13/09/2020 / 12:54
José María Bris/Exalcalde de Guadalajara


Imagenes

La transición española modélica en el fondo y en la forma

Fuimos muchos millones de españoles los que nos unimos para consolidar la democracia en España yo tuve la suerte de hacerlo desde mi puesto de secretario provincial de UCD. 


La transición española desde la dictadura franquista, que fue el régimen de gobierno establecido en España durante 36 años, a la implantación de un estado democrático fue realizado de forma ejemplar, recibió el aplauso de la mayoría de las naciones, que lo consideraron el modelo a seguir, fruto del dialogo y del consenso, sin ninguna intervención armada, ni ingerencia de otros países. Los muertos en España los ponían aquellos que huían de las libertades que traía el nuevo sistema, en la extrema derecha por la Triple A (Alianza, Apostólica Anticomunista 1977-1982), por pistoleros de extrema derecha (asesinato de los abogados de Atocha el 24 de enero de 1977) y por la izquierda por ETA (Euskadi Ta Asakatasuna, (País Vasco y Libertad) (1968-2010) ) y GRAPO (Grupo Resistencia Antifascista Primero de Octubre). En esa fecha mataron en Madrid a cuatro policías nacionales y un guardia civil (1975-2006), FRAP (Frente Revolucionario Antipatriota (1973-1978)), siendo los más asesinos los etarras que hasta su disolución cometieron 3.000 atentados (44 antes de la muerte de Franco) matando a 872 personas (829 desde la muerte del Caudillo), secuestrando a 86 y mutilando a cerca de 3.000 ciudadanos. Es decir mas que contra Franco iban contra la democracia, una banda que en estos momentos pretende ser “blanqueada” por el partido político EH Bildu (Unidad Popular Reunida), aunque no se han arrepentido por los asesinatos que hicieron los etarras, ni pedido perdón por sus crímenes y secuestros.

 No fue fácil la transición, esa que ahora niegan algunos, no fue fácil romper la  estructura establecida por Francisco Franco (1892-1975) y si se logró fue por personas como Torcuato Fernández Miranda(1915-1980), que ideó la Ley de la Reforma Política, que sometida y aprobada en referéndum el 15 de diciembre de 1976 por el 94,17% de los votantes fue la cobertura legal para celebrar las elecciones generales del 15 de junio de 1977 y fijar la composición del Congreso y del Senado.

  Con personas como el rey Don Juan Carlos (1978), Adolfo Suárez ( 1932-2014), Felipe González (1942), Santiago Carrillo (1915-2012), Manuel Fraga (1922-2012), Heribert Barrera (1917-2011) de Ezquerra Republicana, Jordi Pujol (1930) de CiU antes de entrar en la corrupción ,... Que dejaron  aparte las diferencias ideológicas para unirse en un proyecto común y mas ambicioso, traer a España el régimen de libertades que consagró meses después nuestra Constitución, la llamada del Consenso, porque en su redacción por los llamados siete padres (José Pedro Pérez Lorca (1940-2019), Miguel Herrero Rodríguez de Miñón (1940), Gabriel Cisneros (1940-2007), los tres de UCD, Gregorio Peces Barba (1938-2012) de PSOE , Manuel Fraga de AP , Jordi Solè Tura (1930-2009) de PCE y Miguel Roca Junyent (1940) de CiU y en la aprobación en Congreso y Senado, todos acabaron cediendo en beneficio de la Carta Magna, pero también sobre todo  por los 17.873.721 de españoles, mayores de 18 años en 1978, que acudieron a las urnas y avalaron con el 87,87% de los votos la propuesta que se les hacia.

No fue fácil la transición, pero si modélica, cosa que algunos políticos de nueva horna ignoran, y que no podemos olvidar los que la vivimos, que después de cuarenta años de la misma cada vez vamos siendo menos. Pero a los que niegan la transición y quieren hacer una nueva hay que recordarles que durante la misma ETA, GRAPO, FRAP, la Triple A  y TERRA LLIURE siguieron matando , secuestrando y extorsionando para que la democracia no se asentase en nuestro país. No podemos olvidar los muertos que originó ETA en esos años, ni lo secuestros de GRAPO y FRAP, ni la matanza de los abogados de Atocha por la Triple A, ni el secuestro del Congreso en  el intento de Golpe de Estado del 23 de febrero de 1981, ni las tensiones que se produjeron en el ejercito español como consecuencia de la legalización del Partido Comunista el nueve de abril, sábado santo del año 1977, ni tantos otros avatares que desde la extrema izquierda y la extrema derecha se perpetraban contra nuestra democracia.

