30/11/2010 / 00:00
Fernando Jáuregui


Porras


A veces, se lo juro a usted, me reconcilio -es un decir-- con este país nuestro. Durante todo el día de ayer, fueses a donde fueses, todo se resumía en hablar de porras acertadas o fallidas -era imposible acertar un cinco a cero--, de Mou el antipático y de Guardiola el sensato, de Ronaldo, de Villa y hasta de Florentino. Un descanso, en el fondo, por más que este sea un país binario en el que apenas parecen existir el Barça y el Real Madrid, José Tomás y el Juli, Zapatero y Rajoy. Lo demás es paisaje. La complejidad de toda la sociedad queda, a veces, reducida a esta simplificación algo dramática de blanco o negro, Mas o menos, Mou o Pep. Quizá ahí radique el secreto de nuestro éxito o/y de nuestro fracaso: que los análisis se desnudan hasta quedarse en los huesos, que todo se coloca siempre en orden de batalla, de confrontación, y no de cooperación. Y así, la historia de las dos españas machadianas se confirma en el partido del año, y todo se desequilibra cuando el resultado es cinco a cero. País.

En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.3288 seg., Memoria Usada: 1.20 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2020