25/05/2022 / 09:10
Redacción


Imagenes

CONCLUSIÓN IV: Discriminación positiva con deducciones fiscales para residentes y emprendedores del ámbito rural

Apuesta por una fiscalidad diferenciada para las personas, empresas y demás entidades que desarrollan su actividad en el ámbito rural y las que lo hacen en el ámbito urbano. Esta diferenciación debe realizarse tras un minucioso examen de las áreas que pueden ser objeto de acciones de discriminación positiva, con una delimitación ajustada a la realidad que evite injusticias como que las capitales de provincia o comarcas urbanas se beneficien de políticas de solidaridad del conjunto de la sociedad que no necesitan para su desarrollo. El sistema de bonificaciones fiscales a las personas que viven en el ámbito rural obedece, entre otras cuestiones, a un criterio de corresponsabilidad entre quienes habitan en las ciudades y quienes lo hacen en los pueblos, puesto que a estos últimos se les ha encomendado de facto la guardia y custodia de un territorio que purifica el aire que respiramos, cultiva los alimentos con los que nos alimentamos y mantiene viva una enorme riqueza natural, etnográfica y patrimonial que es patrimonio común.

 


Que las zonas rurales sean un lugar atractivo para los que residen ya en ellas o los que están pensando en trasladarse es uno de los objetivos de un bloque de medidas incluidas en la Ley frente a la Despoblación de Castilla-La Mancha, gracias a la cual las personas que tengan fijada su residencia habitual y efectiva en zonas escasamente pobladas podrán deducirse hasta un 25 por ciento de la cuota íntegra autonómica, dependiendo de la zona y del tamaño del municipio. Así, en las poblaciones de entre 2.000 y 5.000 habitantes sus contribuyentes podrán desgravarse hasta un 20 por ciento, mientras que en las poblaciones menores de 2.000 habitantes podrán deducirse hasta el 25 por ciento.

Y para que sólo puedan acogerse a esta medida tributaria los residentes reales de estos pueblos, el contribuyente ha de tener la residencia habitual en una zona escasamente poblada, lo que equivale a permanecer en dicho territorio más de 183 días durante el año natural o que sea el núcleo principal de sus actividades o intereses económicos. Además, debe cumplir el requisito de tener una estancia efectiva, para lo que es necesario estar empadronado, disponer de la tarjeta sanitaria y, en caso de unidades familiares con menores en edad de escolarización, tener una matrícula en alguno de los centros educativos de la localidad.

Para estas áreas escasamente pobladas también se ha establecido una deducción por la adquisición, construcción o rehabilitación de vivienda habitual del 15 por ciento de los gastos y se ha fijado una deducción de 500 euros por el traslado de vivienda habitual por motivos laborales a zonas escasamente pobladas.

Esta nueva medida, ya aplicable en la actual campaña de la Renta, beneficia de lleno a una provincia como Guadalajara, donde 267 de sus 288 municipios se encuentran en zona de extrema despoblación, lo que representa el 93 por ciento de los municipios de la provincia. Esto supone que 53.000 habitantes de la provincia de Guadalajara se van a poder acoger, por primera vez, a estas ventajas fiscales en su declaración de la renta por el mero hecho de tener fijada su residencia en zonas escasamente pobladas.

Ahora se busca también que la demarcación territorial que establece Europa para beneficiarse de las ayudas a la despoblación sea comarcal y no provincial. De lo contrario, se quedaría fuera del mapa europeo de ayudas Guadalajara, que en el 93 por ciento del territorio que no es el Corredor, es la zona más despoblada de la Unión Europea.

Desgravaciones fiscales en la actual campaña de la Renta

- Hasta el 25 por ciento

Desgravación de hasta el 25 por ciento de la cuota autonómica del IRPF para las personas que tengan estancia efectiva en zonas escasamente pobladas (extrema e intensa despoblación).

- Compra o reforma de vivienda

Deducción del 15 por ciento para adquisición o rehabilitación de una vivienda habitual en estas zonas . 

- Traslado a las zonas rurales

Deducción de 500 euros durante los dos primeros años en la cuota íntegra autonómica por traslado de vivienda habitual por motivos laborales.

- Ayudas al emprendimiento

A las desgravaciones fiscales se suma también el incremento en hasta un 40 por ciento de las ayudas a quienes emprendan en estos territorios. 


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 1.8092 seg., Memoria Usada: 0.98 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2022