29/09/2020 / 10:23
D.Pizarro


Imagenes

Crecen los residuos voluminosos abandonados en la calle

Los ayuntamientos denuncian en redes las acciones incívicas de sus vecinos.


Ha sido una constante este verano. Junto con las denuncias de las irresponsabilidades en la pandemia o la proliferación de botellones, algunos ayuntamientos han tenido también que lidiar con la falta de civismo de algunos vecinos en lo que respecta a limpieza viaria. Porque el abandono de residuos voluminosos en plena calle, ya fuera en una acera, junto a contenedores ordinarios o a las puertas de puntos limpios, está totalmente prohibido. 

Por ello, los consistorios han acompañado esas denuncias públicas en redes sociales con recordatorios de las posibilidades que tienen los vecinos para que se recojan esos muebles, colchones o televisiones, así como los horarios de los puntos limpios municipales. En Humanes, la alcaldesa Elena Cañeque reconoce que lo que antes era algo más puntual se ha multiplicado durante estos meses de verano. “El problema es que hemos tenido un gran aumento de población, ya que mucha gente no se ha ido de vacaciones fuera, y parece que muchos han aprovechado para cambiar colchones, televisión… todo”. Cañeque señala que los motivos de abandonar estos trastos viejos en la calle puede ser la “comodidad”, dado que “nuestro punto limpio está en la carretera de Alarilla”. Ello ha obligado al Ayuntamiento a realizar “al menos” una recogida semanal de voluminosos, un servicio municipal que no entra dentro de las competencias de la Mancomunidad Dos Campiñas, a la que pertenecen para la recogida selectiva de basura. “Es complicado concienciar a la gente. Enfrente de mi casa tiraron recientemente una caldera y muebles con cajones, y así todos los días”. Según cálculos del Ayuntamiento, este verano se han podido recoger unos 30 televisores de la calle. “Si no ves a alguien tirándolo en ese momento, es difícil establecer sanciones”, lamenta la alcaldesa.

Control de las cámaras

En Torija también han criticado estas actuaciones. A través de Facebook, el Ayuntamiento recordó que existe un servicio de recogida a domicilio y que es gratuito. Simplemente hay que llamar al número de teléfono 949 32 00 29 para pedir cita y acordar el día de recogida. Asimismo, el Consistorio no duda en revisar las cámaras de seguridad para dar con los responsables de estos hechos. “Esperamos que el responsable recapacite y se lo vuelva a llevar a su casa”, señaló el Ayuntamiento el pasado mes de agosto junto a la fotografía de uno de esos vertidos. 

En la misma situación se ha encontrado el Consistorio de Brhuega en los últimos meses. Junto a otra imagen de voluminosos en la calle, el Ayuntamiento recordó en Facebook que el punto limpio está abierto de lunes a jueves de 9.00 a 14.00 horas y viernes de 9.00 a 19.00 horas. “Podéis depositar todo tipo de residuos, menos los considerados peligrosos”, apuntó el Ayuntamiento en esa publicación, en la que pidieron “responsabilidad” a los vecinos para mantener cuidado el municipio. “Evitemos paisajes como el de la foto; los vecinos nos merecemos un pueblo limpio”.

También el Ayuntamiento de Sigüenza se ha tenido que pronunciar para poner fin al vertido de residuos de grandes dimensiones. En un comunicado de este verano, llamó a la “responsabilidad” y al “civismo” de los vecinos al recordar que dejar mercancías y voluminosos en zonas urbanas está prohibido. Para facilitar su retirada, el Ayuntamiento ofrece la retirada de los materiales a domicilio por parte de la Brigada Municipal. Para ello hay que llamar al teléfono al 949 390 850 y concertar una cita. A esto hay que sumar  el punto limpio de la Diputación, en el Camino de Valdecán, con un horario de apertura de lunes a sábado, de 9.00 a 13.00 horas y de 16.00 a 18.00 horas. “Es responsabilidad de todos mantener Sigüenza limpia, y aún más si queremos ser ciudad Patrimonio de la Humanidad”, recordó entonces el Ayuntamiento. 

“Limpieza general”

Cabanillas del Campo, integrada en la Mancomunidad Vega del Henares para la recogida de residuos sólidos urbanos, sufre la misma situación. El alcalde, José García Salinas, reconoce que es algo “continuo” a lo largo del tiempo, aunque es cierto que se ha notado un “importante” aumento durante la pandemia. “Parece que a la gente le dio por la limpieza general”. Porque se incrementó la recogida en todos los contenedores –verdes, amarillos, papel y vidrio–. “La mancomunidad nos trasladó un plan especial porque había un aumento considerable de los residuos”, recuerda. En cuanto a los  voluminosos, “es verdad que, por una parte, hay algunos vecinos que son incívicos y los depositan en la calle, pese a tener todas las facilidades”. 

Se refiere el alcalde a la recogida a domicilio, para lo cual pueden llamar a la línea verde habilitada para ello. “También pueden depositar estos residuos en el punto limpio con total facilidad”. Y añade que en Cabanillas incluso se recogen los restos de poda en la propia puerta de casa. “A pesar de todo, nos encontramos los grandes residuos en los bordes de los contenedores”. Pero señala que no sólo se trata de vecinos, sino que también hay empresas de reforma que, aprovechando la obra, depositan en la calle el saco con escombros, lavabos, bidet o inodoros.


En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.nuevaalcarria.com colocará cookies própias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información

Tiempo: 0.4872 seg., Memoria Usada: 1.25 MB

Diseño web Inweb © 2015 - 2020