16/06/2018 / 19:12
S.Lafuente


Imagenes

Un año sin Iván Fandiño

Mañana, 17 de junio, se cumple el primer aniversario de la tragedia de Aire Sur L'Adour.


Poseía ese punto de rebeldía e independencia del que no le han regalado nada. Representaba el talento de esos toreros a los que les cuesta florecer e imponerse, pero que consigue abrirse paso sin más arma que la ley de su entrega y la raza de su amor propio. Este domingo se cumple un año desde que el toro ‘Provechito’ pusiera el óbito en el Corazón del León. Y el crespón negro en el del toreo. Transcurría la tarde del 17 de junio en la arena de la pequeña localidad francesa de Aire Sur L’Adour, cuando la tragedia caía en picado. El toro, herrado con el mítico hierro de Baltasar Ibán, ni siquiera le correspondía en suerte al torero de Orduña. Había caído en el lote de Juan del Álamo y Fandiño entró en el turno de quites por chicuelinas. ‘Provechito’ se le quedó por debajo para y le atrapó de lleno. A toda prisa fue conducido a la enfermería, y desde allí a un hospital de Mont de Marsan, donde nada pudieron hacer por su vida. “La parca, siempre inherente en cada ruedo, le aguardaba a Iván en la localidad gala. Un quite, un maldito quite, y el trágico desenlace, que a partir de ahora abre un vacío insustituible”, encabezaba la crónica de Nueva Alcarria.
    A lo largo de estos doce meses,  los homenajes en su memoria se han sucedido por toda la geografía, quedando de manifiesto  el carisma de Iván y el cariño que la afición aún le profesa. La puerta grande de la plaza de Guadalajara evoca su nombre como una muestra en la cadena de tributos sin fin. También Madrid y su Orduña natal recientemente y este domingo Aire Sur L’Adour en el aire maldito del Linares de Manolete o la Talavera de Joselito. Cuarenta fotógrafos participarán en una exposición con cuyos trabajos se pretende sufragar una  escultura al héroe caído, que se erigirá en 2019. La subasta de obras tendrá lugar antes y después de la corrida de toros en la que, al igual que en la aciaga tarde, volverán a torear Juan del Álamo y Thomas Dufau, esta vez con Manuel Escribano, ante una corrida del Tajo y la Reina; propiedad de José Miguel Arroyo ‘Joselito’.

Del Álamo, testigo de la tragedia
“Mantengo la imagen de una gran persona y un gran torero. Aquella tarde había dejado en su primer toro una gran sensación y nadie nos esperábamos lo que ocurrió. Su huella es imborrable y siempre le vamos a tener en la memoria”. Son las palabras de Juan del Álamo, uno de los testigos de la tragedia de Iván. “Ha sido uno de los grandes toreros de los últimos años , venía de abajo y entregó todo por su profesión. Le tocó pagar este tributo… Se queda uno sin palabras”, balbucea. Ahora, él y Thomas Dufau volverán a sortear los abismos  que la cita del domingo abre a sus mentes. Del Álamo manifiesta “no querer dramatizar” y continúa: “Intentas no pensar en ello y por eso, al día siguiente de lo de Iván volví a torear. Para mí era la mejor manera de honrarle. Necesitaba regresar a la cara del toro después de lo ocurrido”. En el recuerdo queda un torero de una “personalidad muy fuerte y una forma de interpretar el toreo muy pura”. Añade el diestro salmantino: “Iván era un torero de mucha raza y pundonor. Muy comprometido siempre con su profesión. Recuerdo que coincidí con él toreando en Pamplona  y nos dió una lección de valor en la que se jugó literalmente la vida.”  

Teo Galán, espejo de intimidad
Si hay una persona que vive la incertidumbre de los toreros en la soledad del hotel cada tarde de toros es el mozo de espadas. Teodoro Galán desempeñó esta tarea y acompañó a Iván durante la práctica totalidad de su trayectoria: “Imagínate lo que se siente ante algo así cuando le has dedicado tu vida durante los últimos veinte años. Iván era uno más de mi familia y le tenemos en mente desde que nos levantamos. Para mí no ha muerto el torero, sino el amigo. No te terminas de creer lo que ha ocurrido.Va a hacer un año y sigues pensando como si Iván estuviera con nosotros. Es muy difícil de asimilar”. El dolor acompaña a Teo desde la fatídica tarde y en medio de la conversación dibuja silencios. “Como persona era inmejorable. La gente tiene la impresión de verle muy serio en la plaza, pero en la calle era totalmente diferente. Era muy dicharachero y alegre. En Guadalajara la gente le conocía y era una persona muy normal.Tenía una mentalidad muy fuerte y conseguía lo que se proponía. Cuantas más trabas se encontraba en el camino, más se crecía y a las seis de la mañana ya estaba corriendo y entrenando. Era un torbellino. No se dejaba ganar nunca y era muy exigente consigo mismo. Para mí, vestirle de torero en el hotel era ya una rutina y estábamos solos hasta que subía el apoderado”. Teo describe cómo eran los momentos antes de enfundarle el traje de luces: “Veía una película antes de torear y tenía pocas manías. No ponía capilla, se vestía siempre por el lado izquierdo y dejaba encendida la luz de la habitación cuando se iba a la plaza, como hacen prácticamente todos los toreros”.

Sergio Moreno, labor de prensa
Otra de las personas cercanas al entorno de Fandiño es Sergio Moreno, quien fue su último jefe de prensa desde abril de 2016. “A Iván le tengo muy presente todos los días por todas las muestras de cariño y homenajes que se le han hecho. Con él crecí profesionalmente y se lo debo todo. Fandiño era el torero e Iván era la persona. Era completamente diferente en la plaza y fuera de ella. En el patio de cuadrillas daba miedo hasta saludarle.  Me enseñó que si tienes un camino debes continuar hasta el final y me quedé con su lealtad hacia quien le ayudaba. Para nosotros continúa muy presente y buena prueba es que todos los días se habla de él, vemos fotos y vídeos. Personalmente, prefiero quedarme con el recuerdo del viaje a Francia el día previo a la corrida del desenlace y la sintonía de toda la cuadrilla durante la cena en Bayona”.  

Oreja de Oro
Los recuerdos y homenajes no cesan. Hace tan sólo una semana que Sergio Moreno recogió en nombre de Fandiño la Oreja de Oro concedida por Radio Nacional de España a título póstumo. Era la tercera Oreja de Oro, en 2012 y 2013 ya le fue concedida como máximo triunfador de la temporada.

 

El héroe desde el corazón de la Alcarria

Con motivo del primer aniversario de su muerte, el próximo jueves, 21 de junio, tendrá lugar un Encuentro Cultural a las 20:00 horas en el Centro Municipal Integrado Eduardo Guitián, ubicado en la Avenida del Vado 15. El acto contará con varios invitados de su entorno más cercano, que narrarán sus vivencias junto al diestro de Orduña. La entrada será libre mediante acreditación hasta completar aforo. Las invitaciones se podrán retirar en el mismo centro Eduardo Guitián desde este próximo  lunes,18 de junio, en horario de 9:00 a 21:00 horas. 


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.0778 seg., Memoria Usada: 1.25 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2018