13/12/2021 / 09:31
Sara Vera Juárez


Imagenes

Cocina con Estrella Michelín a base productos locales y de temporada

El Doncel es un proyecto desarrollado por el chef Enrique Pérez y su hermano Eduardo Pérez, jefe de sala. El restaurante es embajador de Raíz Culinaria, un sello impulsado por la Junta de Comunidades de Castilla - La Mancha con el objetivo de poner en valor la comida tradicional de calidad hecha a base de productos de típicos de la tierra.


La trayectoria de los hermanos comienza desde su niñez, etapa en la que ayudaban a sus padres con el negocio durante los fines de semana. Ellos son la cuarta generación de hosteleros en su linaje familiar. Desde entonces, entusiasmados con formarse profesionalmente en el sector, salieron de Sigüenza. Sin embargo, allá por 2002, una serie de circunstancias provocaron un giro radical en sus vidas y, por ello, los hermanos Pérez regresaron y desarrollaron una nueva estrategia empresarial. Ambos han dado forma y sentido a este restaurante que permanece en continuo progreso y evolución con el objetivo de crear experiencias exclusivas, emocionantes e inolvidables en los comensales. 


El Doncel aglutina el mismo equipo de profesionales cualificados desde el inicio de su andadura en 2002. Todos ellos, comprometidos con la misión de impactar con sus cocinados, sienten una profunda pasión por el mundo de la gastronomía y contribuyen con la creación de experiencias únicas, distintas e inolvidables en una atmósfera cargada de hospitalidad y atención personalizada. 


Como figuras a destacar, Enrique Pérez es el jefe de cocina. Realizó sus estudios en la Escuela Superior de Hostelería y Turismo de Teruel y fue el primero de su promoción. Ha trabajado a las órdenes de Benjamín Urdiain y Koldo Rodero en los restaurantes Zalacaín en Madrid y Rodero en Pamplona, respectivamente, además de cocinar en el Hotel Ritz de Madrid. Su cocina se fusiona en dos: una cocina de vanguardia; y una cocina que se basa en el producto autóctono, elaborada al más puro estilo de la tierra. El resultado del conjunto es una cocina honesta, que juega con los sentidos y sorprende al paladar.
Eduardo Pérez es el jefe de  sala. Realizó sus estudios en la Escuela Superior de Hostelería de Zaragoza. Como su hermano, hace sus primeras prácticas en el restaurante Zalacaín, a las órdenes de Custodio Zamarra y José Jiménez Blas y, más tarde, es reclutado en el Hotel Ritz y el restaurante Flambé de Zaragoza. Con el tiempo se sumerge en cursos de sumiller en La Filoxera en Zaragoza y gana su segundo premio en el concurso nacional de coctelería en el año 2000. 
Andrei Popa es el sommelier. Estudió Dirección de Servicios de Restauración en la Escuela de Hostelería de Teruel y ha obtenido la calificación de nivel avanzado para profesionales, lo que le acredita como un experto en la materia. La bodega de El Doncel cuenta con una amplia oferta de referencias nacionales e internacionales.


El Doncel dedica una especial atención al ámbito de la investigación y en la experimentación culinaria en su laboratorio gastronómico. Desarrollan `la cocina de ideas´, como lo denomina el chef Enrique. Desde este laboratorio ensayan y analizan exhaustivamente nuevas técnicas comprobando el comportamiento de diferentes materias y, posteriormente, lo añaden a sus exquisitas creaciones. “Pretendemos con ello lograr una gastronomía en permanente progreso y evolución, innovando y desarrollando nuevos conceptos, siempre confiando y apostando por los pequeños productores de la comarca”.


El otoño es la temporada del año preferida por el chef, pues ofrece una cantidad de posibilidades inmensas para elaborar los platos más sugerentes a base de trufa y setas.


Además del restaurante, El Doncel también dispone de un hotel, donde se fusionan modernidad y confort en las 14 habitaciones adaptadas a la estructura rocosa de la casona en la que se encuentra. Bajo el sello de El Doncel también se halla la Finca del Obispo, un espacio dedicado a  eventos de todo tipo con los criterios de calidad más exigentes y con sus señas de identidad bien definidas.

Gastronomía digna de reconocimiento

Tras tomar las riendas del negocio familiar, los hermanos Pérez imponen una nueva filosofía de cocina y establecimiento, y todo lo adornan con un toque juvenil, de calidad, de finura y prestigio. A día de hoy, El Doncel se encuentra posicionado en el mercado gastronómico con una identidad propia, revalorizando los recursos naturales del entorno y presentándolos en escena con una forma diferente, creativa y muy personal. “Disfrutamos cada momento con lo que hacemos y ello nos permite lograr especiales resultados en cada una de nuestras elaboraciones”,expresan. 


Su trabajo en busca de la excelencia, calidad y creatividad en  cada uno de sus platos es reconocido con una Estrella Michelín en la Guía Michelín desde 2017. Se trata de la primera estrella alcanzada en la provincia de Guadalajara. “Nos sentimos muy orgullosos de haber obtenido y seguir manteniendo este reconocimiento tan prestigioso a nivel nacional y entre nuestros objetivos está conseguir una segunda estrella”, admiten los hermanos.


Además, también son ganadores de otros galardones: cuentan con dos soles Repsol en la Guía Repsol desde 2016, han sido premiados como la Mejor Cocina Castellano-Manchega de Vanguardia y proclamados como Empresa del Año.


El pasado mes de noviembre, los cocineros Sergio Molina y Nerea Bescos, del restaurante El Doncel, consiguieron el primer premio del Concurso Nacional de la Trucha con un tartar, shiso y tocino veteado. Este plato triunfal está incluido en el menú gastronómico del restaurante y el tartar, además, lleva mango y está decorado con huevas de tobiko y alga de codium.
Los hermanos Pérez han creado con el Doncel un buque insignia que atrae a miles de curiosos y degustadores a la ciudad medieval de Sigüenza, en el corazón de la provincia de Guadalajara.

Turismo cercano

 SIGÜENZA: Si eres de esas personas que buscan un lugar con encanto para hacer una escapada, Sigüenza es tu lugar ideal. Situado al norte de la provincia de Guadalajara,  más concretamente en la comarca de la Serranía. Coronada por un castillo monumental del siglo XII (actual Parador Nacional de Turismo) y a sus pies un evocador pueblo repleto de callejuelas que allí llaman travesañas, plazuelas con soportales, una catedral llena de obras de arte, iglesias románicas, arcos y soberbios edificios de piedra, la ciudad del Doncel tiene motivos suficientes aspirar y llegar a ser reconocida con el título Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Sin duda, perderse por Sigüenza es como hacer un viaje al Medievo. Sumergida en un entorno natural envidiable, merece la pena realizar una excursión por el barranco del río Dulce, lleno de gargantas, una bonita cascada y un panorámico mirador sobre las hoces.    

 ALREDEDORES: Parada imprescindible en las villas medievales de Atienza y Medinaceli, en el Parque Natural Hoz del Río Dulce, en la micro reserva de los saladares del Río Salado y en el Parque Natural del Hayedo de Tejera Negra.

 GUADALAJARA: A tan solo una hora se encuentra la capital de la provincia, Guadalajara. Una ciudad con múltiples monumentos. El Panteón de la Condesa de la Vega del Pozo, el Palacio del Infantado, el Palacio de la Cotilla, el Convento de la Piedad, el Torreón de Alvar Fáñez y la infinidad de parques y zonas verdes son algunos ejemplos para disfrutar de un viaje inolvidable.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.6929 seg., Memoria Usada: 0.98 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2022