11/08/2019 / 12:35
José Serrano Belinchón


Imagenes

Algarga

Se ubica en la Baja Alcarria, en plena ribera del río Tajo y término municipal de Illana.


 Hubo un tiempo en el que quien esto escribe, después de haber conocido medianamente bien los cuatrocientos y más pueblos de Guadalajara y de haber escrito sobre todos ellos, nada le faltaba saber de la provincia. Muy pronto me di cuenta de que estaba en un error lamentable, de que Guadalajara era mucho más que los varios centenares de municipios que pudiera tener. Ello fue cuando alguno de mis amigos me invitó a conocer Algarga, sitio de la Baja Alcarria, en plena ribera del río Tajo y término municipal de Illana, del que el Diccionario de don Pascual Madoz considera como “Dehesa situada a la margen derecha del río Tajo, con el que linda por el norte y el oeste. Tiene unas 2.070 fanegas de tierra, de las que se cultivan 1.150, y de éstas, 620 son de primera clase y 930 de segunda; las restantes se hallan eriales. Produce cereales y algún esparto en las laderas que confinan con el término de Leganiel. No hay casa ni choza, a excepción de la solapa de una peña, debajo de la cual pueden encerrase 500 ó 600 cabezas de ganado. Fue propiedad de una encomienda de la orden de Calatrava, pero vendida en el año 1841 como bienes nacionales, se tasó en 650.000 reales y se remató en 2.710.000. En ella se fijó el hito de la barca del molino de Maquilón, por cuyo servicio cobraba el dueño 12 fanegas de trigo al año”. La información parece ser bastante concreta, concisa y completa, como para hacernos una idea, más o menos exacta de lo que aquello pudo ser.

                Estamos sobre la margen izquierda del río, junto a una presa que en la comarca conocen como el embalse de Calderón. En los remansos navegan a su antojo los patos que anidan entre las moñas de los carrizales, a la altura del Canal de Estremera. En tiempos fue codiciada por los pescadores de cangrejos y de anguilas que se daban en aquellos pueblos. A un lado y al otro tierras de Guadalajara (Driebes) y de la Alcarria Conquense (Leganiel).

                Del primitivo lugar de Algarga apenas queda señal alguna, aparte del nombre; sí, en cambio, de las colonias de San Joaquín -pueblo, aldea, caserío- en tierras de Illana. Aquellos campos, en una extensión no menor a las 800 hectáreas, pertenecieron hasta la década de los años sesenta del pasado siglo, al señor conde de Cumbrehermosa, quien las repartió gratuitamente entre los ocho colonos que las habían estado trabajando en alquiler durante los últimos 20 años, pasando a ser desde entonces propietarios de cien hectáreas de terreno cada uno. Campos que casi todos ellos vendieron después para la urbanización y abandonaron el sitio.

                Las provincias de Guadalajara, Cuenca y Madrid, se dan la mano junto a las corrientes del río.

Cuentan que en las cuevas que hay en su entorno escondían los maquis las mulas que robaban por aquellos pueblos. Vivir para ver.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.2831 seg., Memoria Usada: 1.19 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2019