02/12/2016 / 20:14
Redacción


Agitada vida municipal

Lo único que solicitaba Antonio Román era disponer de algo de tiempo para seguir ejerciendo su profesión, la medicina, vocación a la que nunca ha renunciado ni ocultado.


Apenas ha transcurrido un año y medio desde la constitución de los ayuntamientos tras las elecciones municipales y las noticias de las liberaciones de los ediles, las dimisiones y las mociones de censura han estado a la orden del día. Cuánto y quiénes cobrarán por dedicar más o menos tiempo a su consistorio ha sido tema recurrente en lugares tan variados como Alovera, el tercer municipio más grande de la provincia, donde finalmente la alcaldesa Purificación Tortuero estará al cien por cien en las tareas municipales, o Villanueva de la Torre, donde Vanessa Sánchez y los concejales del Equipo de Gobierno parecen haber asumido trabajar sin cobrar. El caso más llamativo, por ser la capital provincial, es el de Antonio Román, a quien los grupos de la oposición no han aceptado este lunes su propuesta de cobrar 60.000 euros por una jornada del 80%, planteamiento, por otra parte, que parecía bastante razonable. Lo único que solicitaba era  disponer de algo de tiempo para seguir ejerciendo su profesión, la medicina, vocación a la que nunca ha renunciado ni ocultado, pues en cada campaña electoral ha anunciado su intención de seguir vinculado a la misma. Además, hablar de jornadas de trabajo en el caso de cualquier alcalde no tiene mucho sentido porque todos ellos suelen estar disponibles fines de semana, festivos, a horas intempestivas o siempre que cualquier ocasión lo requiere. Que los políticos deben cobrar, como todo el mundo, por su trabajo, también entra dentro de la normalidad, y que sus sueldos están por debajo de cualquier directivo medio de una empresa siendo mayor su responsabilidad parece evidente, comenzando por la propia presidencia de Gobierno. Estas discusiones no hacen ningún bien a la política y cada concejal y alcalde debería reflexionar sobre la imagen que trasladan a la ciudadanía. En tan poco tiempo, por otra parte, el bastón de mando ha cambiado en Albalate de Zorita, Peñalén y Budia. Mucha agitación para las administraciones más cercanas, valoradas y necesarias para el bienestar. 


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.7371 seg., Memoria Usada: 1.23 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2018