14/10/2010 / 00:00
J. Sánchez


El día en que el ‘Quijote’ alcarreño soñó con hacer añicos el ‘molino’


alt

 
Se impuso la lógica y el Renovalia Ciudad Real salió con los dos puntos de Guadalajara, pero tuvo que sudar y de lo lindo para hacerse con tan preciado botín. Los de Fernando Bolea lo dieron todo sobre la pista y tuvieron contra las cuerdas a los de Talant Djushebaev, que acabó visiblemente enfadado con sus jugadores al término del encuentro. A falta de diez minutos, el luminoso reflejaba un ilusionante empate a 28. Al final el poderío manchego se notó con un efectivo y letal Jonas Källman, que acabó el choque con nueve goles.
El Quabit BM Guadalajara tuvo contra las cuerdas al vigente campeón
Era una misión imposible, pero más de uno en el Multiusos soñó con lograr algo increíble, que en otros tiempos sí se consiguió, como era que el BM Ciudad Real hincase la rodilla. Y no lo hizo sólo en una ocasión, fueron dos aquellas gestas cuando el club se llamaba Avirresa. Estuvo cerca de llegar la tercera porque este ‘Quijote’ alcarreño no tiene miedo a nada, por muchos kilos, experiencia y calidad que tenga. Ya puede ser un ‘molino’ de dos metros como Arpad Sterbik. El carácter batallador, las ganas, la actitud y los ‘bemoles’ que ponen los de Guadalajara hizo que soñar estuviera al alcance de su mano teniendo contra las cuerdas al grandísimo equipo de Talant Djushebaev, que se llevó un buen cabreo de Guadalajara y puso las pilas a más de uno en el vestuario al finalizar el encuentro. Y es que no fue para menos. Lógico que en el otro vestuario se viviera una fiesta porque habían acorralado al campeón de campeones, aunque finalmente acabaran perdiendo con mucha dignidad (33-38). Costó al principio y dos goles de Davis y otro de Parrondo colocaban a los manchegos con un renta de tres goles (0-3). Mal empezaban las cosas, pero fue cuestión de tiempo encarrilar la situación y remontar (7-4) obligando a Talant a pedir tiempo muerto y serenar a los suyos. Funcionó y las diferencias se quedaron en un gol. Entonces Demovic sacó su ametralladora y con arrojo y descaro y fuerza –2.02 mt. y 105 kilos– hizo que el internacional Sterbik no pudiera hacer nada. Así y al descanso 15-14 para los de Guadalajara que se marchaban a los vestuarios con una sonora ovación del Multiusos que se entregó a la causa. En la reanudación, las ilusiones estaban a flor de piel y al festival se sumó Rudovic. El elegante lateral montenegrino fue una pesadilla para los manchegos –acabó con ocho goles– rubricando su mejor partido en lo que llevamos de liga. Bolea aprovechó además para cambiar su portería y dar entrada a ‘La Tarántula’ Jorge Gómez que hizo dos paradas consecutivas desatando la euforia en las gradas. En el banquillo, relativa tranquilidad porque quedaba mucho y habría que pelear hasta el final para poder mantener una renta de dos tantos, tras las intervenciones de Gómez y el gol en el pivote de un activo Mikel Redondo (16-14). Lazarov y Davis rápidamente empataban el duelo y un error en el pase del conjunto alcarreño provocó que Ciudad Real se volviera a poner por delante (17-18). Nadie quería perder comba y las diferencias eran mínimas. Un gol de De la Salud –sencillamente espectacular el estado de forma del central catalán que acabó con ocho tantos– tenía su respuesta en un gol de Parrondo. Si Rudovic aparecía con sus zambombazos, ahí estaba Davis para poner las tablas. Fue un duelo trepidante en este inicio de segundo periodo. El marcador lo dice todo, a falta de diez minutos para el bocinazo final (28-28).

El martillo pilón de Källman
Increíble pero cierto, el Quabit BM seguía soñando y no quería despertarse. Para su desgracia apareció Jonas Källman, que se echó el equipo a sus espaldas y a base de goles fue un martillo pilón hasta que fue excluído (28-30). Lo aprovechó De la Salud para acercarse otra vez peligrosamente y seguir los pasos del gigante manchego (30-31). Volvió Källman y Entrerríos se empleó más fuerte en defensa y la diferencia fue creciendo hasta el 32-36 y encima Valles descalificado. Todo estaba prácticamente perdido, aunque este verbo no entre en el vocabulario de los hombres de Bolea que siguieron remando hasta el final. La fuerza de las aspas del ‘molino’ pudo con el agotado y satisfecho ‘Quijote’ de Guadalajara que demostró que quiere aferrarse a la Asobal cueste lo que cueste y que no piensa en apearse de este tren al que poco a poco se suben más aficionados.

FICHA

QUABIT BM GUADALAJARA: Jorge Oliva, Mateu Castellá (-), Juan Basmalis (2), Andrés Epeldegui (1), Sergio de la Salud (8), Novica Rudovic (8), Sergio Valles (4) –siete inicial–Jorge Gómez, César Beret, Edu Reig, Agustión Vidal (3), Javi Suárez y Stanislav Demovic (5).

RENOVALIA CIUDAD REAL: Sterbik, Aguinagalde (2), Davis (6), García Parrondo (4), Cañellas (-), Jurkiewicz y Lazarov (4) –siete inicial– Hombrados, Källman (9), Guardiola (3), Abalo, Entrerríos (2), Morros (3), Dinart (2).

Árbitros: Alvarez Mata (Euskadi) y Bustamante López (Navarra). Excluyeron a los locales Basmalis y Demovic (2) y a los visitantes Källman (2), Abalo, Jurkiewicz  y Entrerríos. Además descalificaron a Sergio Valles en el minuto 56. .

Parciales: 0-3/5-4/8-7/11-9/13-12/15-14 (descanso) 17-18/21-20/24-24/28-28/31-33/33-38

Incidencias: Palacio Multiusos. 800 espectadores. 

 


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.3204 seg., Memoria Usada: 1.23 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2019