta Castillo. Excluyeron a Javi García, Antonio Serradilla y Chema Celada, por el Quabit Guadalajara, y a Cerqueira, Iglesias y Cancio (2), por el Frigoríficos Morrazo.
PARCIALES: 1-3, 4-7, 4-9, 6-10, 8-13, 12-16 -descanso-, 14-18, 16-21, 17-22, 18-24, 21-26 y 26-29.
INCIDENCIAS: Encuentro de la 24ª jornada de la Liga Asobal, disputado en el polideportivo David Santamaría ante unos 700 espectadores. El club colaboró con Manos Unidas con un sorteo de varias camisetas, una bicicleta y mochilas. 


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.7283 seg., Memoria Usada: 1.20 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2019