27/01/2019 / 12:16
Luis Miguel Almazán


Imagenes

La diosa Justicia

En fin, ya sea Themis o Iustitia solo falta que la Diosa a la que representa la figura se pase más a menudo por los juzgados y tribunales, que falta nos hace a los mortales.


El pasado seis de enero, Sus Majestades los Reyes Magos (por parte de mi mujer) me trajeron una estatuilla de la Diosa de la Justicia para decorar mi Despacho. Yo estoy encantado con la figurita y también lo está mi hija Irene aunque no entiende por qué la señora lleva los ojos vendados. Lo cierto es que tampoco sé mucho de esta Diosa, así que me he puesto a “googlear” y a aprender un poquito de mitología griega, romana y hasta egipcia.

Resulta que Themis (o Temis), que significa “Ley de la Naturaleza”, era una Diosa griega, la Diosa del “buen consejo”, con autoridad para enjuiciar y dictar veredicto, guiándose por las leyes y las costumbres, con un papel importante tanto en la tierra como en el Olimpo buscando incansablemente hacer justicia. Por ello, los jueces griegos eran conocidos como “themistopoloi” o servidores de la Diosa Themis.

En una mano, Themis levanta una balanza, que representa la igualdad entre el bien y el mal, lo justo y lo injusto.  En el Antiguo Egipto ya se utilizaba simbólicamente la balanza. La creencia cuenta que cuando el fallecido se encontraba en presencia de Anubis (el Dios del inframundo, el de la cabeza de chacal), después de superar varias pruebas le entregaba su corazón con las buenas obras, y Anubis lo colocaba sobre uno de los platos de una balanza. Sobre el otro ponía la “pluma de la verdad” que contenía sus malas obras. Si el corazón pesaba más que la pluma el alma del difunto accedía al cielo. Si por el contrario la pluma era la que pesaba más que el corazón, aparecía “El Devorador” que se comía el corazón y desaparecía sin más (en la religión egipcia no existía el infierno). Esta balanza de Anubis fue luego adoptada por los griegos como accesorio para Themis significando ecuanimidad, la igualdad con la que todos los ciudadanos deben ser tratados. 

La espada que porta en su otra mano simboliza el poder para castigar, la fuerza, o sea los “Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado” de los que se sirve la Justicia para hacer cumplir sus veredictos. Sin esa “espada” las decisiones de la justicia no tendrían poder coercitivo. Pero en la mitología griega, ese poder coercitivo Themis lo ejerce ayudada de Némesis, la colérica Diosa de la justicia retributiva y vengativa, que se ocupaba de castigar sin piedad a quienes no obedecían las órdenes de sus superiores. Sin embargo, parece ser que quienes posteriormente añadieron el símbolo de la espada fueron los romanos, que tomaron prestada a Themis para su “Iustitia”, su versión de la Diosa griega. 

Desde el siglo XV, a Themis (o a Iustitia) se le añadió una venda en los ojos simbolizando que la justicia es ciega, pues debe ser impuesta objetivamente, sin miedo ni favoritismos, independientemente de la identidad, el dinero o del poder. Para rizar más el rizo, en épocas posteriores se añadieron otros detalles, como una serpiente cuya cabeza pisa la Diosa con su pie y el libro sobre el que la pisa, simbolizando el mal vencido por la Justicia sobre el libro de la Ley Divina. 

 En fin, ya sea Themis o Iustitia solo falta que la Diosa a la que representa la figura se pase más a menudo por los juzgados y tribunales, que falta nos hace a los mortales.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.3153 seg., Memoria Usada: 1.23 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2019