08/04/2020 / 16:20
Fernando Almansa


Imagenes

Sin estrategia y tarde

¿Cuándo podremos salir a la calle?, la respuesta es clara, cuando el miedo te lo permita, porque una vez se levante el estado de alarma seguirá  habiendo riesgo.


La dramática situación que vivimos en todo el mundo y con sangrante dolor en España, donde las cifras de muertos se cuentan ya casi por miles cada día; no puede obnubilarnos la vista y perder la capacidad de control estratégico de la pandemia y de nuestra vida como ciudadanos libres.

El Gobierno, no cesa de comunicar los esfuerzos que unos y otros hacen para controlar la pandemia, pero si hay algo que dejan claro es que ellos carecen de una estrategia a medio y largo plazo.

No quiero yo decir que sea fácil, pero desde luego no es imposible, y en todo caso una estrategia sencilla y adaptable, siempre será mejor que carecer de ella.

El Gobierno está desnortado y además, todas sus decisiones llegan tarde, como si de un tren de media distancia de Renfe se tratara; sin alcance y retrasado.

Dicen que las decisiones las toman siguiendo los consejos de los científicos. Lo han hecho muy tarde, y en todo caso la dirección de la estrategia global requiere, además de la importantísima visión científica epidemiológica, de visión política, social y económica. De éstas tres últimas solo la económica ha despuntado algo y de forma tremendamente injusta e  insolidaria.

    El Gobierno obliga a parar, impone condiciones, sugiere condonaciones entre privados, pero amartilla a empresarios medianos y pequeños, y aplasta a autónomos, obligándoles a mantener sus cotizaciones, y como máximo aplazar el pago de impuestos sobre beneficios, que ya son pérdidas.

Entre las muchas cosas que esta terrible crisis está dejando al descubierto, es la voracidad y la ineficacia del aparataje estatal y su inmensa burocracia, que ha bloqueado miles de iniciativas que hubieran podido ayudar a frenar esta pandemia de forma mucho más rápida.

Cada día perdemos la vida  por cientos y por miles, y el Gobierno, dispara tiros al aire intentando matar moscas. El bisoño y teórico Vicepresidente Iglesias, no da una en el clavo, porque la calle solo la pisó para dar mítines; de las aulas a la política sin saber cómo se saca adelante una empresa, ni cómo lucha en el día a día cualquier autónomo para salir adelante. El Presidente, va cogiendo un semblante cada vez más serio, pero contenido poco. Pedir que seamos buenos está bien, pero las medidas de prevención, contención y aprovisionamiento, están descoordinadas y las que se han aplicado llevan más de un mes de retraso.

Ahora nos preguntamos: ¿Cuándo podremos salir a la calle?, la respuesta es clara, cuando el miedo te lo permita, porque una vez que se levante el estado de alarma, aunque sea en fases, seguirá habiendo riesgo, y este riesgo, si no tenemos un indicador mínimamente objetivo para medirlo, será medido exclusivamente por el miedo de cada uno.

Al Gobierno me dirijo, pongan ya en marcha a través de cualquiera de las múltiples anquilosadas Direcciones generales, Gabinetes y Secretarías, el desarrollo de un indicador de riesgo de Coronavirus, que pueda permitir a los ciudadanos tomar decisiones con la información adecuada. Al igual que tenemos informaciones de índice de contaminación, de polen, de ruido, de tráfico, etc. necesitamos pronto un indicador de riesgo de contaminación por coronavirus. Pónganse las pilas.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.3026 seg., Memoria Usada: 1.24 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2020