Fuimos muchos millones de españoles los que nos unimos para consolidar la democracia en España, yo tuve la suerte de poder hacerlo, desde mi puesto de secretario provincial de UCD, el partido, que con el máximo respeto a los demás, la impulsó y consiguió, con el apoyo y dialogo de todas las fuerzas políticas, sin exclusión de ninguna.

  En esos años se pudo comprobar el ansia de los españoles en consolidar el estado democrático, en conseguir una Constitución de todos y para todos. Los ciudadanos podíamos tener distintas ideologías pero ello no debía llevarnos al enfrentamiento ni al insulto o descalificación del adversario, todos debíamos empujar en la misma dirección para salvar los obstáculos que pudieran impedir llegar a la meta común que todos buscábamos, la democracia y con ello el régimen de libertades que lleva consigo.

  No fue fácil la transición, aunque algunos que no la vivieron digan ahora lo contrario, pero si ejemplar, peligrosa para la ciudadanía y los políticos que la vivimos. En Guadalajara como sucedió en toda España fuimos amenazados por la banda terrorista ETA, en mi caso como muchos otros obligado a llevar escolta, a dotar a todos los concejales del Ayuntamiento de nuestra ciudad de unos espejos especiales para que al poner el coche en marcha supiéramos que no había una bomba lapa adosada a los bajos que estallaría en cuanto lo hiciéramos.

  La Policía Nacional nos dio cursos de cómo deberíamos salir de casa, nunca por el mismo lugar y que al parar en los semáforos sospecháramos de los vehículos aparcados junto a los mismos por si podían llevar una carga en la parte trasera, de tener cuidado con los coches  cercanos a nuestros domicilios. Hubo denuncias de aviso de bombas en cines, otros lugares de la ciudad e incluso en el Festival Medieval de Hita en 1978, en algunos casos se tuvo que llamar a los TEDAX (Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos ) para verificar los hechos anunciados y explorar los lugares y  vehículos sospechosos.

 Aunque algunos quieran demostrar lo contrario muchas personas estuvimos y vivimos amenazadas en ese tiempo y muchos murieron, guardias civiles, policías nacionales, militares, empresarios, funcionarios, políticos,… cualquier ciudadano, ya que las bombas colocadas en lugares estratégicos mataban indiscriminadamente

No fue fácil la transición, ni tampoco pacifica, muchos españoles murieron o resultaron heridos en esos años por defenderla y vivir en un Estado de Derecho al que algunos querían poner coto para seguir con sus actividades delictivas, los que hablan de nueva transición son, no solo los que no vivieron en aquellos tiempos, ya que la mayoría de los ciudadanos la respetan y acatan, sino aquellos que quieren volver al odio y al enfrentamiento, a resucitar esas dos Españas que decía Antonio Machado (1875-1939) en el poema LIII  “El españolito” de su libro “Proverbios y Cantares” (Campos de Castilla)(1912) , Ya hay un español que quiere / vivir y a vivir empieza / entre una España que muere/ y otra España que bosteza /Españolito que vienes / al mundo te guarde Dios / una de las dos Españas/ ha de helarte el corazón/, a romper la Constitución del consenso, de la paz y del progreso que debe ser reformada conforme los tiempos avanzan en cuestiones puntuales, como lo ha sido las dos veces (2009 y 2011) en que se ha modificado hasta ahora y de acuerdo con las normas que para ello marca el propio texto constitucional en el articulo 167 de la misma.

En estos difíciles momentos que estamos viviendo con la pandemia y con la crisis económica y social que se prevé, es hora, bajo el manto de la Constitución, de olvidarse de todo lo que no sea remar juntos, para acabar con el Coronavirus y lograr la recuperación deseada, olvidando agravios y ofensas, olvidando ese refrán tan nuestro y tan español que nos recuerda “que quien siembra vientos, recoge tempestades”.  


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.2878 seg., Memoria Usada: 1.26 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2020