07/05/2016 / 17:50
Carlos Loscertales


Venta de citas en el Registro Civil

Hace escasamente tres años el Registro Civil recibía el premio a una justicia más accesible.


Hace escasamente tres años el Registro Civil de Guadalajara  obtenía el premio a una justicia más accesible por su participación y puesta en funcionamiento de un nuevo sistema de modernización diseñado por el Ministerio de Justicia, la instauración de un novedoso sistema de cita previa a través de internet; en la Nota del Consejo General del Poder Judicial se podía leer <<en 2005 los asuntos se acumulaban en el Registro Civil de Guadalajara por la falta de medios humanos y sistemas informáticos. El ciudadano no sabía qué día iba a ser atendido, y se formaban colas incluso por la noche>>, pues bien, en estos días, el Presidente del TSJ de Castilla-La Mancha anunciaba en la radio que se estaba investigando el uso fraudulento del sistema de cita previa telemático del Registro Civil de Guadalajara, las citas se acaparan a través de internet por parte de personas desconocidas y después se ofrecen a los usuarios a cambio de dinero.
     A la vista de los acontecimientos, tanto el Presidente del TSJ como el actual Ministro, han manifestado que se investigarán los hechos y tomarán medidas, sin embargo, ninguno de los operadores jurídicos con responsabilidades en la materia ha tenido la ocurrencia de apuntar la causa que subyace en el origen de esta picaresca, que en el Registro Civil de Guadalajara comenzó antes ya de la instauración de tan novedoso sistema de cita previa telématica, que de novedoso no tenía nada porque viene siendo usando desde hace mucho más tiempo por otras administraciones tanto centrales como autonómicas y hasta municipales.  
    Para ello, bastaría preguntarse porqué este mismo sistema, tan dado al fraude en Guadalajara, no presenta incidencia de este calibre en otras ciudades donde se encuentra instaurado (Registro Civil Central, Cáceres Cartagena, Palma de Mallorca, Toledo, Burgos o Valladolid). Pues bien, la razón es obvia, el Registro Civil de Guadalajara es, por las características de la población a la que da servicio, con un elevado porcentaje de extranjería, un servicio sometido a unos requerimientos de trabajo que exceden de los medios materiales y humanos que el Ministerio de Justicia pone a disposición de los ciudadanos;  la consecuencia lógica es un servicio público saturado que no satisface las necesidades de los usuarios dentro de unos plazos razonables, lo que convierte el mecanismo de cita previa telématica, cuya gestión se halla externalizada en manos de una empresa fuera del control del Ministerio, en el instrumento idóneo para la picaresca ante la inacción de los responsables ministeriales,  a modo de ejemplo, una petición de cita previa para el juramento de una nacionalidad en el Registro Civil de Guadalajara te remite a un día de un incierto septiembre de 2017, con este panorama la citas se venden muy  caras.
    Ya resultaba hilarante, por no decir irresponsable, la afirmación del CGPJ de que el Registro Civil de Guadalajara se había puesto al día gracias al sistema de cita previa telemática, nada más lejos de la realidad; siendo Guadalajara y el Corredor del Henares una zona de asentamiento de familias extranjeras, desde el principio de estos movimientos migratorios, el Registro Civil de Guadalajara ha tenido que dar respuesta a las necesidades de esta población (expedientes de nacionalidad, de legalización de matrimonios, etc) con los medios personales y materiales siempre por debajo de las necesidades reales, a base de esfuerzo y compromiso de sus trabajadores, con una escasa plantilla de 6 trabajadores que lleva años sin adecuarse a la incremento de las necesidades de los usuarios.  

      Por lo tanto el problema no es la picaresca de la venta de citas telemáticas, este hecho no es sino el sintoma y la consecuencia de algo peor, el abandono por parte del Ministerio de Justicia, cualquiera que haya sido su signo político, del Registro Civil de Guadalajara y de sus ciudadanos,  privados de un servicio público esencial que no puede desarrollar su trabajo y cumplir sus funciones con normalidad.  El gobierno ha sido incapaz de dotar de los medios necesarios a la Administración de Justicia más necesaria para la ciudadanía, y una de ellas es el Registro Civil. ¿Por qué el Ministerio de Justicia anuncia a bombo y platillo el papel cero cuando es incapaz de asegurar que los Registros Civiles funcionen, dejando a los trabajadores sin la capacidad de resolver los problemas de los ciudadanos?, trabajadores que son los únicos que cada mañana dan la cara ante estas maniobras de las que en absoluto no solo no son responsables sino que son las principales víctimas de la desidia ministerial.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.6373 seg., Memoria Usada: 0.97 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2021