22/12/2010 / 00:00
Consuelo Sánchez Vicente


Final (¿feliz?) de curso


 
A la espera de que ETA comunique que se va y no vuelve, cosa que no es previsible que hagan en ese comunicado que dicen que van a enviar un día de estos, hay que felicitarse de que 2010 acabe con los terroristas divididos y más débiles y los demócratas unidos y más hartitos de ellos y de sus mentiras que nunca. Que si iba a ser el pasado fin de semana, que si este 23D, que si después de Reyes... Lo que se espera en esta ocasión de los patéticos portavoces de la boina y la capucha no precisa darle mucho al magín, 'seguirán jugando con el lenguaje' para tratar de colarse de nuevo en las ya inminentes elecciones municipales de mayo de 2011, avanzan fuentes habitualmente más que bien informadas sobre ETA. O sea, que esperamos otra mentira. Otro chasco generalizado no, eso ya no, porque desde el mal llamado Proceso de Paz, que tantas falsas esperanzas despertó ETA ha perdido credibilidad, 'hoy la sociedad, sobre todo la vasca, es más descreída', rematan. Buscar la parte de protagonismo político y mediático que los terroristas piensan que les corresponde -y que casi siempre han conseguido, dicho sea como periodista con tristeza- es la regla de oro del aparato de propaganda etarra, y al parecer la razón del retraso de este comunicado. El temporal, los controladores y la acumulación de noticias sobre la crisis y cómo combatirla lo copa todo, sin más hueco libre que el que cada año le abrimos al misterio gozoso de la Lotería de Navidad, un sorteo que a pesar de tener algo así como el 0,0001 de posibilidades de que pueda tocarnos, todos esperamos que nos toque. Políticamente hablando, para mí, la 'lotería' ya nos ha tocado este año. Pese a los denodados intentos del entorno etarra de 'volarlo', el acuerdo para arrinconar y no volver a dejarse engañar por ETA y los suyos de los socialistas y los generosísimos populares del País Vasco va viento en popa a toda vela y, por lo que me cuentan, renovado. 'Basta de palabras, ni una más, que pasen a los hechos', es el mensaje conjunto También ha sido, no se si una lotería pero como poco un bálsamo el espíritu razonable, constructivo y tantas veces añorado en esta crisis, que presidió el último pleno del año en el Congreso entre Zapatero y Rajoy, con un presidente del Gobierno extrañamente humilde que no dudó en mostrar su respeto y gratitud al líder de la oposición por supeditar sus legítimos intereses partidarios a la tarea de buscar luz al final del túnel de la crisis. Los políticos que necesitamos en estos tiempos tan duros son los más responsables no los más gritones; y, sin negar lo que les separa, como es su obligación, Zapatero y Rajoy hicieron un discurso de encuentro en vez de 'a degüello'. ¿Estrategia? ¿Espejismo? Tal vez si... pero ojala no. . 

En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.3434 seg., Memoria Usada: 1.21 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2020