14/05/2018 / 21:51
Mónica Tovar Atance


Imagenes

La Red de Calor con Biomasa se presenta a la sociedad guadalajareña

Una vez obtenida la licencia, la central térmica, que estará en la calle Méjico, se construirá en unos 12 meses y la red en unos dos años.


La Sala Tragaluz ha acogido esta tarde la presentación ciudadana de la Red de Calor con BIomasa de Guadalajara, que pretende instalar en la ciudad durante los dos próximos años la empresa soriana Rebi.

El acto, conducido  por el director general de Nueva Alcarria, Alfredo Palafox, ha contado con la participación del consejero delegado de Rebi, Alberto Gómez, que ha explicado de forma detallada el proyecto, así como con el vicepresidente primero del Gobierno regional, José Luis Martínez Guijarro, el alcalde de Guadalajara, Antonio Román, y la presidenta del Colegio de Administradores de Fincas de Madrid, Julia Manuela Martínez.

Esta será su cuarta red de calor que dará servicio de energía térmica para agua caliente y calefacción a 6.00 viviendas, además de edificios públicos y no residenciales. El consumo previsto del conjunto de la red es de 80.000.000 kWh anuales y 25.000 toneladas de astillas al año. Con su puesta en marcha está previsto que Guadalajara reduzca en 15.000 toneladas las emisiones de CO2 a la atmósfera al año. El mantenimiento y suministro de la infraestructura supondrá la creación de 60 empleados directos e indirectos y entre 18 y 20 millones de euros de proyecto consolidado.

La central térmica, que es el origen de esta red de calor, estará en la calle Méjico número 45 de la capital, y una vez que ya tiene la licencia  por parte del Ayuntamiento, se prevé que esté en construcción entre nueve y 12 meses, mientras que la red de calor tardará en ejecutarse entre dos y dos años y medio. La nueva conducción tendá dos ramales, uno por la calle Layna Serrano y otro por la avenida del Ejército hacia la Escuela de Magisterio y el Palacio del Infantado. A partir de estos puntos, el resto de conexiones se irán sucediendo en función de la demanda. Todo ello se mantendrá con una planta para el almacenamiento de astillado que se construirá en Garbajosa, una pedanía de Alcolea del Pinar, a la que llegará la biomasa que se obtenga de los montes de la provincia.

Durante su intervención, el consejero delegado de Rebi ha destacado las ventajas de esta nueva instalación `para las comunidades de vecinos que quieran adherirse a ella, como el ahorro económico, la ausencia de inversión inicial, la estabilidad en el precio y la gestión integral de la instalación.

El vicepresidente primero del Gobierno regional ha destacado las “virtualidades” que este proyecto tiene en el aspecto ambiental, social y económico, destacando en este último punto el hecho de que esta red de calor se nutrirá de la biomasa extraída en los montes de la provincia. Asimismo ha destacado que generará muchos puestos de trabajo. “Estamos implicados con este tipo de proyectos porque van a generar empleo y actividad económica”.

El alcalde de Guadalajara ha sido el encargado de cerrar el acto y lo ha hecho recordando las ventajas desde el punto de vista ambiental y económico y ha insistido en que proyectos como este entran en la Estrategia Local de lucha contra el cambio climático del Ayuntamiento de Guadalajara, y muestran su preocupación por la calidad del aire de la ciudad.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.5543 seg., Memoria Usada: 1.23 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2018